"Aztlán": el disco de Zoé con el que experimentarás una melancolía cósmica

Martes, 24 de abril de 2018 16:59

|Pedro David
aztlan nuevo disco de zoe

La magia de una de las agrupaciones más emblemáticas de México, se desenvuelve entre los orígenes de su país y la presuntuosa imagen individual de sus integrantes: Zoé publica su nueva producción discográfica titulada Aztlán. La banda liderada por el poético León Larregui y sus compañeros Rodrigo Guardiola, Sergio Acosta, Jesús Báez y Ángel Mosqueda, han creado una atmósfera púrpura y desgarradora que pasa por el amor, la impaciencia, los sentimientos ocultos para terminar en una especie de melancolía cósmica.


Hay que hacer énfasis sobre los cinco pilares de la banda, cada uno es importante y cada vez esta agrupación encara los estándares líricos y sonoros que se encuentran en la actualidad, gracias a su interés y perseverancia es como llegan a desarrollar grandes canciones y ritmos de vanguardia que se ven reflejados en la 12 canciones que hoy ofrecen en Aztlán, el sexto álbum de estudio de Zoé.


aztlan nuevo disco de zoe 1


Auguremos un poco de pies a cabeza sus temas. El primer track se llama "Venus", que desprende los primeros tintes poéticos en medio de un sonido más relajado y conceptual; el tema "Azul" se dio a conocer el 1 de marzo y ya cuenta con videoclip oficial, se integra como una de las canciones esenciales y melancólicas del álbum, pues su letra reafirma el gran potencial de la banda; la siguiente es "No hay mal que no dure", el sonido pareciera saludar a la inspiración de The Smiths o Joy Division, mientras León interpreta con suavidad el tema, la guitarra de Sergio resuena entre el sintetizador característico del pop-indie de los 70.


El cuarto tema se titula "Al final", canción que toca un ambiente social, que repercute al último pensamiento cuando todo termina: "Al final todo cobra sentido, cuando se acerca el final, hicimos todos lo mismo con una fuerza brutal"; quizá "Hielo" sea el tema más bailable del disco en cuestiones rítmicas, ya que a la mitad de una letra un tanto delirante y apretada, se deja apreciar ese sonido electrónico y rockero similar al que ofrece Damon Albam y sus Gorillaz.



"Luci" es uno de los temas más entrañables que contiene este álbum, la letra es un poema con armoniosa melodía, la canción proporciona la ausencia eufórica que contrapunta a la siguiente; "Aztlán", la que le da nombre al disco, para luego llegar con "Temor y temblor", una de las canciones que se lanzó como segundo corte de difusión y se trata de un tema simbólico que se identifica por el ritmo que Ángel Mosqueda le otorga con el bajo eléctrico en compañía del hi hat de Guardiola.


El track nueve pertenece a esa oscuridad y pesadez, se trata de "Renacer", una canción esperanzadora que si la escuchamos con atención pareciera que la letra esconde algo más allá de lo que Larregui interpreta; con poco más de seis minutos se convierte en la canción más extensa del disco y permite explorar su letra con ambigüedad y astucia.


"Ella es magia", el tema que desprende una amorosa melodía groove, que en pocas horas de su lanzamiento se convirtió en uno de los temas favoritos del público, la letra es un vehículo nada desconocido para la agrupación, pues cantarle a seres de otro planeta se ha vuelto algo icónico de la banda. La canción tiene el último minuto melódico que sirve de puente para iniciar el caos vivencial con el tema "Oropel", que de igual manera se ha convertido en uno de los temas preferidos de sus fanáticos.



El disco concluye con una atmósfera vital de otro mundo; "Clarividad" es el track encargado de cerrar con broche de oro una aventura que empezó a disiparse en los últimos meses de 2017. Hoy encontramos a una banda más fresca que trata de recuperar cada vez algo de sus orígenes sin olvidarse de quiénes son y menos de la imagen que representan para el rock mexicano.



**


Conoce a los artistas que definieron la música pero que murieron muy jóvenes, pues gracias a ellos nacieron las mejores bandas que ahora son un éxito.

REFERENCIAS:
Pedro David

Pedro David


  COMENTARIOS