NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Por qué el hip hop es el nuevo rock, según Jack White

20 de marzo de 2018

Alonso Martínez

Boarding House Reach es el manifiesto de Jack White donde demuestra que el hip hop es necesario para la evolución del rock'n'roll.



Nos sentimos solos, desolados, pero especiales. Queremos encontrar algo más de lo que tenemos en nuestras manos, estamos atados a esa obsesión de "tener" algo grande, algo que nos diferencie del resto y nos confirme que no moriremos en el olvido. Miramos en el plato de la otra persona no para saber si tiene suficiente, sino para saber qué podemos obtener de ella y nutrirnos a su costa.


«Me lo imaginé como alguien que pertenece a una especie de casa compartida (una boarding house), en la que tienes que estirarte para tomar algo que se encuentra en la mesa. A alguien con la necesidad de usar su mano para alcanzar una pieza». En esas dos cortas líneas –con una voz rápida y segura– explica Jack White el origen de Boarding House Reach, el título de su nuevo álbum en el que justamente el músico de 42 años se convierte en el hombre que me describió: en alguien que desea estirarse para tomar algo de otra persona y usarlo para nutrirse.



En su tercer trabajo como solista, Jack White parece dejar atrás su época de homenajes y rescates de melodías blues que generaron el rock puro de los 50 y los 60 para convertirse en un artista más complejo, tomando algo que nunca había implementado a un nivel tan glorificador: el hip hop. «Pasa incluso sin que te des cuenta. Creo que lo hice aprendiendo de las personas con las que tocaba y eso hago siempre. Consideraría un fracaso decir "escribiré una canción de country" y sólo hacerlo, así no funciono. Me gusta tocar, ver a dónde me lleva y trabajar desde ahí. Puede pasar con blues, punk rock y hip hop».



«Creo que en muchas formas el hip hop es el punk rock de la actualidad. Es un lenguaje muy distinto e interesante que puede explotarse de distintas formas. Vivimos en una época interesante para ver hacia dónde se dirige. Como compositores, y me incluyo, muchos buscan nuevas formas de atraer a la gente o de crear algo importante. Hoy existe demasiada competencia y aunque no se trata de ser el más conocido, es importante innovar y encontrar nuevas caras de lo que somos».



El exguitarrista de The White Stripes tiene una evolución imparable, con decenas de discos publicados con diferentes artistas, además de sus otros proyectos como The Dead Weather y The Raconteours, también es uno de los más influyentes, no sólo de la escena indie rock, sino de otros géneros, tanto así que ha trabajado con artistas que van desde Jay-Z hasta Alicia Keys. Boarding House Reach además de demostrarlo lo lleva un paso adelante para confirmar que no es un artista de época sino que probablemente será de los pocos nombres de nuestra generación que pasarán a la historia como uno de los grandes.



Y es que, a pesar de que ya no es parte de la escena "joven", el sonido no deja de sentirse fresco y además lo funciona –en palabras de Jack– como una máquina del tiempo, ya que se siente tanto nuevo como viejo. «Espero que sea una máquina del tiempo para el futuro. Quiero ver cómo se ve dentro de dos años, dentro de tres. He aprendido mucho sobre la historia y por eso cuando escribo canciones quiero que suenen como si fueran de 1965 o de 1938, pero también que tengan más de la esencia actual. [...] No tengo idea de a quién le gustará lo que hago. Me siento suertudo de que mis fans tengan desde ocho hasta 80 años y que el público sea tan variado».



En cuanto a su partida de los White Stripes y trabajar en distintos proyectos, el multinstrumentalista afirma que no existe un plan definitivo para nada y que lo único que lo guía son los sonidos. «Siempre sigo lo que me dice la música y el momento. Depende mucho de la energía de las personas, qué es lo que te llama la atención y qué tipo de experimentos quieres hacer. Especialmente ahora que estamos expuestos a muchas más cosas y que queremos aprender más, trabajamos mucho para encontrar cosas emocionantes».



Escuchar Boarding House Reach es un recordatorio de que la música nunca dejará de ser interesante. Se decía que el rock estaba a punto de morir y que ya no había grandes artistas, pero Jack es uno de ellos y prueba que para salvar el rock es necesario encontrar nuevas cosas para hacerlo más relevante. Cada uno de los tracks del álbum es parte de esa búsqueda permanente de sonidos distintos pero igual de brutales que en el pasado.



«No podemos aburrirnos», me dice casi al final de la conversación, afirmando que ya no es permisible decir que no hay música buena o que no escucharemos un género sólo por los prejuicios; tenemos miles de herramientas a nuestra disposición para hallar algo distinto o incluso para crearlo si estamos insatisfechos con lo que existe. White es el claro ejemplo de ello y una digna figura para seguir, mostrándonos que nunca se acabarán las combinaciones musicales, siempre podremos explotar con algo nuevo.



«No podemos aburrirnos», repite, como si lo dijera a sus adentros, recordando que debe seguir, tomando del plato de los demás y nutrirse para crear algo nuevo. «No podemos aburrirnos», vaya que no.


Boarding House Reach sale a la venta el 23 de marzo.


TAGS: Rock en inglés entrevista Rock
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

6 formas naturales de hacer crecer tus cejas si las depilaste demasiado 8 trucos de maquillaje que puedes intentar para que tus senos se vean más grandes Cómo viven los niños en el barrio más violento del Salvador en 15 fotografías de Donna DeCesare 8 señales de que tu columna se está deformando y necesitas tratamiento Por qué el Twerk es el mejor ejercicio para aumentar el tamaño de tus glúteos y piernas Secretos que mantienen a una pareja enamorada en 15 ilustraciones

  TE RECOMENDAMOS