INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La violencia en el Hip-Hop: ¿Por qué cada vez hay más músicos asesinados?

3 de noviembre de 2018

Corina Mendoza

O protestas contra la violencia o la glorificas: así es el mundo del rap.



Quizá haya que empezar diciendo que el hip-hop se originó en los barrios más bajos y marginados del Bronx, Nueva York. En sus orígenes llevaban consigo un mensaje de denuncia y protesta, un llamado de atención a la segregación que hacía la sociedad de la comunidad afroamericana, de lo duro que resulta sobrevivir cada día. Sin embargo, a partir de cierta década, aproximadamente alrededor de los 90, los músicos que se dedicaban a la música rap empezaron a morir a tiros por cuestiones que se sospechan tenían que ver con líos de drogas y disputas entre narcotraficantes y mafiosos.



La violencia


Recientemente el actor Donald Glover en su papel de Childish Gambino causó una revolución con el lanzamiento del track "This is América" junto con un videoclip que denuncia el panorama actual para la comunidad afroamericana: entre los múltiples mensajes del video están el racismo, la política de armas en Estados Unidos, la normalización de la violencia y la forma en que los medios son indiferentes antes temas serios como, precisamente, los conflictos entre bandas, y la forma en que las autoridades estadounidenses tratan a los hombres de color, es decir, los múltiples asesinatos de policías a hombres inocentes sólo por su color de piel. Lo más impresionante de todo es que mientras canta: "This is America, don't catch you slippin' up" [Esto es América, que no te atrapen con la guardia baja], detrás de él hay un escenario violento.




La muerte


Un mes después del lanzamiento de "This is America", los raperos XXXTentacion y Jimmy Wopo fueron asesinados en un tiroteo que se presume fue consecuencia de las riñas entre pandillas, tenían apenas 20 y 21 años.



La revista especializada en rap y hip hop, XXL, publicó que, hasta 2017, la cantidad aproximada de raperos asesinados a tiros era de 63 casos. De estos destacan la muerte de 2pac, The Notorious Big, Big L, entre otros, algunos asesinados en sus casas, otros en tiroteos, y en el caso de 2pac, le dispararon desde un auto que se emparejó con el suyo.


La mayoría de estos raperos tenía ciertos vínculos con narcotraficantes, incluso el primer asesinato en el rap que se tiene registrado es de Scott La Rock pos asuntos de drogas, y según las investigaciones después de la muerte de 2pac, su muerte fue un ajuste de cuentas porque el rapero había robado 10 kilos de cocaína a un narcotraficante.



Por otro lado, las rimas que arrojaban estos músicos son una apología al mundo del crimen y la violencia, una glorificación de la vida ostentosa que llevaban y la confirmación de su poder en el rap y en la vida subterránea...



Ese, según Kendrick Lamar, Gambino y otros expertos del género, es el problema principal. Durante los 90 creció la idea de que un hombre del hip-hop tenía que tener armas y lujos, y vivir una vida al extremo. Eso fue lo que enseñó Dre y Jay-Z. En vez de hablarle a las personas sobre los peligros y la paz, comenzaron a glorificar ese estilo de vida, el cual ahora siguen otras generaciones. La violencia no abandona el género, e indudablemente eso influye en los asesinatos que vimos en el pasado y los más recientes.




La contraparte


Lamar y Gambino se esfuerzan por erradicar el estereotipo del hombre negro y el rap como una escena musical criminal y a los raperos por hombres violentos. Lo que Lamar en especial trata de hacer es que las nuevas generaciones se sacudan la violencia y volteen a sus barrios natales no para verlos como zonas marginales, sino como cunas de personas con gran potencial:


«Sí, hablamos de un grupo de personas y realmente se está enfocando en las personas que quieren detenerte y no verte mejor a ti mismo y que quieren verte en esta situación en la que sólo serás otra estadística. Puedo sentir los cambios, puedo sentir una nueva vida. No entienden realmente el impulso y la ambición detrás de eso, sólo lo ven de por vida. Lo veo de otra manera. Lo veo por mi historia familiar. Lo veo por lo que la gente siente que debería ser en la vida, sólo otra estadística, como dije. Y mucho más, sólo desafiándome a mí mismo. Lo veo como un desafío en lugar de sólo verlo en la televisión y preguntarme por qué este tipo tiene chicas y autos y todo eso, es más una cuestión mental para mí».

-Kendrick Lamar



Al final de lo que se trata es de regresar a los orígenes del hip-hop y de la música en sí, una manifestación artística humana que como todo arte, debería abogar por un cambio para bien en el mundo. De eso habla Kendrick Lamar, de deshacerse del estigma no sólo de la comunidad de color o del racismo en Estados Unidos, sino de la sociedad en general, de ver a las personas de escasos recursos como una mancha con pocas posibilidades futuras, pero además de eso, pretende eliminar la mentalidad que los grandes del hip-hop le dejaron a las nuevas generaciones, las cuales inevitablemente los hacen seguir siendo parte del problema. Y ojalá que su pelea rinda frutos muy pronto, para que ese número de raperos asesinados no siga creciendo.


*

Te puede interesar:


El día que Kendrick Lamar destruyó al rock en sólo una hora

La carta con la que Tupac terminó a Madonna para no arruinar su carrera

TAGS: Historia de la musica Videos musicales música
REFERENCIAS:

Corina Mendoza


Correctora de estilo / Articulista de Entretenimiento

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Tupac Amaru II: El líder indígena de la primera revolución latinoamericana Pedro Díaz Parada “El Cacique de Oaxaca”, el capo más violento y sigiloso del sur de México Las 10 pinturas más caras de artistas vivos Poema para recordar a los periodistas que defendieron la verdad hasta la muerte 100 consejos que hubiéramos querido escuchar cuando teníamos 15 años Bioenergética: cómo dominar la terapia que te liberará de la angustia del pasado

  TE RECOMENDAMOS