Música

El playlist del fin del mundo

Música El playlist del fin del mundo

"We are accidents waiting to happen" . - Thom Yorke

 

Es el 21/12 del 2012 y las profecías que hacían eco en todas partes del mundo eran ciertas; acaban de anunciar el fin de nuestra especie y nos quedan poco menos de 24 horas. ¿Qué sentir en un momento como ese? ¿Cómo vamos a reaccionar? En vísperas del fin de todo, no parecen preguntas muy relevantes pues, nada que supuestamente hagamos podrá revertir nuestro destino. El espectro de emociones debe ser inmenso y variado, como el de un playlist con muchas canciones. Acá van algunos temas que podrían acompañar cualquier momento de tan nefasto día.

 

 

Sorprende que escojamos este tema por sobre March of the Pigs o Hurt, pero esta canción por más sencilla que parezca simboliza el fin de una era para NIN, el final de Fragile. Una canción que se sale del contexto musical de la banda, pero que aún sigue siendo muy buena pues suele a invitar a la reflexión. Muchos lo hacen en sus últimas horas, sea esperando la muerte en un hospital siendo un viejo o esperando a que el meteorito caiga sobre la tierra.

 

 

Esta canción supuestamente inspirada por un escrito de Hemingway, relata la acción de la guerra. Todas referencias hacia la muerte en ella en forma de narrativa, en la medida que James Hetfield canta cada letra te vas dando cuenta en que no tiene escapatoria y que dicha persona morirá. Mira al cielo antes de morir, podría ser la última vez que lo veas. 

 

 

Esta canción pertenece al disco The Wall de la mítica banda Pink Floyd y no será la más popular, pero seguramente resonará en tus oídos el día del juicio pues esta canción habla sobre las almas caídas en combate, despidiéndose del cielo azul y una sugerencia aterradora que significa abandonar toda esperanza como si estuvieras a punto de entrar al Hades.

 

 

Esta canción es sencillamente genial, sus riffs son un tributo a años de historia del buen rock internacional por su ritmo y sonido, pero no es por eso que las integramos a esta lista. La banda grabó un video conceptual, en el que sólo ves la espalda de un caminante. Un caminante misterioso con un parecido en la vestimenta a Leonard Cohen en un frío Nueva York, caminando, transitando de rincón en rincón. ¿Es la muerte, quién es? Yo trataría de no verle la cara, porque si le ves la cara a San Pedro es porque seguro estás muerto.

 

 

Una canción fantástica, lenta. El título del disco al que pertenece podrá sonar violento, pero la música es sencillamente grandiosa. En el fin del mundo probablemente salgas a caminar por la ansiedad y es mucho más probable que te encuentres un motín y muchos autos abandonados como el video. Muchos decidieron huir y robar, ¿para qué? Tal parece que tú ya sabes la respuesta, pues como Michael Stipe, estás calmado, reflexivo y ya lo tienes todo descifrado.

 

 

Se acercan las horas y con ellas la desesperanza. Recuerdas todos los malos presentimientos que surgieron a raíz de una mala decisión de parte del gobierno o algún líder, quienes tenían la responsabilidad de protegernos y prepararnos pero que al final eran los mismos hipócritas de siempre. Por alguna razón no dejarás de decir "veo el futuro y el futuro es la muerte".

 

 

Bueno, no todo debe ser decepción e intensos análisis sobre la decadente sociedad. Si existiera la posibilidad de un milagro, ¿pedirías una última oportunidad? En tu mente vas a recordar las letras de esta canción.

 

 

El video de esta canción es explicación suficiente. Lo que sea que signifique ese sol en forma de hoyo negro, va a venir y nos va a dejar la cara jalada y desfigurada como a las personas de ese video musical.

 

 

Esta canción es una de las más representativas de Tool cuando la banda escribía sobre temáticas más violentas, agresivas y decadentes. En Ænima básicamente dicen que nadie extrañaría este mundo y que la madre naturaleza debería hacerse cargo de esto. Un clásico de la banda, de sus mejores canciones.

 

 

A estas alturas si nadie ha escuchado tus plegarias es probable que ya no lo hagan, a excepción de un hombre. Que viene y elige nombres. Que te liberará del dolor aunque no tratará a todo el mundo igual pues tiene cierto criterio, dicen.

 

 

Si ya lo mandaste todo al carajo y no te importó, te puedes ir con la banda que introduce a este malévolo personaje pero que dice tener buen gusto y riquezas. Poco sirven esas cosas cuando mueres, estoy seguro. Pero si amas tanto a los Rolling Stones pues acompáñalos a ellos y a ese señor.

 

 

Una de las canciones más increíbles de Radiohead, con grandes guitarras aunque la mayoría del tiempo la canción no sea estruendosa. Una letra llena de escepticismo por las cosas, entre ellas incluidas la raza humana. Es tan oscura que en el momento en el que Thom escuchó este temazo de Hail to the Thief se puso a llorar, no sabemos porqué. Sólo porque sientas algo no signifique que esté ahí.

 

 

Si viste Requiem For A Dream esta canción sonará en el fatídico momento final de nuestro mundo, al menos en tu cabeza. Clint Mansell retrató perfectamente la idea del filme de Darren Aronofsky, un descenso irremediable y rápido hacia el infierno. Sin contemplaciones e irreversible.

 

 

La música perfecta para el fin del mundo. Los temas de Mono suele ser calmados hasta el momento en el que explota, relatando con sus notas una explosión gigantesca, un cataclismo. Esta canción pertenece a un disco inspirado en los niños víctimas de Hiroshima. Aunque no tiene voces, en el booklet de Hymn to the Inmortal Wind tiene un poema en el que se refiere al cuerpo humano como un recipiente que contiene el alma y que aunque seamos polvo de estrellas, el alma vagará y viajará hasta encontrar a aquellos que ama nuevamente.

 

 

Hay creencias religiosas que sugieren que hay un lugar más allá de este mundo y esta vida en el que el alma puede descansar. En la serie LOST, las almas de los personajes de la serie vagaban en una realidad paralela. Uno por uno se daba cuenta de que ya no estaban vivos y que debían dar el siguiente paso. El último en hacerlo fue el protagonista de la serie, en el final. Un momento que muchos LOSTies jamás olvidarán, acompañado con esta gran canción.

 

Por supuesto que este playlist no se limita a estas canciones. Otros podrían agregar a Carmina Burana o incluso Rite of Spring de Stravinsky. O poner The End of the World de The Cure e irse al extremo colocando cualquier cosa de Slayer. Si el mundo va a acabarse pues, mejor escuchar la música que nos gusta para despedirlo. ¡ Hasta el próximo playlist!

 


Referencias: