NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones para conocer más bandas de rock progresivo además de Pink Floyd

15 de diciembre de 2017

Liliana Estrada

Entrevistamos a David Cortés Arce, escritor y periodista que presentó la reedición del libro 'El otro rock mexicano' y si eres amante del progresivo, este artículo es para ti...

A finales de los sesenta surgió un género que no fue apto para todos los oídos; en él se utilizaban instrumentos distintos a los convencionales para el rock, muchos de ellos se asociaban regularmente al jazz o a la música clásica. Percusiones extraídas desde aparatos o armatostes que no se pensaban que se podrían utilizar para generar un sonido; muchas de las canciones no tenían letras y si tenían era sólo para cubrir pequeños espacios, dejando paso abierto a la explosión sonora, a la psicodelia que explora los sentidos y recorre los poros del cuerpo.

 

Podríamos hablar de Pink Floyd, Yes, Jethro Tull, King Crimson o Genesis, pero no. Fueron precursoras de todo un movimiento y quizá sean las bandas más grandes del género, pero al mismo tiempo que The Mothers of Invention –banda liderada por Zappa– inspiraba a Lake & Palmer, en México se inició una escena underground pocas veces reconocida y estudiada. El periodista David Cortés Arce en su libro El otro rock mexicano les da su lugar a todas estas agrupaciones que desde los 70 hasta la actualidad han mantenido vigentes ciertas técnicas experimentales y sonoras que nunca conquistaron el mainstream.


 

En entrevista para Cultura Colectiva Música, David Cortés comentó que la falta de éxito de estas bandas se debe a que no había espacios adecuados para presentar su música. Los lugares donde tocaban eran poco concurridos y eso deparó en que se convirtieran en una especie de red subterránea de alto contenido musical. Arce también afirmó que las grandes escenas musicales a nivel mundial se generaron en pequeños clubs y ahora, lo que posiciona a los nuevos referentes de la música son los grandes escenarios, pero el progresivo o rock experimental siempre ha estado ahí, esperando a tener un lugar que le haga justicia.


A lo largo de esta charla cuestionamos al autor con respecto a qué bandas consideraría como buenas dentro del “otro rock mexicano”: ¿Los grupos deben ser considerados por su popularidad o por su sonido? Hay agrupaciones que fueron grandes por su trascendencia e influencia pero musical y conceptualmente hay otras que lo hacen mucho mejor.


 

Uno de los más grandes méritos del rock progresivo en México es que ha permanecido por décadas, han surgido nuevas propuestas y se ha fortalecido con el pasar de los años sin dejar el underground, por eso Cortés lo llama en su libro “El otro rock mexicano”. Su primera edición salió en 1999 y ahora ha sido actualizado con 200 páginas más, dentro de él podrás encontrar a estas agrupaciones, más de 500 discos, 200 bandas y 100 entrevistas que describen no todo lo que existe dentro de la escena, pero sí lo mejor de ésta.

 

Troker


 

Mezclan el jazz, la psicodelia, con un toque de post rock, funk e incluso mariachi, para terminar en algo que llamamos comúnmente progresivo. Esta banda es una de las más reconocidas a nivel mundial, se han transformado disco a disco y se han presentado en más de 15 países con un rotundo éxito. Desde Glastonbury y SXSW, hasta el Winter Jazz Fest en Nueva York han dejado un gran sabor de boca con su excelente ejecución musical.

 

«En una década Troker ha trazado una trayectoria ascendente y gustan de los retos, de replantearse lo alcanzado y abrir nuevos caminos; eso lo ha vuelto uno de los pocos grupos que ha conseguido girar fuera de México constantemente. Son una carta fuerte de la escena nacional, una entidad sonora respetable y solida».

 


Cabezas de Cera


 

Comenzaron en 1995, se podrían considerar como una de las bandas mexicanas con mejor propuesta en su género. Han tenido reconocimiento fuera de México. Su innovación va desde la composición hasta la creación de sus propios instrumentos musicales que ejecutados por ellos han conseguido engrandecer su sonoridad y presencia en los escenarios. Siete producciones los respaldan, una de ellas está grabada en vivo en el NEARFest, en Estados Unidos en 2009, donde podrás explorar más allá su sonido y complejidad musical en directo.

 

«No lo podía creer. Armados de bajo, guitarra y batería, los tres dejaban escapar de sus instrumentos una mezcla de jazz y rock, una fusión vigorosa, fresca y espontánea».

 



El Gabinete


 

Iniciaron en el 2006, ellos mismos no se podrían encasillar en un solo género, pero buscan hacer crecer su lenguaje musical componiendo y presentándose en vivo. Buscan implementar, además de buena música, un show visualmente completo, apoyándose de la tecnología y la iluminación para generar un espectáculo que explore otros sentidos.

 

«Es un ejemplo de las dificultades para practicar música distinta en este país. Sus presentaciones son esporádicas, tal vez promedien unas diez al año y siempre para un público reducido, no por ausencia de calidad de su propuesta sonora, sino porque en el medio campea la ignorancia, el desconocimiento».

 


Luz de Riada


 

Tienen tres producciones de estudio, nacieron en 2010 pero ha sido suficiente tiempo para que lograran consolidar un sonido y una trascendencia tal que David Cortés los contempló para esta publicación, fue fundada por Ramsés Luna exmiembro de Cabezas de Cera, que junto con Alonso Arreola en el bajo, Abraham Velasco en la batería y Emmanuel Pina en diversos instrumentos consiguen elevar ese momento sensorial sonoro a lo más alto.

 

«"Callejón de igualdad" es una composición lenta, inclinada al folk en donde el saz de Ramsés suena como si se tratara de un acordeón y en la cual encontramos sutiles diálogos entre los instrumentos. Gustavo Jacob, diestro en la guitarra, también se muestra avezado al bajo; aquí ancla el ritmo con seguridad y se torna eje fundamental sobre el cual gira lo demás».

 

 

– 

Decibel


 

Esta banda inspiró a Cortés a escribir El otro rock mexicano, esta agrupación inició e 1973 y a pesar de que ha estado inactiva durante algunos años marcaron un antes y un después en la escena del rock progresivo mexicano. Durante la década de los 70 presentarse como un grupo de rock era peligroso y lo hacían en museos y galerías anunciándose como una banda de jazz; por esta razón son pioneros en el progresivo, en el uso de cintas pregrabadas, ahora conocidas como samplers y realizaban performances en vivo lo cual nutría la experiencia de verles en vivo.


«El rock se gestaba contracorriente. Los grupos mexicanos improvisaban equipos que les permitieran sonorizarse y escuchar –muchas veces por primera vez– su propia música, creaban escenografías con los materiales que, en la mayoría de los casos, tenían como cómplice el juego de luces. En la arena progresiva, Decibel explotó con mucho éxito estos recursos».

 


::


Todas las citas fueron extraídas de la entrevista realizada a David Cortés Arce y del libro de su autoría El Otro Rock Mexicano.

TAGS: Recomendaciones Playlist Canciones
REFERENCIAS:

Liliana Estrada


Coordinadora de Sección - Música

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Señales de que podrías tener problemas en la próstata Es tan lindo saber que ahí estarás todas mis noches "Las oscuras primaveras": La película que nos muestra lo que somos capaces de sacrificar por sexo Cómo coquetear con alguien la primera vez que lo conoces Para mi mejor amigo Rompiste corazones, quebraste almas, pero a mí me destruiste toda

  TE RECOMENDAMOS