Música

El bizarro mundo de Chris Cunningham

Música El bizarro mundo de Chris Cunningham

 

De las múltiples cualidades que tiene la música, una de ellas es que siempre será abstracta.

“¿Ha notado alguien que la música Libera al espíritu?
¿Que da alas a los pensamientos?
¿Que se vuelve uno tanto más filósofo cuanto más
músico se vuelve? 
El cielo gris de la abstracción,
como rasgado por rayos; la luz, lo bastante vívida
para alumbrar la entera filigrana de las cosas;
los grandes problemas, al alcance de la mano;
y el mundo, contemplado como desde lo alto de
una montaña. Acabo de definir el pathos filosófico.”

Friedrich Nietzsche


La música expresa sentimientos pero también los puede evocar, sobre todo si vienen de experiencias humanas. Son precisamente las emociones que, presas de la nostalgia, encuentra el rastro lejano del recuerdo y arrastra esta luz hacia todas direcciones. De cierta forma el contacto con la música hace de la experiencia una interpretación siempre abierta, nos relaciona con algo que hemos encontrado en el mundo y es cuando nos damos cuenta que no es comunicable por medio de imágenes y sólo se puede experimentar como respuesta del estímulo emocional.


Aphex Twin - Chris Cunningham - Rubber Johnny from TB303 on Vimeo.



El director de videoclip tiene la armoniosa tarea de escuchar e interpretar por medio de imágenes los estímulos emocionales que da la música. Chris Cunningham es un creativo director poco convencional que desarrolla imágenes irreales dentro de posibles historias con gran carga psicológica; la metáfora la adecúa al diálogo sobre todo cuando se trata de generar una crítica. 





Recurre a caras humanas amorfas para referirse a lo que es humano y sufre una pérdida, se corrompe o se deshace. Por lo general en sus videos la luz es escasa con tintes verdosos, la cámara lenta da un toque de dramatismo que antecede una quimera. 
Uno de los elementos más usados son cantantes bajo el agua, este recurso lo utiliza quizá como metáfora a la canción 36 Degrees de Placebo. 


Placebo "36 Degrees" (Official music video) from Strange Little Meds on Vimeo.



El video All is full love de Björk lanzado en 1999, resulta polémico debido a las interpretaciones que de él pueden hacerse: el amor por uno mismo, amor no correspondido o el frankstein moderno; el robot desafía el poder de creación que se le ha otorgado desde hace siglos a un “dios” y por ello la ciencia intenta enfrentar cara a cara la destrucción y creación de vida; pero no sólo eso, máquinas entendiendo el significado de un beso demostrándose amor por medio del roce ligero de sus labios de plata. Chris Cunningham con ayuda de Björk, exponen un dilema transhistórico en la que se aspira a poner paz en solidaridad con el porvenir, en este caso: la tecnología. 




Fuente:
El lenguaje musivisual: Semiótica y estética de la música cinematográfica Escrito por Alejandro Román 

Referencias: