La historia de Dennis Wilson y Charles Manson

Martes, 21 de noviembre de 2017 12:16

|Rodrigo Ayala Cárdenas
historia de charles manson

El baterista de los Beach Boys se vio involucrado de manera indirecta en los siniestros crímenes de la secta de Charles Manson.

Cuatro horas después de haber salido de la clínica de rehabilitación, por enésima ocasión, Dennis Wilson, baterista de The Beach Boys, ya estaba tomando de nueva cuenta vodka, su bebida predilecta.


Lo fueron a recoger su amigo Bill Oster y su novia en turno, Collen McGovern, para celebrar su rehabilitación y pasar los siguientes días en Emerald, el yate del primero, surcando las aguas de Marina del Rey, California. En ese mismo lugar, Dennis solía atracar su propio yate, Harmony, el cual había tenido que vender para financiar las estadías en las distintas clínicas en las que había intentado curar su profunda adicción a las drogas y el alcohol. Algo que no había logrado para desgracia de los familiares, la pareja, los amigos y el manager del músico.


Aquella noche, Wilson y sus acompañantes bebieron de manera salvaje. El músico se sentía mal de seguir conectado a la botella, pero también era cierto que el alcohol lo ayudaba a olvidar sus frustraciones y los malos tiempos que se venían dando desde hace varios años.


historia de charles manson 1


Al día siguiente, el mediodía del miércoles 28 de diciembre de 1983, Dennis se sentía de buen humor y decidió hacer una visita a otro amigo cercano: Lathiel Morris, quien vivía en otra embarcación de Marina del Rey. Después de charlar durante algún rato con él, Wilson sintió ganas de darse un chapuzón en medio de la euforia que lo embargaba. Estar en un yate, próximo al mar, en compañía de sus allegados, era motivo de celebración. Afuera no reinaba el sol típico de California, sino unos nubarrones que hacían que el agua al tacto estuviera a unos diez grados bajo cero. Al músico no le importó y a las 3 de la tarde les dijo a sus acompañantes que se lanzaría al mar.


historia de charles manson 2


Mientras se sumergía y braceaba en el agua, Dennis estaba contento y relajado, pero al mismo tiempo una oscura nube lo hacía ser consciente de que sus adicciones lo tenían dominado por completo. Asimismo, su carrera como músico no daba muestras de despegar. Su vida en cierto modo no tenía sentido en absoluto. Poco a poco se fue alejando, hasta llegar a una zona despejada. Podía sentir cómo los efectos del vodka comenzaban a abandonarlo y el frío se apoderaba de su cuerpo. Comenzó a experimentar una creciente inquietud. Cuando le fue imposible seguir braceando, su vida comenzó a pasar ante sus ojos: su niñez, sus padres, las novias del colegio, sus inicios como músico, los años de gloria con The Beach Boys, las alocadas giras llenas de fiesta y alcohol en las que gustoso participó.


historia de charles manson 3


Durante una fracción de segundo su memoria se detuvo en aquel 1968 en que las dos chicas a las que recogió en la carretera le presentaron a Charles Manson. Lo último que Wilson logró ver fue la mirada de "Charlie", esa forma de ver que impedía que pudieras despegar tus ojos de su rostro y que era capaz de hacerte sentir fascinado, pero también con un profundo horror. Esa mirada que jamás dejó de perseguirlo y que ahora lo acompañaba hasta la negrura del fondo del mar. 


historia de charles manson 4


-

1968


Las chicas vestían a la usanza de la época: huaraches, ropa holgada y el cabello lacio y suelto. Estaban a la orilla de la carretera de Malibú pidiendo aventón. A Dennis le parecieron unas hippies hermosas. Iba al volante de su Cadillac y vio la oportunidad de pasar un buen rato con ellas; quizás pudieran fumar un poco de hierba, tomar unas cervezas y terminar en la cama de su enorme mansión. Estacionó su auto y las invitó a subir.


historia de charles manson 5

Se llamaban Patricia y Ella Joe, dos veinteañeras que iban viajando de vuelta a California después de haber ido a un concierto. Dennis les dijo que él era músico, baterista de The Beach Boys. Ambas se mostraron sorprendidas y honradas de estar ante una personalidad como él. Después de hablar un poco de su carrera y de la escena rock en California, comenzaron a charlar sobre otros temas que estaban en boga en aquella época: la meditación, el uso de sustancias psicoactivas, las religiones orientales; temas que los tres coincidieron en que eran fascinantes. Dennis les dijo que tenía varios gurús que le daban valiosas lecciones para encontrar su 'yo verdadero'. Patricia y Ella Joe estaban encantadas con sus palabras y aceptaron su invitación para pasar algunas horas en su mansión. Los tres se divirtieron teniendo sexo y entre las pausas las chicas le hablaron acerca de Charlie, su gurú, un tipo que había estado 12 años en prisión y que ahora era el líder de un culto al que ellas pertenecían.


historia de charles manson 6


Dennis de inmediato se sintió atraído por la descripción que las chicas hacían de Charles, al que consideraban un iluminado, un tipo destinado a cambiar a la humanidad. Además era músico, como él, le dijeron. Y estaba en búsqueda de una oportunidad de mostrar su gran talento. Dennis les dijo que le gustaría conocer algún día al gran Charlie y las chicas le dijeron que seguramente a su gurú también le encantaría conocerle a él.


Dos semanas después, Wilson llegaba a su casa después de ensayar con los demás integrantes de The Beach Boys, cuando vio a un grupo de unos 12 o 15 hippies sentados afuera de su casa. Patricia y Ella Joe se encontraban ahí y corrieron a recibirle. Le dijeron que ahí estaba su líder, que lo habían llevado para que ambos se conocieran. Charles Manson apareció ante él; era un tipo de barba espesa, cabello largo y rizado, baja estatura, y vestido a la usanza hippie. Su mirada y personalidad cautivaron a tal grado a Dennis que éste lo invitó a pasar en compañía de sus amigos tras unos pocos minutos de charla.


historia de charles manson 7


A partir de ahí, ambos comenzarían a frecuentarse, labrando una sólida amistad. Manson invitó a Wilson a visitar el rancho en el que dirigía su comuna, llamada "La Familia", y le permitió tener encuentros sexuales con varias de sus chicas. También hablaban mucho acerca de música y de algunas ideas filosóficas. Cuando Charles y sus jóvenes seguidores tuvieron algunos altercados con la justicia y se vieron obligados a abandonar el rancho, Wilson lo invitó a llevar a su secta a su mansión hasta que tuvieran un lugar donde vivir. Ahí, las noches se llenaban de música, alcohol, orgías, drogas y promiscuidad.


historia de charles manson 8


Llegó el día en que Dennis Wilson aceptó financiar un proyecto musical de Charles Manson. El baterista veía en su amigo a un músico con el potencial necesario para abrirse paso en la industria. El líder de La Familia estaba seriamente obsesionado con hacer su carrera como músico una realidad. Incluso, ambos llegaron a componer varios temas en conjunto, los cuales en la actualidad se desconocen por completo.


historia de charles manson 9


Uno de los participantes de esas interminables fiestas era otro buen amigo de Wilson, Terry Melcher, uno de los productores musicales más reputados de la escena del rock de aquellos años. Manson estaba feliz de rodearse de dos personajes clave para sus planes como artista, mientras que Wilson y Melcher estaban gustosos de que Charlie los proveyera de chicas bien dispuestas a pasarla bien en sus brazos.


Para Wilson fue un alivio el día en que Manson regresó a su rancho junto con todos sus seguidores. Le gustaba tenerlos en casa, pero también era una realidad que le causaba cierta sensación siniestra que todos vivieran en ella. El día en que Dennis decidió visitar a La Familia para celebrar la vuelta de ésta a su hogar, se enteró de la clase de sujeto que era Manson; lo vio matar a un joven negro mediante el uso de un rifle y tirar su cuerpo a un pozo. Ese día, Dennis vio el mal en la mirada de Manson. El baterista comenzó a alejarse poco a poco de Charles y su secta. Estaba demasiado impresionado con el crimen del que fue testigo y atemorizado como para acudir a la policía a denunciarlo.


