Canciones póstumas de Amy Winehouse que revelan su estado mental

Jueves, 13 de septiembre de 2018 16:05

|Corina Mendoza
canciones postumas de amy winehouse

Pocos meses después de su muerte, sus amigos y productores reunieron un álbum con los secretos más profundos de Amy Winehouse.



"Un Rickstasy, por favor"; seguramente así se presentaba Amy en los pubs londinenses. A pesar del éxito obtenido con sus álbumes y la fama que inmediatamente cobró, Amy Winehouse tenía como pasatiempo ir a los pubs a tomar un par de tragos y jugar unas partidas de pool.


Antes de conocer a Blake Fielder, el gran amor de su vida y su peor enemigo, Amy Winehouse era una chica normal que salía a beber algunas copas, divertirse y fumarse unos cuantos cigarrillos, en el transcurso de esta juventud y a la mitad de su ascenso musical, Fielder se cruzó en su camino y sucedió el cataclismo...



Conocerlo y enamorarse de él significó una apertura al mundo de las adicciones y un cierre a su independencia y amor propio, el vínculo que fue formando con Blake estuvo hecho de heroína, codependencia, alcohol y toxicidad; mientras más lo amaba, más se aproximaba al abismo de su propia destrucción.


Sí, seguramente existen mujeres que digan, ¿por qué no simplemente lo dejó? Pero si fuera así de sencillo como decirlo, Amy y muchas otras y otros seguirían con vida plenos y felices. El amor arrebata la capacidad de cualquier cosa, es imposible mirar las cosas con objetividad y todos tus sentidos se vuelcan en beneficio del otro, es así como poco a poco vas cavando tu propia tumba.



Posiblemente Blake Fielder de verdad la amó y trató de hacerla feliz a su manera, el que dicha manera estuviera envuelta en decadencia, cocaína, alcohol y heroína fue un mal giro del destino.


Cuando alguien cercano a ti se encuentra en esta situación, por mucho que intentes —"¡amiga, date cuenta!"— jamás lograrás separarla o separarlo de la fuente del daño, todos tus esfuerzos se verán reducidos a la indiferencia y al desprecio.


No es que sus amigos la hayan abandonado o que se sentaran a verla destruirse, simplemente nada de lo que dijeran la haría volver. Ya había terminado con Blake —es decir, éste la había abandonado para regresar con su exnovia— y, aunque con trastornos alimenticios y severos problemas de salud por el abuso de sustancias, había recuperado el aliento en medio del éxito que le reportó "Back to Black", pero una tormenta amorosa como la de Amy Winehouse y Blake Fielder no se calma con un rayo de sol.



Por este simple motivo reiniciaron su relación, más dañina y tóxica que nunca ya que los excesos eran mayores y el amor venenoso que se tenían los llevaba a discutir, pelear, golpearse y autolesionarse... Arrastrando todo ese malsano peso, decidieron casarse en 2007. No obstante, la vida, que siempre tiene lista la peor de las sorpresas, puso a Blake en prisión por provocar una pelea en un bar, y fue este hecho lo que acabó de hundir a Amy, porque mientras Fielder pasaba los días en prisión, Amy luchaba contra la bulimia y la depresión en el centro de la soledad y las drogas. Cuando al fin había decidido ponerle un fin a las adicciones, la encontraron en su departamento con tres botellas de vodka en su sangre...



Su muerte fue un impacto para el Blake encarcelado y para el mundo entero. Jamás volveríamos a escuchar sus ojos tristes ni oler la tristeza de sus canciones; todo había terminado para siempre.


La disquera de Amy decidió destruir todos los demos para evitar el sensacionalismo, sin embargo, los productores y amigos de la cantante, Mark Ronson y Salaam Reimi, decidieron recopilar un álbum póstumo con todas las participaciones y performances privados de Amy, tracks que cantaba en la intimidad de su hogar acompañada de un cigarrillo y una guitarra una nublada tarde de sábado: "Lioness: Hidden Treasures" es el álbum.


-

Por supuesto, la crítica acabó el disco no tanto por la voz poco educada de Amy —aunque no por eso menos cautivadora—; la razón de las duras críticas y la mala recepción fue el hecho de lucrar cuando su corazón apenas había perdido la tibieza de la vida. No obstante, la voz de Amy tocará cualquier alma que la escuche, así ha sido y así será siempre.


¡Un Rickstasy en tu honor, Amy!


*

Te puede interesar:


14 frases de Amy Winehouse para entender que el amor puede matarnos

La vida privada de Amy Winehouse en 10 fotografías inéditas de Blake Wood

Corina Mendoza

Corina Mendoza


Correctora de estilo / Articulista de Entretenimiento
  COMENTARIOS