El día en que 'La Leyenda del rock' golpeó a Keith Richards
Música

El día en que 'La Leyenda del rock' golpeó a Keith Richards

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

6 de abril, 2017

Música El día en que 'La Leyenda del rock' golpeó a Keith Richards
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

6 de abril, 2017



El rock n' roll está lleno de anécdotas. Cómo olvidar la historia en la que Zakk Wylde se hizo una pequeña herida en los dedos mientras tocaba una de las canciones más memorables de Ozzy Osbourne y terminó siendo una fuente de sangre que emanaba de sus manos. Qué tal la hilarante historia de cómo Pete Doherty huyó despavorido de un hotel al darse cuenta que lo atormentaba el fantasma de Amy Whinehouse; o el extraño momento en el que Freddie Mercury intentó conquistar a Bono acorralándolo en una pared.
Historias sobran. Pero si una ha causado risas y sorpresa es aquella en la que Chuck Berry golpeó en la cara Keith Richards.

chuck berry keith richards

No se necesita ser un experto para detectar la influencia que ha tenido Chuck en Keith. Éste último ha vivido emulando al rey del rock en cada canción que compone. Le rinde homenajes y lo idolatra. Pero, ¿quién no lo ha hecho? Eric Clapton, Joe Perry, John Lennon, Mick Jagger entre muchos otros han puesto a Berry como su principal influencia.

Richards como cualquier fanboy soñaba con tocar con Berry. Cuando los Stones comenzaron a tener fama y reconocimiento mundial, la mirada del guitarrista se posó sobre el joven Keith y no se la quitó de encima hasta conseguir colaborar codo a codo con él.

Cuando Chuck Berry cumplió 60 años de vida, celebró a lo grande con un concierto en el que invitó músicos de renombre a colaborar con él. Era 1987 y decidió formar un dream team que incluía a Robert Cray, Eric Clapton, Etta James, Linda Ronstadt y por supuesto a Keith Richards. El evento será recordado por haberlo convertido en un documental que hasta la fecha sigue siendo emotivo y épico. 

chuck berry keith richards


En aquella época, el Rolling Stone de 44 años trataba de impresionar a la leyenda como si se tratara de un adolescente tocando frente a Dave Grohl. Berry se dejaba adular, pero no se iba a dejar timar. En una de las escenas del documental se ve a Richards practicando tras bambalinas el punteo de la canción 'Oh Carol', que junto a los Stones interpretaba muy constantemente a manera de tributo. Al escuchar el rasgueo de plumilla y cuerdas, Chuck Berry le tomó el hombro suavemente cual padre cariñoso y le pidió que repitiera la acción ya que lo estaba haciendo mal. Richards lo hizo y Berry le volvió a corregir. De pronto, todo se convierte en una escena realmente graciosa de Chuck Berry enloqueciendo lentamente a Keith Richards.

chuck berry keith richards

A 30 años de la historia, el guitarrista sigue desconcertado. Pero sabe que nadie puede discutirle a Dios, así que hizo su más grande esfuerzo por interpretar la canción como el propio creador del género más sucio le enseñó. Una vez en el escenario, el single se llevó la ovación de la noche. Para todos esos espectadores que tuvieron la fortuna de ver un par de leyendas sobre el templete, fue una experiencia inolvidable, sin saber que lo peor ocurriría después.

Luego de terminar el espectáculo, Richards entró al camerino de su ídolo. Entre la emoción y el respeto hay una línea muy delgada que el guitarrista no vio. Como si se tratara de una iluminación divina, la guitarra de Chuck Berry estaba puesta frente a él. ¿Te detendrías si frente a tus ojos se postrara especialmente para ti el instrumento que toca tu músico favorito? Tampoco él se detuvo.

chuck berry keith richards

Se dice que detrás de todo el talento y carisma que derrochaba el creador del duck walk se escondía un hombre celoso, agresivo y malhumorado que sin querer, Keith Richards invocó al tomar su instrumento. "Nadie toca mi guitarra", le dijo Berry seguido de un puñetazo en la cara. Richards lo recuerda con una sonrisa en el rostro: "creo que fue uno de los más grandes hits de Chuck".

Luego del golpe, mantuvieron cierta distancia a nivel personal hasta que el acontecimiento se convirtió en un recuerdo hilarante, pero la distancia jamás fue profesional. Ambos sabían su capacidad musical y las maravillas que podían sacar de la unión de sus talentos. Luego de la muerte de Chuck Berry, Richards y los Stones le rindieron tributo, recordándolo como la leyenda que era y es. Ese golpe fue solamente la experiencia más divertida detrás del escenario.



::

Si te interesa conocer más acerca de Chuck Berry, lee este artículo de cómo es que  el rock siempre fue rhythm and blues y la manera en que influenció a artistas como Keith Richards.




Referencias: