Pactos con el diablo y crecer con lunáticos: una extraña entrevista con Gorillaz

Miércoles, 21 de marzo de 2018 13:34

|Alonso Martínez
entrevista a gorillaz

"El plan es que Gorillaz siga haciendo discos hasta que la única vida en la Tierra sean las cucarachas y la peluca de Donald Trump" - Murdoc Niccals



Amor puro, explosiones y llantos melancólicos inundaron el Foro Sol durante la primera presentación de Gorillaz después de 16 años de no tocar en un escenario mexicano. La banda digital –representada por Damon Albarn, su "creador", y por una ola de colaboradores de carne y hueso– entró a nuestros oídos como cuando éramos preadolescentes, escuchamos por primera vez "Clint Eastwood" y nos provocó la misma añoranza que tenía nuestro corazón virgen al dejarse abrumar por "On Melancholy Hill", mientras que al mismo tiempo nos recordaba que, indudablemente, es una de las pocas agrupaciones que pueden mezclar tan bien la locura con la tristeza, haciéndonos bailar hasta la muerte.


entrevista a gorillaz 1


Ese inolvidable espectáculo formó parte de su reciente Humanz Tour, su gira más ambiciosa hasta la fecha. En una extraña conversación llena de caos y cerveza, platiqué con los cuatro miembros digitales para saber cómo se sienten con los colaboradores y cuál es el asunto con Damon Albarn, quien sigue robándose sus escenarios.



«A veces el escenario se siente realmente lleno de gente. Como una de esas colonias de pingüinos en el Polo Sur. El truco es no pararte en el borde o podrías caerte hacia el abismo», 2-D es el primero en hablar con su tono incómodo mientras sus ojos vacíos miran hacia la nada. A su vez, Murdoc –el genio verde detrás de la banda– afirma sobre Albarn: «Estoy cansado hasta la muerte de hablar de ese tipo. Y no uso la palabra con D a la ligera, amigo. Soy un ego-maniaco certificado. Es una condición médica. Así que cada vez que hablan de él robándose mi escenario, están poniendo mi salud en riesgo. Es como si quisieran que tuviera un desastroso celebrity breakdown, enfermos».


entrevista a gorillaz 2


Humanz es el quinto álbum oficial de la banda, el cual lanzaron más de 7 años después de los eventos de Plastic Beach, y aunque la banda parece estar de vuelta a la normalidad, los miembros tuvieron que sufrir distintos daños para regresar al estudio. «Navegué por el océano dentro de la boca de Russel (cuando era un gigante mutante). Luego cacé a un demonio del infierno a través de Japón. Desde el Monte Fuji hasta el inframundo de Tokio. Después de eso viajé hacia Inglaterra dentro de una caja, me reuní con mi banda, hice una gira por el mundo y esta mañana fui a IKEA para comprar una repisa flotante», me explica Noodle, la pequeña guitarrista que ahora es toda una mujer experimentada tanto en la música como en las artes marciales. Trato de sorprenderme por su respuesta, pero conociendo a los Gorillaz, eso es sólo un día normal.



En cuanto a vivir con tres hombres maniacos, la multiinstrumentista japonesa me responde: «Solo uno es un maniático. También vivo con un neurótico y ocasionalmente con el huésped de un espíritu esquizofrénico. Crecer como la hermana mayor de los chicos me ha enseñado sobre recursos, paciencia y cómo soportar malos olores».


entrevista a gorillaz 3


Por su parte, Murdoc Niccals, –el autodesignado "líder de la banda"– aún está lidiando con su pacto con el diablo: «Pregúntale, amigo. El señor oscuro ha estado molesto desde que me convertí en un feminista colectivista humanitario. El hecho es que nunca tuvimos un pacto de verdad porque no lo firmé con mi propia sangre. Usé una bolsa de sangre de cerdo pegada en mis bolas, para pruebas antidoping y esas cosas. No le debo nada a ese bebé rojo llorón».



El único que se mantiene en silencio durante la conversación –como es de esperarse– es Russel, el encargado de los beats y de gran parte del sonido de la banda. Cuando le pregunto sobre su papel dentro del proyecto de Murdoc, simplemente dice: «Aclaremos una cosa. Russel toca para Russel. Gorillaz no tiene jerarquía, a pesar de lo que diga Murdoc. Somos un colectivo, y no sólo entre los colaboradores, sino los músicos y el equipo también. Si la familia Gorillaz es una pizza, Murdoc es sólo una rebanada. Con un poco de aceitunas encima, quizá. Pero, ¿a quién le gustan las aceitunas?».


entrevista a gorillaz 4




Con esa respuesta Russel define Gorillaz a la perfección. La banda no es sólo los cuatro integrantes digitales, ni Damon Albarn o Jamie Hewlett; es un fantástico colectivo de artistas que plantan un poco de sus raíces para crear algo con infinitas posibilidades. Algo eterno y –como afirma Murdoc– siempre puede haber un poco más de caos.



«Oh, siempre hay bastante caos. Gorillaz se alimenta de ello. Es mi elixir creativo junto con el tequila de antaño. El plan es que Gorillaz siga haciendo discos hasta que la única vida en la Tierra sean las cucarachas y la peluca de Donald Trump. La ventaja de ser virtualmente inmortal».


Finalmente, y como un cliché, 2D me responde sobre qué estaría haciendo con su vida si no fuera parte de Gorillaz: «Sería Jedi de Marketing Digital. Lo vi anunciado y pensé que sonaba cool. Sólo si a todos les dan un sable de luz». Para terminar la conversación les pregunto sobre sus planes a futuro. En grupo, los cuatro me dicen: «Ir al bar». Sin duda son eternos e inigualables.


entrevista a gorillaz 5


Escucha Humanz para recordar su presentación en el Vive Latino:



REFERENCIAS:
Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS