NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El concierto de Gorgoroth: La misa negra del rock donde se crucificaron vírgenes y se cortaron cabezas de cabra en el escenario

November 24, 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

Sobre el escenario colocaron cabezas de ovejas reales, además de dos mujeres y un hombre desnudos y crucificados.

Kristian Espedal y Roger Tiegs salen al escenario ataviados de negro, con muñequeras de cuero llenas de clavos amenazantes de varios centímetros de largo y sus rostros cubiertos por un extraño maquillaje pálido. Un aspecto tétrico que los hace parecer una mezcla de demonios, arlequines poseídos y psicópatas. Cuando las guitarras de Tiegs, mejor conocido como Infernus, comienzan a sonar, Espedal, más conocido como Gaahl, aguarda unos segundos antes de proferir un satánico aullido como si de un lobo en las estepas nevadas de Noruega se tratara.


El ritual de la banda noruega de black metal, Gorgoroth, ha dado comienzo y sus acólitos presencian cada uno de sus movimientos desde la pista moviendo la cabeza y haciendo la señal metalera por excelencia: dedos índice y meñique viendo hacia el cielo, demostrando que Satanás está presente en el recinto para deleitarse con la música y las letras blasfemas de una de las bandas que mejor representan al metal más extremo de Europa.





Lo de ellos no es broma: son auténticos adoradores de Satanás y para muestra, en 2004 realizaron un concierto transmitido a nivel nacional en la ciudad de Cracovia, Polonia, uno de los países europeos donde el catolicismo se vive de manera rigurosa entre una parte importante de la población. A la banda poco le importó y desplegaron un show siniestro y visualmente apabullante, no apto para las almas creyentes en Dios y los ángeles.



Sobre el escenario colocaron cerca de 50 cabezas de ovejas reales enterradas sobre estacas. Al fondo, dos mujeres y un hombre se alzaban completamente desnudos, los rostros cubiertos por capuchas negras y crucificados. El despliegue de fuego y pirotecnia fue una representación digna de las cuevas y los rincones más ardientes del mismo infierno. Al ser televisado por cadena nacional, Polonia entera supo quién era Gorgoroth y su oscuro mensaje en contra de la Iglesia Católica. El evento fue filmado para la posteridad y lanzado al mercado bajo el nombre de Black Mass Krakow 2004.



Las autoridades religiosas del país elevaron de inmediato la voz y acusaron a la banda de crueldad animal, blasfemia, delitos religiosos y escándalo público. Los fans de Gorgoroth, en cambio, alabaron lo hecho por su banda favorita. Para los seguidores del black metal ninguna provocación religiosa es suficiente. Al estar al tanto de las acusaciones, los integrantes del grupo y los organizadores del concierto negaron saber que lo que habían hecho estuviera penado en Polonia.



La cadena VH1 calificó a este provocador evento como uno de los 100 most metal moments. Infernus, guitarrista y líder del grupo, mencionó al respecto en una entrevista para la revista Rockaxis: «Sin ninguna duda lo de Polonia es uno de los 100 momentos y, personalmente, diría que es un top ten. ¿Qué otra banda en la historia de la humanidad ha sido llevada a juicio con cargos por blasfemia en los años posteriores al 2000? VH1 y otros medios le están haciendo un favor a Satán al promocionarnos y tener el caso en la prensa es simplemente genial. Publican cosas sin mencionar que nuestra satánica y ruda propuesta no está dirigida para cualquier persona. Aunque igual aspiramos a que todos hagan de Gorgoroth una herramienta de manipulación satánica».



Más allá de la polémica religiosa que esta misa negra generó en las buenas conciencias, la calidad musical que la banda despliega en este concierto es muy elevada, mostrando a los músicos en plenitud de energía y una audiencia que no luce tan encendida como ocurre en este lado del mundo, pero que sin duda se entregó de lleno al blasfemo recital de Gorgoroth. Las letras de explícito contenido satánico y pagano acompañan a una música que jamás decae en su furioso vendaval, es una avalancha de riffs y percusiones que suenan como el mismo infierno.



Por otro lado, el vocalista de aquel entonces, Gaahl, muestra un dominio de escena soberbio: sin necesidad de correr de un lado a otro o entablar largas conversaciones con la audiencia, le basta su presencia y fría mirada para llenar el tablado y captar la atención de la audiencia. Su garganta de hierro, capaz de proferir aullidos que nos hacen pensar en terribles demonios, su físico, su maquillaje y el mensaje blasfemo de Gorgoroth le dan una apariencia impactante.  



No son los únicos escándalos en los que la banda se ha visto involucrada en su historia que data desde 1992. Dos de sus miembros se vieron envueltos en acusaciones de quema de iglesias durante la primera mitad de la década de 1990 en Noruega, como parte de una mafia de músicos de black metal que deseaban destruir cualquier indicio de cristianismo en los países escandinavos.


Por otro lado, incluso el nombre mismo de la banda ha sido objeto de enojo de una familia literaria importante; Gorgoroth es el nombre de una cadena montañosa descrita en la obra El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien, perteneciente a la tierra de las sombras Mordor. La familia Tolkien, de creencias católicas, se ha mostrado contrariada porque una banda de tendencias satánicas use un nombre acuñado por uno de sus miembros. Han dicho al respecto: «Somos una respetada familia católica y no aprobamos lo que hace Gorgoroth. Tuvimos suficientes momentos difíciles aceptando que John (J. R. R. Tolkien) escribiera estas historias oscuras».


 

Volviendo a Black Mass Krakow 2004, se trata de un importante registro de lo que es la filosofía del black metal, los excesos de la música rock, el gran momento que vivía Gorgoroth como banda y, por otro lado, es también una muestra de que ciertos sectores de la sociedad no son capaces de lidiar con ideas diferentes a las suyas, ni a dejar que los artistas se expresen de manera libre en una era donde es ridículo que existan persecuciones religiosas sin sentido. La Iglesia Católica ha cometido más crímenes en su historia que un grupo de músicos que exhiben cabezas de corderos sobre escena para grabar un DVD y convertirlo en uno de los conciertos más impactantes que dejaron en shock a la humanidad.

TAGS: Datos curiosos metal Rock
REFERENCIAS: Metal Archives

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

16 cosas que no sabías que le pasarán a tu cuerpo al morir Los mejores cortos sobre asesinos y tus peores fobias que puedes ver en menos de 1 min 15 tatuajes que puedes hacerte con tu pareja para prometerse amor eterno 10 formas de adelgazar la cintura sin ponerte a dieta 25 ilustraciones eróticas de Chelsea Zahara S que te recordarán las escenas porno más perversas Trucos de maquillaje que puedes intentar para adelgazar tu rostro

  TE RECOMENDAMOS