Alta Suciedad: El disco que demuestra por qué Andrés Calamaro es el mejor músico de Argentina

Miércoles, 22 de agosto de 2018 13:39

|Pedro David
andres calamaro

¿cuál es el mejor disco de Andrés Calamaro? Sabemos que es uno de los músicos más reconocidos no sólo en su Argentina natal, sino en toda América Latina y algunos países de Europa. Sus letras, ritmo e historia hace vibrar los corazones de cientos de Fans.

La historia del rock argentino ha sido contada de pies a cabeza por sus integrantes, redondamente, el rock albiceleste juega un papel importante en el continente latinoamericano no sólo por quienes los ejercen y veneran, también por su amplitud e influencia destilada por el mundo entero. Conozcamos una pequeña pero importante historia de uno de los discos más aplaudidos del rock en nuestro idioma, conozcamos al hombre que aterriza sin paracaídas y vueltas; el héroe de la guitarra y la pelota, un fotógrafo aficionado a plasmar imágenes en el subconsciente rockero: Andrés Calamaro


andres calamaro 1


Todo ocurre con demasiada tranquilidad en la cabeza del último Bohemio del rock, aficionado a la tauromaquia, amigos de amigos, poeta, músico, rockstar y navegante; así se dejó ver un experimentado Andrés Calamaro en 1997, después de la disolución de su banda Los Rodríguez, Calamaro demostró que no todo estaba perdido y apostó, echando la moneda al aire; viajó a Nueva York para reunirse con Joe Blaney, y así envolverse en una aventura neoyorquina, con riffs anglosajones y figuras destacadas de la música universal.


Si bien se recuerda, Alta Suciedad es el quinto álbum de Andrés Calamaro, en su segunda etapa como solista en la década de los 90. Anteriormente había grabado cuatro elepés: ‘Hotel Calamaro’ (1984), ‘Vida Cruel’ (1985), ‘Por Mirarte’ (1988) y ‘Nadie Sale Vivo de Aquí’ (1989). Con cuatro álbumes en el bolsillo, Andrés llegó a una de las ciudades más duras del mundo y, con un inglés entre los nervios, ingresó al estudio en compañía de su único gurú: Joe Blaney, quien se convirtió en el productor de uno de los discos más importantes del Rock en Español.


andres calamaro 2


En su estancia, entre New Jersey, Manhattan y Miami, Calamaro estuvo siempre acompañado por un batallón de músicos de alto espíritu y calibre musical; grandes personajes experimentados que se han mezclado con grandes del rock and roll mundial. La guitarra estuvo maniobrada por Hugh McCracken, que ha tocado con Steely Dan, Billy Joel, Bob Dylan y en el álbum ‘Double Fantasy’ del ex beatle John Lennon. Los solos de guitarra son de otro gran músico: Marc Ribot, que grabó en ‘Rain Dogs’ del poético Tom Waits, también ha trabajado con Elvis Costello, Caetano Veloso, Marianne Faithfull y con el saxofonista John Zorn. El tercero es Eddie Martínez, quien ha fungido como guitarrista de sesión con: Mick Jagger, Blondie y Robert Palmer. Las percusiones estuvieron en manos de Steve Jordan, de los X-Pensive Winos (la banda del Stone Keith Richards). Los dos bajistas son: Charly Dryton que también ha trabajado con Keith, y Chuck Rainey, que ha tocado con: Cannonball Adderly, Janis Joplin, y Aretha Franklin – La Reina del Soul–. El álbum también contó con la participación vocal de la cantante argentina Celeste Carballo, el cantante y productor Palito Ortega y el ensayista español Antonio Escohotado.


Alta Suciedad es un conglomerado de experiencias, vicios, amor, elegancia, poesía y mucho rock and roll. Es el álbum que consagra una fuerte bienvenida y retorno solitario de Andrés, pues las canciones incluidas en este disco son, hasta ahora, canciones que se han vuelto himnos, clásicos y soundtracks en la vida de miles de personas. El disco contiene catorce temas del alma e inspiración de su autor, no sólo se trató de escribir por escribir, pero respondió al llamado de Dylan, al decir que todas las canciones tienen que contener una dosis de heroísmo para brindar la sensación de poder detener el tiempo. Sucedió como siempre, Andrés distinguió los colores que marcaron sus etapas con Los Abuelos De La Nada y Los Rodríguez, pues sus métodos de composición son transparentes; su música y letras tienen esa chispa característica que hace distinta una canción de otra.


El álbum inicia con la canción que le da nombre al disco, pero tendremos que recorrer ciertas veredas líricas e instrumentales para saber cómo se engendraron los temas.


01. Alta Suciedad



Es una canción en la cual descarga una crítica irónica a la extinta Alta Sociedad, es una canción que envuelve ira, decadencia y visceralidad.


02. Todo Lo Demás



Es una canción que el mismo Andrés no sabe a qué genero pertenece, pero lo que se refleja en esta letra, es la incertidumbre romántica de una relación concluida. Esta canción contiene los coros caseros que Blaney respeto.


03. Donde Manda Marineo



Es una canción con influencia rumbera, pero que representa de lleno la rítmica Rodríguez de su época, fue una de las primeras canciones que integraría por completo el álbum y es evidente la descarga melancólica de una nueva cara para el rock bonaerense.


04. Loco:



Este tema es sin duda explosivo y distinto a lo que se puede conocer como único e inigualable de Andrés. Los sonidos y la letra bien podrían formular una especie de embrujo negro y desafiante para la continuidad del disco.


05. Flaca


Es inconfundible esta canción, un clásico en el repertorio no sólo de Calamaro, sino del rock en español; con una corriente fresca, es una canción que nació en un día, en pocas horas y pareciera que no empieza ni termina. Calamaro declara "Está dentro de las canciones que más me gustan y la reconozco como un producto terminado. En realidad yo no soy tan bueno como dicen, pero en realidad nunca me había acercado tanto a la perfección".


06. ¿Quién Asó La Manteca?



Tiene un título placentero con destellos funky. Es un estupendo intermedio en el álbum, un bostezo placentero a la influencia musical y declara lo que ya es inútil reparar.


07. Media Verónica



La canción favorita de Joe Blaney, aunque no entendiera nada. La letra y la melodía reúnen un cierto misterio y saludo torero para los seguidores, pues se trata de una canción compleja y ambigua.


08. El Tercio De Los Sueños



Considerada una de las mejores letras de Calamaro, este tema contiene tintes taurinos y sonoridades e influencia ranchera, al más puro estilo de nuestro Salmón querido.


09. Comida China



Una canción con destellos nostálgicos que remite perfectamente con El Novio del Olvido, con un sonido minimalista y profundo. Es la canción abismal que avisa el final de un legendario futuro.


10. Elvis Está Vivo



Una canción un poco inquietante que alude al mito legendario que Elvis no murió. Este tema cuenta con los coros de Celeste Carballo y la participación a manera de cameo de Palito Ortega imitando la voz de EL Rey Del Rock & Roll.


11. Me Arde



Andrés dijo: ‘es la canción más Stone del disco’, pero se propone una escena más vulgar y desencarnada, pude tratarse de una canción más o una menos, pero el alma de aquella guitarra que se escucha se funde en cada palabra de una verdadera Alta Suciedad.


12. Crímenes Perfectos



Para muchos una canción de amor y desesperación, para otros un tema desagradable que alude a la dictadura militar por aquellos años del Mundial 78. La letra es un misterio que sumerge ambigüedad, tristeza y poesía.


13. Nunca Es Igual



Es la canción más larga del álbum y sin duda desafiante del repertorio. Envuelta en un reggae profundo y de intermedio un largo texto fundamentalista en voz de Antonio Escohotado.


14. El Novio Del Olvido



Con una triste melodía y una voz un tanto vacías, es como el álbum concluye; la atmosfera un poco acida es abandonada por una armonía suave que entabla los acordes con una letras desconsolante.


Hay una canción como bonus track, se trata del tema ‘Catalina Bahia’, compuesta por Miguel Cantilo. Esta canción no se incluyó en la versión de larga duración: fue publicada como single en España tras la salida del álbum. Lo cierto es que este álbum ha sido uno de los más vendidos en Argentina, pues en 2007 la revista Rolling Stone le otorgo el puesto #10 a ‘Alta Suciedad’, en la lista de los 100 Mejores Álbumes del Rock Argentino.


Antes de alcanzar el título imborrable de Alta suciedad, el regreso a la vida solista de Andrés Calamaro tuvo varios nombres tentativos: El otro lado del novio del olvido podía confundir con sus intenciones románticas, y Decidí contarlo delataba de antemano su carácter confesional. La ironía ganó con su carga de metáforas a discreción y el propio Andrés anunciaba que el disco giraba en torno a “la victoria de los vencidos y el fracaso de los campeones”. En esa intención de revertir los extremos, el cantante armó el álbum soñado por un auténtico melómano que conoce a la perfección la letra chica de los discos importantes: así desfilaron por las sesiones registradas en Nueva York músicos que trabajaron con Steely Dan, Tom Waits y Keith Richards. El círculo de la confianza se cerraba con la producción de Joe Blaney y su increíble facilidad para cruzarse con músicos argentinos en plena etapa de iluminación. El resultado es brillante y en ningún momento abusa de los despropósitos de una superproducción. El Groove es bien negro y las influencias, blancas; pero la desilusión tiene letra de tango y ausencias infinitas. Frente a obras futuras, los quince tracks de álbum hoy parecen una módica suma de canciones que iniciaron el camino hacia la fabulosa desmesura de "Honestidad Brutal" y "El Salmón. Nada de eso", "Alta suciedad" conserva los niveles de equilibrio que identifican a toda masterpiece.


andres calamaro 3


Hablar de un disco como éste es fácil, lo complicado era la trascendencia musical que hoy se glorifica en medio de un estallido revolucionario del rock revolucionario. Tendremos Calamaro para festejar cada aniversario de ‘Alta Suciedad’ sin importar las condiciones musicales del tiempo, pues lo hecho está construido sobre bases auténticas de composición natural, sin olvidar la prolífica trayectoria y sus discos posteriores de derroche ácido-eléctrico y vanguardista.


Hoy conocemos sólo una parte que conforma la historia del hombre que recuerda siempre a los amigos ausentes y defiende con capote en mano la tauromaquia –el arte de la intelectualidad–. Ya vendrán nuevas canciones para abastecer el repertorio de este artista. Alta Suciedad es hoy un disco que reúne ritmos, poesía y sonoridades de alto nivel, resguardando misterio y conciencia colectiva. Así que disfrutemos de la entrega musical que Andrés Calamaro ha demostrado. Levantemos la copa para brindar por el legado que paulatinamente se va construyendo y así se podrán forjar nuevas generaciones de músicos con las mismas virtudes y pasiones. Andrés Salmón Calamaro es la figura que representa gran parte de la cultura musical de su país, y todo lo demás también.

 

Pedro David

Pedro David


  COMENTARIOS