historia de charles manson 10


Además, estaba aquello del Helter Skelter, la extraña idea filosófica de Manson basada en la canción homónima de The Beatles, editada en el famoso White Album, que tantas veces le había escuchado al líder de la secta. Consistía en un inevitable levantamiento a nivel mundial de la raza negra contra los blancos. Manson y su familia serían los únicos blancos que sobrevivirían a la matanza y que compartirían el poder mundial con los nuevos líderes. El levantamiento iniciaría cuando los líderes más poderosos de la raza blanca comenzaran a ser asesinados.


historia de charles manson 11


Corrían los primeros días del mes de agosto de 1969. Para este punto, Manson estaba por completo loco ante esta idea y se sentía molesto porque su carrera como músico no daba señales de iniciar. El disco que Dennis le había financiado estaba estancado y el amigo de aquél, el tal Terry Melcher, no parecía tener demasiadas esperanzas en el proyecto. Algo había que hacer para que las cosas comenzaran a ocurrir en cualquier momento, tal y como Manson las vislumbraba.


Fue así que el 9 de agosto de 1969, Manson ordenó a cuatro miembros de confianza de su secta (Susan Atkins, alias "Sexie Sadie", Patricia Krenwinkel, Leslie van Houten y Tex Watson) que acudieran al domicilio de Melcher, ubicado en 10050 de Cielo Drive, Beverly Hills, California, armados con cuchillos y un rifle para iniciar el ritual del Helter Skelter (días antes ya habían asesinado al matrimonio LaBianca). En dicho domicilio vivía hasta hace unos meses Melcher, quien ahora rentaba su mansión al prestigiado director de cine Roman Polanski y su esposa, la actriz de 26 años, Sharon Tate, quien se encontraba en las últimas semanas de su embarazo.


historia de charles manson 12

10050 de Cielo Drive, Beverly Hills, California


Atkins, Krenwinkel, Van Houten y Watson tenían órdenes de asesinar a quien se encontrara en la mansión. Ni ellos ni Manson tenían conocimiento de que Melcher ya no vivía ahí, ni de que esa noche se efectuaba una reunión donde participaban Sharon Tate, Jay Sebring, peluquero y expareja de Tate, la rica heredera Abigail Folger, de 25 años, y su amante Voytek Frykowski, de 32, amigo y compatriota de Polanski (quien estaba ausente a causa de un viaje de negocios). La barbarie de lo que ocurrió en el interior del 10050 de Cielo Drive es bien conocida por todos: los ahí reunidos murieron a manos de los miembros de La Familia de manera por demás siniestra.


historia de charles manson 13


Fueron estos crímenes los que llevaron a Charles Manson a prisión, junto con los cuatro asesinos materiales. Ahí pasó el resto de sus días hasta su reciente muerte, el 19 de noviembre de 2017, a los 83 años. También fueron estos asesinatos los que llevaron a la ruina mental a Dennis Wilson, quien sintió remordimientos a causa de haber sido él que presentó a Terry Melcher a Manson. La culpa no le dejaría gozar del todo la vida; si ya era un adicto al alcohol y las drogas, estas adicciones se agudizaron en los meses y los años siguientes hasta el día de su muerte.


Ni su álbum en solitario editado en 1977, que pasó sin pena ni gloria, ni la compañía de numerosas mujeres que le dieron varios hijos, fueron razones suficientes para que el siempre recordado beach boy pudiera sacudirse por completo la sensación de que de alguna manera él había sido el responsable indirecto de que una mujer embarazada y joven muriera de manera cruel, a causa de un demente al que quería convertir en músico.


historia de charles manson 14


-


A las cuatro y cuarto de la tarde, ni Bill Oster ni Collen McGovern lo vieron salir de nueva cuenta del mar. Fue hasta la noche cuando la Guardia Costera recuperó su cadáver. La autopsia reveló que Dennis Wilson había consumido una cantidad colosal de vodka. Sus familiares lograron darle sepultura de una manera que en aquellos años estaba prohibida: su cuerpo fue arrojado al mar que tanto amó, en el que gustaba navegar y practicar surf.


-


Si esta historia te ha sorprendido, también te puede interesar:


5 canciones de Charles Manson que te harán olvidar su maldad por unos minutos


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS