INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El violinista más rápido del mundo que nos recuerda que la música se vive sin importar el género

30 de octubre de 2018

Janeth Quintero Onofre

David Garrett, el violinista más rápido del mundo que ha sabido mezclar los géneros académicos, el rock y el pop, vuelve a tierras aztecas con su tour Explosive.



En el repertorio del violinista David Garrett encajan desde Metallica a Beethoven, Mozart y Miley Cyrus, Bon Jovi y Zequinha de Abreu. No importa el género musical, lo que importa es su capacidad reconocida para tocar el violín, la cual se incrementó desde los siete años de edad, con la práctica diaria de tres a cuatro horas en la infancia, y hasta 13 horas en su juventud. No por nada es el violista más rápido del mundo.


“Se requiere una dosis de sufrimiento para convertirse en un buen músico, así como de disciplina y talento”.


Nacido el 4 de septiembre de 1980 en Aquisgrán, Alemania, de madre bailarina y padre jurista, así como profesor de violín, David Bongatz Garrett rompe con los estándares de la música clásica llevando su increíble trabajo para todas las audiencias.

Considerado como el rockstar de la música clásica, o el "David Beckham del violín".





Aprendió a tocar a la edad de cuatro años después de que a su hermano mayor le obsequiaran un violín, creando en él un gran interés. Su padre fue el primero en impartirle las lecciones, en lo que él considera una etapa muy difícil, ya que aunque le brindaba mucho amor y veía en él un gran talento, era muy exigente al punto de enfurecerse, pues buscaba siempre perfección en las melodías sin importar la hora. David no paraba de practicar, por lo que no tuvo una infancia normal, y mientras otros niños iban a la escuela y jugaban algún deporte, él tocaba el violín y tenía profesores privados, así que nunca interactuaba con gente de su edad.





A los 13 años firmó un contrato de exclusividad con la discográfica Deutsche Grammophon Gesellschaft, misma edad a la que —con la idea de su padre— decidió cambiar su nombre artístico, tomando el apellido de su madre (Garrett) en vez del paterno (Bongatz). David, participó con la filarmónica en varios conciertos como violista principal, dejando impactado a muchos músicos por la corta edad y la perfección con la que interpretaba a Mozart, Beethoven, Paganini, entre otros. Aunque habían músicos que no lo veían con buenos ojos por varios factores, entre los que estaba el hecho de que ellos estudiaron durante más de 10 años en una escuela prestigiosa para llegar a ese nivel y aún así no eran solistas en un concierto.





Nunca logró conectar con la división de músicos, y ya la adolescencia buscaba tener una vida normal y contra la voluntad de su padre decide ir a Nueva York a estudiar a la prestigiosa Juilliard, donde por medio de trabajo de modelaje obtuvo dinero para sus gastos personales y escolares. Él la considera como una de las etapas más agradables, debido a que ya tenía contacto con gente de su edad, y se involucraba en pláticas donde se debatía sobre lo cuadrados que suelen ser los estándares de la música. Ahí fue como surge la idea de convertir música que no había sido escrita originalmente para el violín.


Hoy es considerado uno de los violinistas contemporáneos más importantes, debido a que es un artista versátil que siempre muestra la pasión por lo que hace, su amor por la música y por el rock, creando sus propias versiones de grandes clásicos de AC/DC, Aerosmith, Nirvana, Coldplay, Michael Jackson, U2, Metallica, The Beatles, entre otros. Garrett ha inyectado con su estilo una visión diferente del género clásico, y ha generado una nueva audiencia. Prueba de ello son sus conciertos donde suelen verse desde personas jóvenes hasta personas mayores.





“Escucho todo tipo de música ya que para mí no existen límites en ese sentido, pienso que todo inspira y que es igual de enriquecedor escuchar la misma música clásica que otros tipos de composiciones más contemporáneas no hay que enfocarse en una sola dirección, la variedad incentiva la creación y da más libertad para crear”.



En sus conciertos suele salir entre el público, volar por los escenarios mediante cuerdas, subir en plataformas con luces, efectos visuales en las pantallas, con un gran equipo de músicos con toda la pasión y alegría que lo caracteriza al momento de tener en sus manos el violín. David nos dice que la gente por lo general está acostumbrada a ver un violinista estático, rígido, vestido elegantemente, interpretando sólo música clásica. Pero él rompe con esos estándares, moviéndose y tocando desde lo que sabe desde niño que es la música clásica, hasta lo más contemporáneo. Pero las críticas nunca lo han dejado, no sólo por utilizar un instrumento como el violín para interpretar este tipo de melodías, también por subirse al escenario con el fino instrumento y una vestimenta que consta de jeans, playeras, en ocasiones gorras y botas, muy ajenas al estereotipo que se maneja en torno a los músicos clásicos.





Garrett es considerado el violinista más rápido del mundo por la interpretación de "El vuelo del moscardón" de Rimski-Kórsakov, con la cual en 2008 ganó el récord Guinness al interpretarla sin error alguno en 66.56 segundos, con 13 notas por segundo —marca que un año después fue rota por él mismo en 65.26 segundos. Interpretó junto con el tenor Jonas Kaufmann el himno de la liga de campeones en la UEFA Champions League 2011-2012. También en 2014 experimentó otro sector artístico, dándole vida a Niccolo Paganini en la película The Devil Violinist, de la que también realizó el soundtrack.





Su talento es único y ha sido reconocido por músicos de gran altura y por la gente que lo admira, sobre todo los jóvenes, quienes consideraban aburrida la música clásica hasta que descubrieron a David. A cada lugar al que va es bien recibido, agota las entradas y en ocasiones abre más fechas por la gran demanda que tiene, como sucedió en 2014 en México. Ahora regresa a tierras aztecas junto con su banda, presentando el tour Explosive el 2y 3 de noviembre en el Auditorio Nacional y el 4 en el Auditorio Telmex. 


**


Si ya estás harto de la música que pasan en el radio y en la tele, tal vez te conviene adentrarte al mundo del indie. La escena independiente también toma fuerza entre habla hispana, aquí hay una lista de bandas que te pueden interesar si te gustó Patio Solar.



TAGS: Historia de la musica Grandes artistas crowdsourcing
REFERENCIAS:

Janeth Quintero Onofre


COLABORADOR

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones 5 desventajas de tener sexo con un pene grande Cómo entender el arte según José Manuel Ciria y su exposición "Territorios y Mapas" Razones para usar leggings en invierno y verte en tendencia

  TE RECOMENDAMOS