'Bad Witch', el noveno álbum de Nine Inch Nails que te llenará la cabeza de ruido y perdición

Viernes, 22 de junio de 2018 12:37

|Liliana Estrada

No será suficiente con escucharlo una sola vez...



Trent Reznor, fundador de Nine Inch Nails, fue uno de los pioneros en creer en las plataformas de streaming y la música de libre acceso, sin saber que con el tiempo, se convertiría en algo que cambiaría por completo la forma en que la gente disfruta de nuevas canciones o artistas.


«Cuando has invertido en lo que has podido comprar y escoges un álbum para comprarlo, pasas más tiempo con él y ese disco cobra más importancia para ti. Me pone triste como músico y consumidor de música ver que la gente, sin límite de opciones, va a dar “siguiente” a las canciones sin invertirles tiempo».



Trent afirma que descubrió bandas como The Clash o Talking Heads y a otras que realizaban música compleja, por azares del destino, y aunque no cobraban sentido al escucharlas una sola vez, optaba por repetirlas varias veces hasta dejarse seducir por el sonido. Además, cree que el exceso de oferta de artistas y el fácil acceso a todo lo que existe en el mundo es lo que limita en muchos sentidos el crecimiento de una escena musical.


«Si fuera un niño hoy, mi gusto musical sería mucho más limitado de lo que es ahora, descubrí muchos álbumes complejos que compré que nunca hubiera escuchado las 100 veces que los escuché, si tuviera todos los álbumes del mundo, diría "no lo entiendo" y ya, daría siguiente, sin importar nada».



Para contrarrestar ese mercado enorme, Nine Inch Nails se compromete cada día más con su estilo y en ofrecer algo más que simple música. Sus shows en vivo se han convertido en un espectáculo sensorial, visual y sonoro imperdible. Ya no se conforman con tocar bien, complementan todo con luces, humo y penumbra, el ritmo envuelve tus sentidos y convierten todo en una experiencia sin igual.


La banda acaba de publicar Bad Witch, después de dos EP’s: Not the Actual Events y Add Violence. Es una producción importante en la carrera de Nine Inch Nails, ya que es su primer álbum tras cinco años después de Hesitation Marks —a pesar de sólo tener seis canciones y durar 30 minutos —.



En esta producción trabajó de la mano de Atticus Ross, con quien ya ha compartido escenario, estudio y otros proyectos durante un largo tiempo. Los seis temas que conforman Bad Witch no son digeribles a la primera escucha, deberás repetirlas más de una vez para poder percibir todo lo que Reznor y Ross dejaron en este disco.



-

"Shit Mirror"


Deberás bajarle a tus audífonos. Esta canción podría provocar que tus oídos ensordezcan un poco o que tus vecinos te pidan bajar el volumen. Está saturada, detrás de un sonido particular, como si fuera una estática permanente escucharás la voz de Trent Reznor. Es simplemente brutal.



"Ahead of Ourselves"


¿Y si todo estuviera "frente a nosotros" todo el tiempo? El sonido de todo el Bad Witch es violento, agresivo con tus oídos, pero después de escuchar lo que hay en cada canción se podría convertir en un tema digno de una fiesta en medio de luces de neón y cuerpos sudorosos.



"Play the Gooddamned Part"


Tiene una parte de metales, completamente buena, explotando el abrumador sonido electrónico; de pronto se adentra en el jazz o rock progresivo hasta que unas percusiones se asoman... y de la mano de un piano se despiden de la canción.



"God Break Down the Door"


Este tema fue el primer y único corte que pudimos escuchar del Bad Witch antes de su lanzamiento. Distorsión, dureza, profundidad. Con esas palabras podría definirse algo que es mejor experimentar con nuestros oídos.



"I'm Not from This World"


Una canción de 6:42. ¿Hace cuanto que no escuchas un track de esa duración? Si lo haces con suma atención te irá llevando por diferentes atmósferas e instrumentaciones, sobre todo si crees no eres de este mundo.



"Over and Out"


Emprende un viaje hipnótico y escucha esta canción una y otra vez. Nine Inch Nails reafirma que va un paso adelante de la industria musical a la cual no respeta. Siguen haciendo música con la intención de conectarse con el mundo, de entenderse a sí mismos simplemente dejando que la música los lleve.



«No hacemos música para alcanzar un objetivo específico en nuestra carrera, no lo hacemos para cruzar el umbral del logro. Lo hacemos porque realmente me hace sentir conectado con el mundo, me ayuda a entenderlo, me hace sentir mejor sobre quien soy. Se siente bien trabajar duro y tocar algo que seas capaz de transformar».





Nine Inch Nails ofrece lo que siempre ha hecho, desde su fundación en 1988: innovar y mostrar a todo el mundo una nueva faceta en cada álbum. Han sido pieza elemental en el rock y la música electrónica, Trent Reznor ha dejado huella en la industria y lo seguirá haciendo mientras tú sigas escuchando sus discos.


REFERENCIAS:
Liliana Estrada

Liliana Estrada


Coordinadora de Sección - Música
  COMENTARIOS