Canciones para soportar la levedad del ser
Música

Canciones para soportar la levedad del ser

Avatar of Andrea Paz

Por: Andrea Paz

3 de febrero, 2016

Música Canciones para soportar la levedad del ser
Avatar of Andrea Paz

Por: Andrea Paz

3 de febrero, 2016



“Los amores son como los imperios: cuando desaparece la idea sobre la cual han sido construidos, perecen ellos también”.
Milan Kundera


Ya dijera Nietzsche que estamos condenados al infinito retorno, pues según sus palabras, vivimos en “un mundo basado esencialmente en la inexistencia del retorno, porque en ese mundo todo está perdonado de antemano y, por tanto, todo cínicamente permitido” y si entender esa idea con este conjunto de términos, sólo pensemos que cada que alguien nos rompe el corazón no lo hace una ni dos veces, lo hace decenas de veces, mismas a las que nosotros nos prestamos en incontables ocasiones porque es una especie de exquisito dolor que nos causa placer… un infinito retorno.

Una de las acciones más naturales del ser humano es que, cuando el alma sufre, busca acercarse a distintas expresiones artísticas para buscar consuelo, una de ellas es la música, la pintura o bien, la literatura, a través de la cual nos reparamos el corazón. Una de las obras a las cuales es inevitable llegar en esos momentos es “La Insoportable Levedad Del Ser”, una de las obras más conocidas de Milan Kundera y publicación que ha marcado a generaciones enteras porque aborda de forma un tanto cruda pero natural justo la levedad de todo ser humano al que le preocupan poco las consecuencias decisiones porque simplemente busca satisfacerse en el momento mismo.


mujer espejo recuperar la confianza


Todo esto, a través de los eternos amores fallidos, de la locura y dolor que puede provocar alguien volátil, de pasiones desbordadas, de deseos reprimidos y sucesos inevitables en los que la vida te envuelve.

Quién aún no haya tenido entre sus manos el libro, en algún momento él llegará y quien quiera aprender de amor, corazones lastimamos y de lo complicada que puede llegar a ser la vida y los tropiezos, puede tomarlo y leerlo una vez más como una de esas grandes lecciones que nunca se olvidan. Mientras algo de lo anterior sucede, estas canciones son la mejor forma para dejarse llevar y después caer por el peso mismo de los sentimientos que provocan.  



Almanac – Volcano Choir

Este es uno más de los proyectos alternos de Justin Vernon y aunque el disco “Repave” al que pertenece este track es pequeño en duración, es grande en sonido, en propuesta y discurso. Escucharlo es como su portada: un mar abierto de color uniforme, con olas agresivas pero que de alguna forma tranquilizan bajo el cielo nublado.


The Nothing Song – Sigur Rós

Los paisajes sonoros de Sigur Rós se prestan a decenas de etiquetas: post rock, dream pop, ambient, wave y un largo etc. de géneros que jamás nos imaginamos pero todos no son más que referencias para adentrarse en su universo, uno en el que existen diferentes tipos de llanto que se dan entre distintas temperaturas, estados de ánimo, peso y cantidad de lágrimas. Con Sigur Rós se llora frío pero con acalorada impotencia y con lágrimas que cargan todo el peso de (tu) un mundo. Sigur Rós no es un lamento, sino un estado de hiperconciencia, es cálido pero no hierve; es frío al mismo tiempo, pero sólo para contrarrestar excesiva calidez.



A Little God in my  Hands – Swans

Desde el primer riff de guitarra paciente, pero con furia destructiva en potencia, Swans se caracteriza por sonidos que provocan altibajos experimentales que dan vida a un demonio mítico que vive en nuestro interior. La combinación que manejan entre sonidos industriales crudos, guitarrazos, tambores martillantes, vocales entre susurrantes e iracundas, ruidos inesperados y sonidos ambientales profundos, transportan a paraísos tóxicos surrealistas y en ocasiones remontan a rituales y ofrendas al inframundo.



Apocalypso – Mew

Cuando la melancolía te invade y no hay hacia dónde correr porque no importa cuánto te muevas, ahí está, es momento de dejarte caer pero de la mano de Mew. La voz de Jonas Bjerre siempre será la protagonista pero el sonido y las texturas envolventes son lo que hace de esta banda una terapia catártica que abraza todos los sentidos, aun los que no sabías que existían en ti.


Paracosm- Washed Out

"Paracosm" significa “un mundo imaginario o de fantasía”, pero el sonido de Washed Out es tan surreal como terrenal. Dentro del disco del mismo nombre del track, hay canciones hay grabaciones de gente y naturaleza, como un picnic musicalizado por una fantasiosa arpa que hace conexión con la nostalgia. ‘Paracosm’ es como tomar memorias pasadas pero sólo ver la versión idealizada, probablemente una versión más perfecta de lo que en realidad podemos experimentar entre colores y texturas.



Waiting for a Sign- Savages

Savages pide silencio, apaga tu celular, cierra la boca, cállate. Este grupo de mujeres londinenses no encaja en la corriente, ni siquiera llegaron a tiempo para el post punk revival, pero ese es el punto. Savages es una vacuna contra lo predecible y el abuso de lo que tiene sentido en el siglo XXI. Escuchar a estas mujeres no es fácil, sino salvaje y demandante.


Calgary – Bon Iver

Uno de los maestros por excelencia es -una vez más en esta lista- Justin Vernon. Cuando se tiene roto todo, absolutamente todo, su vez es uno de los mejores analgésicos. Tal vez después o mientras lo oyes te den ganas de alejarte del mundo ruidoso y asqueroso en el que te sientes, pero una vez que termina cualquiera de sus discos se acabaron los lamentos porque su folk cálido y suave es como esa llovizna que llega para limpiarlo todo.



Where Have You Been – Andy Hull

También el ritmo de folk, Hull inició su proyecto en solitario con claras influencias de Morrissey y The Smiths, por lo que, no es de sorprenderse que su esencia sea más bien melancólica. La línea de sonido y letra que se unen en una misma hacen del cantante un palmo de sentimientos que evocan tranquilidad y desahogo.


Cosmogony – Björk

Los recientes trabajos de Björk son como todas esas cosas en el mundo que no hay que entender, simplemente amar por la atmósfera que crean y las sensaciones que evoca. Su música es más bien como una muestra del futuro de la industria musical en cuanto a concepto y el traspatio de ella, olas y olas de sentimientos y experiencias que hicieron de la cantante una artista transgresora.


Remember Me as a Time of Day – Explosions in the Sky 

Sobran las palabras cuando se tienen estas canciones definidas por guitarras y otros tantos suaves instrumentos. Su música es simplemente hipnótica, es sumergirse en el océano y aún así poder ver lo infinito del cielo sin nadie más que te lo impida. Pero atento, que Explosions in the Sky sólo cae bien en específicos momentos en la vida.  



***
Te puede interesar: 
Canciones de grandes bandas que no son las mejores pero son nuestras favoritas
Mujeres sobrevaloradas en el mundo de la música




Referencias: