Canciones que amábamos y hoy nos avergüenzan

martes, 29 de septiembre de 2015 4:01

|Daniel Morales Olea



Es durante la y adolescencia que vamos perfeccionando nuestro gusto musical, poco a poco nos encontramos una banda más impresionante que otra o un compositor que expresa más y a veces menos que el que en algún momento fue nuestro favorito y así hasta el último play que la vida nos permita dar. La música que nos gusta y marca cambia todo el tiempo, pero a través de la prueba y el error es como logramos darle identidad a esta vida y vamos por ahí viviendo por medio de un buen playlist.

canciones que amábamos

Durante esa maduración musical, mezclada con la época en la que crecemos, nos encontramos con mucha música que durante un tiempo nos hipnotiza, nos atrapa y la cual coreamos día tras día, volviendo locos a nuestros padres e incluso amigos. Pero al crecer nos damos cuenta que quizá no era la canción más trascendental de la historia. Claro, algunos son himnos del pop y rock que se podrían considerar intocables, otras tantas son canciones que nos llevaron de la mano en diferentes etapas y aunque muchas de éstas no son las mejores, intentaremos esquivarlas en público aunque las escuchemos a escondidas.

Estas son algunas de esas canciones que hoy, al recordarlas de buena o mala gana, no son tan sorprendentes como la primera vez que llegaron a nuestros oídos e incluso pueden hacernos pensar "¿Yo escuchaba eso?".

 

Spice girls - Wannabe

 

Empezamos por una de las canciones más obvias. Las Spice Girls cosecharon grandes éxitos en los noventa aunque fue este fue su mayor éxito. Hoy pocas personas pueden cantar enteramente la canción sin equivocarse, en su momento fue la favorita de muchas.

 

Lou Bega - Mambo No. 5

 

La facilidad para cantarla y su ritmo pegajoso la llevaron a la cima de las listas de éxitos, lugar en el que se mantuvo por meses. La canción nos sacó de la rutina radiofónica que se vivía en el momento, pero su popularidad fue la que la llevó a la ruina. Poco a poco las nuevas versiones, los remixes que indiscriminadamente usaban e incluso una canción usando personajes de Disney llevaron a todos al hartazgo y a enterrarla para siempre

 

The Rasmus – In the Shadows

 

The Rasmus es uno de esos grupos que mezclaron el pop el rock e incluso el hard rock y la música gótica. “In the shadows” fue la canción que dio a conocer a la banda finlandesa por todo el mundo y su popularidad duró unos cuantos años pero realmente nunca se consolidaron como una gran banda. El sonido oscuro pero amigable lo hizo popular en las estaciones comerciales que se impresionaron por el “rock” que la banda tocaba y hoy sólo verdaderos fanáticos continúan escuchando el track con regularidad.

 

Linkin Park – In the end

 

Linkin Park es una banda bastante extraña. Con sus discos Hybrid Theory y Meteora mostraron al mundo una nueva forma de hacer rock, pero el rock alternativo que tocaban poco se parecía al de otras bandas que en esos años iban por el mismo camino, después desaparecieron por unos años y regresaron con el lanzamiento de la franquicia de cintas de Transformers. "In the end” vive entre muchos como una de las grandes canciones de rock de principios de la década pasada, pero basta con encontrar otras grandes obras de esos años para darnos cuenta lo ingenuos que pudimos ser.

 

Crazy Town – Butterfly

 

Quizá esta canción dio pena desde el principio. Su extraño video en el que se contraponían hombres musculosos sin playera junto a mariposas añadidas digitalmente con tecnología noventera ya era suficiente para fruncir el ceño. Pero el ritmo con el que "Crazy Town" creó la canción Butterfly lograron que la gente la escuchara y hoy es uno de los gustos culposos más grandes

 

Sean Paul ft Sasha – I’m Still in love

 

El uso de la canción de Alton Ellis llamado “I’m still in live with you” en su versión rock/rap/reggae fue una abominación para muchos, pero no para quienes aún no conocían la grandeza de alguien llamado Alton Ellis y su legendario rocksteady.

 

Dido – Thank you

 

MTV fue el puente entre la música y las nuevas generaciones, durante muchos años, pero la llegada de la música digital fue lo que llevó a un imperio musical a la ruina creativa y fueron artistas como Dido que lamentablemente vieron el lento pero inevitable desgaste de la cadena. Esta canción es un recuerdo del comienzo de esa etapa oscura de MTV en la que se fue perdiendo la calidad en pro del rating y eso significó usar esta canción hasta el hartazgo.

  

Bloodhoung Gang – The Bad toch

 

Bloodhoung Gang es una banda que nadie tomó en serio, pero eso no es una ofensa para ellos,  ni ellos lo hacían... Todo su concepto y línea musical fue inspirado y creado bajo un concepto, el humor. Quizá fueron pocos los verdaderos fans de esta banda pero “The Bad Touch” hizo cantar a todo el mundo a pesar de tener una letra que al crecer y entender lo que significa no es fuente de nuestro mayor orgullo.

 

Simple plan – Perfect

 

Si hoy a una banda genérica con un sonido rock/folk y vestimenta vintage se le denomina “hispter” , Simple Plan fueron el equivalente durante los años 2000. Ataviados de converse, y una actitud estilo Blink 182, esta banda pronto encontró un nicho entre los adolescentes, por lo que su música giraba en torno a lo incomprendido que te puedes sentir, los problemas familiares y muchas de las exageraciones que creamos cuando estamos pasando por esa etapa. Escuchar esta canción, poner atención a la letra y recordar la forma en la que la cantábamos y la “conexión “ que sentíamos con la música puede causarnos escalofríos.

 

Good Charlote – I just wanna live

 

Claro, usar un disfraz de pizza es divertido a cualquier edad, pero el recuerdo de un fleco que tapaba medio ojo, el cual por cierto estaba indiscriminadamente cubierto de maquillaje hicieron que rápidamente perdiéramos la fe en esta banda que al parecer trajo la moda de agrupaciones cubiertas de tatuajes cuya música gira en torno al amor y nada más.


Te puede interesar: Los tributos más vergonzosos que hemos escuchado


TAGS: Canciones
REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS