Razones para escuchar a Elliot Moss y no tienen que ver con Thom Yorke

Martes, 28 de noviembre de 2017 16:54

|Alonso Martínez

Loops melancólicos, voces sobrehumanas, la vida en la cuerda floja: esto es lo que nos dijo el chico genio Elliot Moss.



Parece irreal que alguien pueda compararte con Thom Yorke. ¿Cómo pararse junto al genio contemporáneo responsable de Radiohead y de influenciar a dos generaciones enteras con sonidos destructivos, melodías angustiantes y temas que desgarran el alma a cada verso? ¿De qué forma podríamos mirarnos frente a ese individuo y tomarlo como un semejante después de que creó algunos de los mejores discos de los últimos años?


En una forma resumida, esa fue la primera pregunta que le realicé al chico Elliot Moss, quien con sólo 24 años y un LP ha sido comparado con Yorke y hasta Peter Gabriel. En esta época en la que chicos como Jake Bugg son erróneamente equiparados con Bob Dylan, parece exagerado realizarlo con Moss y el responsable del OK Computer, sin embargo, resulta confortante el hecho de que, mientras que Bugg actuó con arrogancia convirtiéndose en una decepción constante, el chico originario de Nueva York actúa extremadamente humilde ante semejantes comentarios: «Siempre es extraño escucharlo, creo que mi música está muy inspirada en su trabajo, pero creo que aún estoy muy lejos de hacer música como la suya».





Moss comenzó a trabajar en su primer disco desde que tenía 16 años. Encerrado en una habitación, se encargó de grabar, mezclar y tocar todos los instrumentos virtuales y analógicos que escuchamos en Highspeed, llamado uno de los mejores álbumes de 2015 y, probablemente, de toda la década. «Fue extraño. Al principio no pensé que fuera algo importante y se fue construyendo lentamente. Cobró vida y eventualmente creé un mapa de cómo quería que fuera. Tomé ruidos de diferentes lugares, me inspiré en diferentes géneros tratando de hacer algo que me gustara y el resto simplemente sucedió».



Blues, funk, gospel, new wave, alternativo y rock se encuentran en Highspeed. Moss tiene una forma excepcional de utilizar elementos familiares y darles nuevos tintes. Es como si tomara una canción de cualquier época y lograra cambiarle toda la esencia. Es una especie de juego en el que es imposible perder. «Creo que eso es lo que aún me hace joven. Sólo juego con los sonidos; son muchas horas de mover cosas en la computadora y tratar de encontrar algo diferente», a pesar de ser uno de los músicos más jóvenes que están siendo reconocidos alrededor del globo, Moss aún se considera un talento amateur. Sus palabras suenan seguras pero entre sus líneas se esconde una cierta curiosidad que sólo se encuentra en los dulces años de la juventud.





«Damon Albarn, David Byrne... ellos serían algunos con los que me gustaría trabajar. Creo que su trabajo me ha influenciado en distintas formas y creo que a veces quisiera sonar como ellos», y es cierto. Lo peculiar de Moss es que tiene un estilo completamente cercano a las creaciones británicas, a pesar de que creció en la escena musical de Nueva York. Su música es comparada con los genios del Reino Unido y posiblemente es eso lo que hace que su impacto alrededor del mundo sea aun mayor que el que provoca en su país natal. «Aprendo mucho de ellos. Sus canciones evocan una especie de melancolía que se siente en Highspeeds».



A diferencia de algunos de los músicos de su generación, Moss no se siente presionado por los nombres que suenan junto al suyo, y al parecer sólo disfruta viajar por el mundo. «Creo que he estado conociendo muchos lugares, aprendiendo distintas cosas y seguramente usaré eso en mi próximo álbum. En definitiva no sonará nada parecido a mi primer trabajo por obvias razones pero espero que le guste a la gente. Por ahora sólo disfruto viajar por todo el mundo y me siento feliz de poder hacerlo gracias a este álbum».





Si eres fanático de Thom Yorke o simplemente te gustan los sonidos alternativos que logran condensar lo hecho durante la mitad del siglo pasado, en definitiva debes escuchar a Elliot Moss. Quizá no sea tan grande como algunos tratan de señalarlo, pero Highspeeds provoca emociones que pocos logran despertar y, en definitiva, es un trabajo que no cualquiera pudo haber producido. «Me siento orgulloso de él. No cambiaría nada y espero nunca desear hacerlo», me dice antes de colgarme, a poco de enfrentarse a un futuro.


Elliot Moss se presentará el 23 de febrero de 2018 en el Foro Indie Rocks!



Escucha Highspeeds en su plenitud:


Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS