15 cosas que hacen a una mujer más atractiva según los Strokes

Viernes, 26 de octubre de 2018 12:59

|Alonso Martínez
canciones de the strokes

Con estas canciones, the Strokes redefinieron la forma en que vemos el amor, y es imposible no identificarse con sus letras.



¿Qué hace a una persona perfecta? Depende de quién la está mirando. Cada quién tiene su propia definición de cómo podría ser la persona ideal, el amante infalible, la pareja ideal. Para algunos no se necesita demasiado pero para otros se requiere demasiado, en especial por la generación a la que pertenecemos. Eso lo sabían los Strokes, quienes crearon algunas de las mejores canciones sobre amor de la nueva era que retratan su complejidad, lo extraño de enamorarse y los sueños melancólicos. Para ellos, era necesario lo siguiente para enamorarse de alguien, e incluso quizá no era suficiente.



Inocencia


Muchas de las letras de Julian Casablancas buscan llevar de vuelta a la adolescencia, a un momento de inocencia, más puro, menos corrompido por los dolores del amor, e indudablemente es un aspecto clave en la fase de enamoramiento. ¿Cómo no amar a alguien que parece conocer apenas el amor?


«Te quiero robar la inocencia

Para mi, mi vida no tiene sentido.

Esos gestos raros, los amé tanto.

¿Por qué no te pones tu nuevo abrigo?»




-


Ensueño


Inevitable amar a alguien que nos hace creer que nada importa en el mundo más que ella, y el momento que comparten juntos. En el fondo, muchos buscamos eso. Alguien que nos haga escapar de este mundo y perdernos con esa persona.


«El mundo se acaba, pero no me importa.

Porque estoy contigo, y ahora tengo que explicar.

Las cosas han cambiado de forma permanente.

La vida parece irreal, ¿podemos ir a tu casa?»




-


Presencia


Muchas veces nos encontramos perdidos y no sabemos hacia donde dirigirnos, y nos cuesta trabajo estar con alguien por esas razones. Sin embargo, cuando esa persona está dispuesta a estar dentro de nuestra locura, finalmente nos sentimos a salvo.


«Me perdí el último autobús. Tomaré el próximo tren.

Lo intentaré pero verás, es difícil de explicar.

Digo la cosa correcta, pero actúo de forma equivocada.

Me gusta estar aquí, pero no me puedo quedar».




-


Comprensión


Similar a lo anterior, a veces sólo necesitamos a alguien que nos comprenda y que esté dispuesto a entrar en un viaje surrealista con nosotros. Nada mejor que "Trying Your Luck" para expresar ese sentimiento.


«Y perdí la página de nuevo.

Sé que esto es surrealista, pero probaré mi suerte contigo.

Esta vida está en mi lado. Yo soy tu elegido.

Créeme. Esta es una oportunidad».




-

Seguridad


"12:51" quizá es una de las canciones más románticas de la generación de los Strokes. Sólo la voz de Julian podía sintetizar esos sentimientos de finalmente estar entregado al amor sin miedos, ni premuras, sino con absoluta seguridad y entrega.


«12:51 es la hora en la que mi voz encontró las palabras que buscaba.

¿Este es el escenario que quiero?

El mundo se está apagando por nosotros.

Oh, estábamos tensos, pero estábamos seguros»




-


Hermeticidad


Es fácil encontrar a una persona que cambie para estar con nosotros. Sin embargo, eso no siempre es conveniente. Nos enamoramos alguien por lo que es, y no queremos cambiarlo. Incluso si no quiere estar con nosotros, no podemos esperar a transformarlo, y siempre es mejor dejarlo ir.


«No quiero hacerte cambiar de pensar.

Sólo quiero verlo irse.

Sólo quiero verte ir».




-


Encanto


"You Only Live Once" es una de las mejores canciones en la carrera de los Strokes y basta con leer la letra para saber qué es lo que queremos de una pareja, no sólo en lo sentimental.


«No te levantes. No puedo ver el rayo del sol.

Te estaré esperando, amor, por que ya pasé.

Siéntame. Cállame.

Me calmaré y me llevaré bien contigo».




-


Permanencia


Este punto también se describe sólo con la canción que hemos elegido, y la frase que resaltamos. Basta con que alguien se quede para que se convierta en alguien importante, tanto así que será imposible querer más a otra persona.


«Ninguna mujer me podría hacer amarles, de la forma en la que yo te amo».




-


Libertad


Como mencionamos, alguien no tiene que cambiar para que lo amemos, y así tengamos que esperar años para que vuelva a nosotros, lo haremos y lo aceptaremos por quien es realmente. Aunque no nos guste el proceso, al final lo apreciaremos.


«No te vayas por ese camino. Yo te esperaré.

Estoy cansado de todos tus amigos, escuchando en tu puerta,

quiero lo mejor para ti».

Hasta pronto mi amiga y adversaria.

Pero esperaré por ti».




-


Confianza


Al final sólo queremos a alguien con quien gastar nuestra vida, con quien liberarnos, soltarnos, hasta que lo conozcamos por completo y exista esa plena confianza de que todo va a estar bien.


«¿Puedo hacerte gastar todo tu tiempo, aquí en la acera?

¿Me puedo parar bajo tu luz sólo un momento?

Esperé tanto para esperar en una habitación.

Hice más tiempo observándote».



-


La poesía de Julian Casablancas revela los corazones rotos, las dudas y la imperfección de nuestra generación pero también revela la desesperación que tenemos por encontrar a ese objeto de deseo con las características que queremos. Quizá somos demasiado exigentes, pero siempre esperaremos encontrar al amor.

REFERENCIAS:
Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS