Canciones que siempre querrás que te dediquen pero nunca lo harán porque no eres una princesa
Música

Canciones que siempre querrás que te dediquen pero nunca lo harán porque no eres una princesa

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

12 de enero, 2017

Música Canciones que siempre querrás que te dediquen pero nunca lo harán porque no eres una princesa
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

12 de enero, 2017




A veces el amor es la única forma de salvarnos de la tortura que representa la realidad, pero real como podamos concebirlo, el amor es un viaje al infierno que parece no tener boleto de regreso. Queremos el amor de las películas, romance lleno de estrellas y promesas que son para siempre. Soñamos con la pasión desmedida que las canciones rezan una y otra vez en nuestros reproductores. Cine y música, dos artes que retratan ese sentimiento de maneras que nos hacen llorar de felicidad, pero a final de cuentas es la obra de arte la que conocemos y no todo lo que pasó para que existieran dichas odas al fuego eterno.

Hay amores tortuosos, inestables y eternos, después está el de Paul Simon y Carrie Fisher. El cantante que se hizo famoso por ser la mitad de Simon and Garfunkel y la primera mujer superestrella de una de las sagas más importantes del cine vivieron una de las relaciones más entrañables y extrañas de Hollywood, pero también una de las más reales. 

paul simon carrie fisher jovenes

La actriz que dio vida a la princesa Leia declaró en la publicación de su último libro que durante el rodaje de "Star Wars" mantuvo un corto romance con Harrison Ford. El evento escandalizó a algunas personas, pero lo que muchos no saben es que si bien 1977 fue importante para Carrie Fisher por "Star Wars" y Han Solo, tal vez en su vida personal fue más importante por haber conocido a Paul Simon, el verdadero amor de su vida. 

La verdadera realeza de Hollywood, hija de Debbie Reynolds y Eddie Fisher, estaba comprometida y otros hombres buscaban su amor, pero ella, apunto de saltar a la fama internacional sólo quiso a Simon. Él era 15 años mayor que ella y se enamoró de inmediato. El mundo artístico pinta el amor como el más grande sentimiento, pero la realidad es que la vida no es así. Ambos tenían más problemas de los que podían soportar y juntos formaron una de las parejas más problemáticas de Hollywood.

paul simon carrie fisher sonrisa

Simon ya sabía de amor y dolor. Con su banda Simon & Garfunkel llegó a la cima con 'The Sound of Silence', una de las canciones más tristes de la historia y en 1975, dos años antes de conocer al amor de su vida publicó la canción '50 Ways to Leave Your Lover'... el título lo dice todo. 

Fischer ya era adicta a las drogas, las conoció a los 13 años y desde entonces sus problemas empeoraron. Bipolaridad es algo con lo que se le relaciona y si alguien vivió con su problema fue Paul Simon. Él era depresivo y celoso en extremo, por lo que en conjunto eran una bomba apunto de explotar. Años de una relación turbulenta los llevó al borde de la ruptura, y como muchas parejas, creyeron que la mejor forma de salvar su relación era casándose. 


paul simon carrie fisher

Con ella vivió la verdadera magia del amor. Una relación llena de grandes momentos, viajes a México, peleas y rompimientos. Se casaron en 1983 y el divorcio ocurrió en 1984, 11 meses después de contraer matrimonio. 

paul simon carrie fisher boda

"Hearts and Bones" es el disco solista de Paul Simon, pero también es el nombre de la canción que escribió para la que en ese momento era su esposa. Una letra bastante triste que nos hace pensar en una pareja disfuncional. Fisher dijo poco antes de morir que amaba las canciones que Simon compuso para ella, sin importar que la ofendieran. Es una poética canción acerca de su relación. Entre lo paradisíaco y lo tormentoso, lo sublime y lo terrenal, demuestra lo mucho que se aman y lo poco que pueden permanecer juntos, pero tal, como ahí lo dice, nada los separaría. 



“Lo malo de mi relación con Simon era que éramos animales similares. Donde debería haber una flor y un jardinero, había dos flores. A la luz brillante del sol. Nos marchitamos”.
-Carrie Fisher

A pesar del divorcio, la relación entre ambos duró 12 años. Fisher y Simon no podían permanecer juntos. Carrie llegaba drogada a casa y Simon no podía soportar sus arrebatos, pero al día siguiente estaban juntos los dos, pidiendo perdón y jurándose amor eterno. Por su parte, Simon celaba al extremo a Fisher y no podía soportar la idea de que estuviera lejos. Intentaron salvar su relación, pero después de un viaje al Amazonas en el que la pareja visitó a un chaman para pedir consejo y encontrar una solución a sus problemas, Carrie Fisher tuvo una revelación. Supo que el control machista que Paul ejercía sobre ella nunca acabaría, por lo que en cuanto regresaron del viaje lo dejó para siempre. 



'She Moves On' es aún más dolorosa que 'Heart and Bones'. Mientras la otra sabía de los problemas y buscaba soluciones, ésta es una triste resignación ante la vida. El entendimiento de que el amor no lo puede todo y que aunque éste permanezca, la posibilidad de estar juntos no. 

Carrie Fisher falleció y el mundo se dio cuenta que perdió a una verdadera princesa. Parte de la realeza de Hollywood, una mujer que luchó contra sus enfermedades e hizo lo posible por ayudar a los demás. Libros, guiones, películas y más llevan el nombre de la mujer que tuvimos, pero no merecimos y Paul Simon, el hombre al que realmente amó, sabe que fue muy pronto para dejarla ir.

**

Fuente: 

La Vanguardia, People








Referencias: