Cuando Cinema Invasión se vistió de Hip-Hop

Cuando Cinema Invasión se vistió de Hip-Hop

Por: Rijeos -

En el último piso de un edificio, que fue lugar de una academia de ballet y que ahora está casi completamente deshabitado, tuvo lugar la quinta edición de Cinema Invasión. Las luces características de Cinema le dieron un toque acogedor al inmueble con puertas pintadas de blanco. El espacio, si lograbas olvidar estar en un edificio en Callejón Héroes del 57 en el Centro Histórico, parecía una bodega que podría estar en la mitad de la nada en una época distinta. La música y entrevistas de SCRATCH rebotaron por las paredes. Había cigarros prendidos y botellas de cerveza en la mano de varios.

cinema invasión

Tino el pingüino vendió y firmó gorras Attack Caps.

–Yo quiero un disco.

–A ti no te lo voy a cobrar mamá. Y fue una discusión que duró más de unos segundos.

Tino el pingüino


Los invitados esperaron sentados en bancas de madera; la presentación del video oficial de Tino “Ve nomás” no era lo que esperábamos; en comparación con los videos pasados, la fotografía en blanco y negro y la idea conceptual le dieron valor especial a la premiere. "Así van a ser todos los videos que siguen", dijo Daniel M. Torres, director y fotógrafo del video. Estaba contento, me di cuenta.

Tino el pingüino


La proyección del documental SCRATCH fue después de “Ve Nomás”. El ritmo de la música hizo bailar a la persona sentada a lado de mí y a otras que estaban más adelante. No a todas les interesa el Hip-Hop y por eso había personas en el otro cuarto quienes prefirieron pasar el tiempo con pura plática y cervezas. Una alemana, que no hablaba mal español para llevar 10 meses en México, dijo que el Hip-Hop le interesa pero que una hora y media de documental era demasiado para ella y hubo quien, como un redactor de un blog de música, observó todo el tiempo.

SCRATCH


Después del documental, que salió al público en 2001 y documentó artistas como Jurassic 5, DJ Shadow, The Beat Junkies y otros igualmente relevantes en el desarrollo del proyecto, siguió la plática con DJ Freak, quien habló de su trayectoria como uno de los más reconocidos en el mundo del Hip-Hop mexicano. Después empezó el baile con beats funkie-soul, de DJ Freak; Destino y Zake se unieron al show para tirar beats –que fueron por parte de Zake mientras Freak estaba en las tornas– y Destino rapeó un freestyle con las letras de DNA Uno doble. Tino el pingüino dijo que tal vez se aventaría una rolas. No lo hizo, siguió con la venta y firma de gorras además de dar la vuelta por el lugar mientras sonreía, como lo hace siempre, y platicaba con banda que ya topaba o a quien apenas conocía.

cinema invasión

Para entonces, las chelas ya no estaban a 35 pesos, bajaron a dos por uno y además a 30. Alex y yo completamos los 30 con puras monedas y una Ambar para cada quien nos hizo bien con los respectivos cigarros que cada quien prendió. Alessandro, con una camisa estampada, bailó bien, como siempre, y se lució con pasos encima de una de las bancas de madera. Cada vez hay menos gente.

cinema invasión

Los de seguridad dieron varias vueltas, los beats de DJ Freak no bajaron de nivel. Cada vez hay menos gente. Mau –dueño del proyecto– fue menos sonriente de lo que he visto antes y Daniel –igualmente dueño– me hizo un ademán de negación cuando me paré a la mitad del documental, tal vez cuando lea esto entienda por qué. Cada vez hay menos gente.

Fotografías cortesía de: Nicole Klinckwort

Referencias: