En los tiempos del track, aún hay discos que se deben escuchar por completo
Música

En los tiempos del track, aún hay discos que se deben escuchar por completo

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

28 de abril, 2016

Música En los tiempos del track, aún hay discos que se deben escuchar por completo
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

28 de abril, 2016



Las ventas del vinilo han incrementado considerablemente en los últimos años. Los melómanos esperaron años para que el revival del acetato llegara y hoy es una realidad. Lamentablemente, aunque los números sean optimistas, aún son pocos los que tienen esta obsesión casi religiosa por escuchar un trabajo musical de principio a fin. Las canciones son obras completas, sin embargo, forman parte de una cosmogonía conformada por un álbum completo. Escuchar una canción y no el disco su en totalidad es equivalente a leer un capítulo de una novela o ver un episodio suelto de alguna serie; la experiencia se siente incompleta. 

Discos completos

El párrafo anterior es la principal razón por la cual debes escuchar un disco en su totalidad, pero hay artistas que además de conocer eso se han esforzado en que dediques tiempo, atención y pasión a su trabajo; no por un capricho ególatra, sino porque tú deberías conocer la verdadera historia que el disco está contando y no quedarte fraccionado. Los siguientes discos son algunos que deben ser escuchados de principio a fin, ya sea por alguna estrategia artística o simplemente porque de no hacerlo es como si no hubieras escuchado el verdadero trabajo del músico.


-
Beyoncé - "Lemonade" 



Tal como lo hizo en su disco anterior titulado "Beyoncé", la última entrega de la cantante más famosa del mundo llega con un video para cada canción. Es importante remarcar que por ahora sólo se vieron en un especial de HBO y que poco a poco serán lanzados de manera digital, pero la idea de la artista no es obligar al entusiasta musical a ver cerca de una hora de videos, sino que la experiencia sea multisensorial, más parecida a un musical cinematográfico de alta calidad y no un simple disco.


-
David Bowie - "Blackstar" 



Swan Song, un término que pocas veces se escuchó antes de 2015 en los medios de comunicación masivos. Primero llegó a las masas gracias al esperado último disco de Pink Floyd, esta "canción de cisne" en memoria de los fallecidos miembros de la banda le dio un toque mucho más personal al álbum de una de las bandas más importantes de la historia, sin embargo, a principios de 2016, David Bowie llevó el termino aún más allá. Él lanzó el disco "Blackstar" y se convirtió en un éxito masivo, la gente aún no terminaba de digerir el disco cuando la noticia de su muerte a causa de cáncer se dio a conocer, entonces todo tuvo mucho más sentido. Uno de los más grandes rockstars de la historia no hizo un disco de rock, hizo una carta de despedida para todo el mundo en el que plasmó su identidad, ideología y filosofía, producto de 69 vueltas al Sol. 

Esa carta, ese homenaje a la vida, a la muerte y a su enfermedad hacen que "Blackstar" necesite ser escuchado de principio a fin. Desde la canción 'Blackstar' hasta 'I Can't Give Everything Away'.


-
Kendrick Lammar - "To Pimp a Butterfly"



Algo que hoy se conoce es que este disco fue influencia directa para Bowie mientras grababa "Blackstar", si eso no demuestra la influencia de Lammar en la cultura popular e incluso en el rock más puro, no hay nada que lo pueda hacer. Aunque tal vez sí hay algo: escuchar este disco de principio a fin. Así como Bowie no hizo un disco de rock, parece que Kendrick no hizo un disco de rap. El jazz salpica todo el álbum; versos que parecen salir de una improvisación de Miles Davis, trompetas, saxofones y más; sin embargo, lo que realmente traspasa la singularidad del track en este disco es la letra. Una historia, una metáfora, una apología. Kendrick tiene fama y prestigio a diferencia del disco anterior, por eso se pone en el papel de una mariposa que se encuentra siempre en constante cambio, no sin algunos arrepentimientos que lo acosan noche tras noche. 


-
The Beatles - "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" 



Esto parece una trampa, se podría decir que cualquier disco de The Beatles puede ser escuchado de principio a fin. Sus suaves notas y fáciles melodías los convierten en acompañantes perfectos para casi cualquier ocasión, pero este es un caso especial. Era 1967 y una revolución no muy silenciosa se apoderaba de Occidente. Sexo, drogas, rock, amor, paz, libertad, igualdad y más eran las nociones básicas que reinaban el verano del amor y este disco fue una de las banderas de protesta. Entender por completo este disco es entender el principio de una nueva era, no solamente en el rock, sino en la sociedad contemporánea. 


-
Interpol - "Turn on the Bright Lights"



Desde el inicio del primer track titulado 'Untitled' da la sensación de que ese no es un disco común y corriente. Una guitarra que pronto recibe el acompañamiento de una batería; parece eso que Coldplay quería ser y nunca logró. Claro, hoy Interpol se encuentra entre las miles de bandas que prometieron salvar al rock (o por lo menos la prensa lo decía) y que finalmente no lo hizo, pero en 2002, con el lanzamiento de este disco demostraron que ellos eran el futuro. Las guitarras distorsionadas están ahí, la actitud rebelde también y la necesidad de ir track por track es una obligación para entender por completo el disco. 


-
Tool - "Lateralus" 



Un disco con mitología propia. Se dice que el disco, así como el libro "Rayuela", tiene un significado distinto si se escucha en distintas secuencias, por lo que estás invitado a jugar con el tracklist del disco, pero hay más. También se cuenta que si escuchas el disco de principio a fin, es probable que al terminar veas una especie de neblina azul difícil de borrar por un momento. 


-
Michael Jackson - "Thriller" 



Hay discos que se convierten en titanes, en esos monstruos de la música pop que son tan conocidos que seguramente con mencionar dos canciones del disco nos hacen parecer verdaderos melómanos. Lamentablemente eso le ha pasado al disco que resultó un parteaguas en la cultura de occidente. Todos conocemos "Thriller", todos hemos visto la portada e intentado bailar al ritmo de su más famoso sencillo. Sin embargo, muchas personas aún son ajenas a la magia del álbum en su totalidad. 'Wanna be Startin' Something', 'Baby be Mine' o 'Human Nature'; todas necesarias para entender los otros superéxitos del Rey del pop y crear un contexto que demuestre la grandeza de "Thriller".


-

Radiohead, Led Zeppelin, Pink Floyd y muchos otras bandas tienen grandes discos que pueden ser tratados como joyas enteras. ¿Cuáles crees tú que son las que realmente vale la pena escuchar de principio a fin? ¿Qué disco te provoca hasta las lágrimas o hasta un éxtasis total? 


***
Te puede interesar: 

Discos para escuchar bajo el efecto de las drogas
 

Los mejores discos de punk de todos los tiempos






Referencias: