El día en que David Bowie renunció a la música para ser quien quería ser

Viernes, 13 de julio de 2018 0:05

|Jackie Gairaud
david bowie

Sponsored by Dark Horse


Cuando pensamos en personajes que hicieron lo que les placía sin preocuparse por los estereotipos del mundo, difícilmente podemos nombrar a uno más icónico que David Bowie. Las convenciones de moda y género jamás lograron siquiera retrasar su paso hacia la posición de ídolo. Nunca dejó que encasillaran su música, su sexualidad ni su personalidad en una sola clasificación, siempre fue él mismo, orgullosamente sin presunciones. Por eso se volvió el héroe de todos los que queremos ser sin restricciones, de los que queremos entendernos a nosotros mismos sin la carga añadida de los juicios externos. David Bowie es un Dark Horse, una persona de la que nadie espera nada al principio, pero al final, se convierte en leyendas.


david bowie 1


Habiéndose convertido en una figura casi mítica, con su imagen etérea y alejada de todas las complicaciones terrenales, es difícil imaginar que alguna vez él mismo estuvo atado a las mezquinas demandas de las compañías disqueras y los productores de mente limitada exclusivamente a la ganancia monetaria. Tristemente, así fue.


En una década que tal vez ya sólo recuerdes películas y fiestas temáticas, los sesenta, David Bowie formó su propia banda a la corta edad de quince años. Sí, como tus vecinos que no logran ni un cover de los Foo Fighters y toda esa gente que cancela a última hora porque tuvo ensayo, él también tuvo el ímpetu adolescente de juntarse con sus amigos para cumplir sus sueños de estrellato. La diferencia radica, claro, en que él era David Bowie y su carrera tomó vuelo unos años después.


No es importante para esta narración pasar por todas sus experiencias como bailarín, mimo, músico de blues o el sinfín de intereses que tomó apasionadamente y en los que por supuesto fue excelente. Nuestra historia empieza efectivamente, como muchas otras, cuando aparece la serpiente: Tony Defries. En 1968, después de despedir a su agente anterior, nuestro héroe de rostro relampagueante lo eligió para representarlo y juntos trabajaron en obras icónicas como 'Space Oddity' y 'The Man Who Sold the World'.


david bowie 2


En 1971 juntos firmaron un contrato con RCA que había grabado a titanes como Elvis Presley y Eartha Kitt e hicieron Honky Dory. Para nosotros es evidente que la genialidad de los álbumes fue la que logró el contrato con la disquera y probablemente para Defries también, pero aún así consiguió hacerse del crédito exigiendo la mitad de todas las ganancias del artista. En 1975 Bowie se hartó de él y se separaron, pero sus días de parásito no habían terminado, para dejarlo ir y cual maldición, exigió por siete años las regalías de toda la música que produjera con RCA o cualquier otra disquera. Es ahí cuando empieza la verdadera historia de resistencia testaruda que nos enseña la diferencia entre los hombres normales y los que trascienden.


david bowie 3


Por siete años RCA le exigió éxitos sencillos que cualquiera pudiera disfrutar, música como la que Abba, otro de sus clientes, estaba produciendo de forma masiva, seguir la tendencia disco al estilo de Blondie o The Village People e incluso le proponían adquirir una imagen que apelara a la comunidad del Upper East Side, sofisticada y reservada. Nada de esto le llamaba la atención, el ya había decidido la imagen que quería proyectar y la música que quería hacer. Para alguien como David Bowie, a quien la creación le era natural, la idea de repetir en lugar de originar era tan asfixiante como quedarse con todas sus ideas atrapadas en su interior sin una vía de expresarlas. Los productores enfocados en minar algo hasta que se agotara no podían concebir la posibilidad de innovar mientras una tendencia estaba funcionando, de romper con el esquema por el placer de hacerlo y no por necesidad, les parecía hasta ofensiva. A más presionaban, menos se interesaba Bowie en seguir sus lineamientos.


david bowie 4


Así que él se dedicó a hacer su música más experimental, creó el personaje de 'Ziggy Stardust', emuló el sonido Philly Soul en 'Young Americans' e incorporó música de todo el mundo en 'Lodger' sin esforzarse ni un poco por hacerla digerible a audiencias primerizas. Era difícil para alguien como él hacer música que no fuera un placer escuchar, como lo demuestra 'Heroes', pero es fácil ver cómo levantaba el dedo medio con la elegancia que sólo él era capaz.


david bowie 5


Su venganza estuvo completa cuando se liberó de las cadenas corporativas en 1983 y lanzó 'Let's Dance', esa canción sencilla y pegajosa que seguro ahora estará en tu cabeza todo el día. Eso mismo hizo en todas las estaciones de radio por todo el mundo, ganó millones de dólares de los que Defries y RCA no obtuvieron ni un centavo. Después de mostrarle a sus antiguos celadores que era completamente capaz de hacer lo que por tanto tiempo le exigieron sin resultados, siguió incluyendo elementos experimentales en toda su música, haciendo lo que le placía y ganando seguidores a diestra y siniestra gracias a ello. Demostrándoles a ellos que para cambiar el mundo no es necesario ser como todos, que para ser verdaderamente grande lo que se necesita es el valor de ser uno mismo completamente y sin inhibiciones. 



David Bowie demostró ser un Dark Horse cuando renunció a la música para ser quien es en realidad, una de esas leyendas de las que nadie espera nada, pero que al final demuestran más que los demás y trascienden. Descubre pronto el nuevo Dark Horse.


david bowie 6






TAGS: Marcas
REFERENCIAS:
Jackie Gairaud

Jackie Gairaud


  COMENTARIOS