La carrera de Juan Gabriel en 40 fotografías

A dos años de su muerte, el mundo sigue conmocionado y dolido por la muerte de una de las grandes figuras de la música, Juan Gabriel regaló tanto amor como pudo, aunque él no lo hubiera recibido nunca.



Si alguien conoce la métrica mágica y perfecta de los octosílabos es Juan Gabriel. Cada una de sus composiciones consta de cuartetos con versos octosílabos, lo que funciona para que las letras tengan armonía resulten agradables al oído y sean fáciles de retener en la memoria.


Las composiciones eran algo sobre lo que el Divo de Juárez tenía absoluto control... Por otro lado, su vida fue un laberinto de ires, venires y desventuras que aunque lo ayudaron a saber llegar al alma de las personas, también lo hicieron u hombre muy infeliz.





Luego del estreno de la serie sobre su vida fue que nos enteramos de que infancia, adolescencia y juventud estuvieron marcadas por el abandono la pérdida, el olvido y el desamor.


En la infancia más temprana es enviado a un internado lejos de todos los seres que se supone debían amarlo. En ese lugar no hace más que sentirse abandonado triste y componer canciones gracias a la ayuda de su maestro Juan Contreas, de quien tomó el nombre y lo adoptó para que se le conociera de manera artística. Su maestro fue la primera persona que tuvo fe en él y en su talento.





Fue después de grabar el que fue su primer éxito, "No tengo dinero", su éxito fue en ascenso. No obstante, en 1969 el cantautor terminó preso en la cárcel de Lecumberri por las acusaciones de la actriz Claudia Islas. Pero fue mientras estaba tras las rejas y desamparado que compuso el éxito antes mencionado, "No tengo dinero".


Juan Gabriel aprovechaba cada golpe que le daba la vida para componer canciones que lo subían cada vez más al éxito.





En cuanto al amor su suerte no fue la misma, pasó de unos brazos a otros sólo para que al terminar cada relación, sus exparejas lo traicionaran lucrando con sus intimidades, sin mencionar la confirmación de la homosexualidad que Juan Gabriel nunca aceptó públicamente.





De los 5 hijos de Juan Gabriel sólo uno porta su sangre; fue concebido tras una inseminación a la hermana de su mejor amigo, Laura Salas, los demás fueron adoptados del orfanato que el propio Divo de Juárez había fundado.


Lamentablemente, la relación con sus hijos adoptados no fue fructífera y la todos ellos, a excepción de Alberto III, quien murió de una sobredosis, ya se habían alejado del cantante por conflictos de intereses y problemas familiares. El único que continuó a su lado fue su hijo de sangre, Iván Gabriel.





El Divo de Juárez, sabiendo lo difícil que es vivir sin contar con recursos ni el apoyo de nadie, dejó a su familia completamente protegida económicamente, cada hermano contaba con una cuenta bancaria de 5 millones que recibían en forma de mensualidad para asegurar su estabilidad económica. Y sin olvidar a sus amigos, hubo a quienes también obsequió casas, especialmente cuando éstos se encontraban en dificultades, Juan Gabriel siempre acudía en auxilio de quien pidiera ayuda.





Esta alma caritativa, herida y compleja abandonó la vida el 28 de agosto del 2016. La causa no fue otra que un infarto provocado por la obstrucción de la traquea por una flema, episodio que ya había experimentado en una ocasión durante un viaje en Las Vegas, donde el piloto de el vuelo le proporcionó la ayuda necesaria para evitar que muriera de asfixia.





A dos años de su muerte, el mundo sigue conmocionado y dolido por la muerte de una de las grandes figuras de la música, un hombre que regaló tanto amor como pudo, aunque él no lo hubiera recibido nunca.


*

Te puede interesar:


El día que Luis Miguel y Juan Gabriel cantaron con Michael Jackson

Juan Gabriel: ¿la inspiración en el estilo de Harry Styles?


Referencias: