Historia del Vive Latino: 20 años de desentrañar todas las posibilidades de la música

Historia del Vive Latino: 20 años de desentrañar todas las posibilidades de la música

Por: Rodrigo Ayala -

Aquí te contamos la historia del Vive Latino, la celebración musical más importante de toda América Latina que celebra este 2019 su vigésimo aniversario.


La historia del Vive Latino o Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino llega a sus 21 años de vida en 2020. Aunque comenzó como un festival enfocado de lleno al rock en español y una amplia gama de subgéneros (ska, metal, reggae...), poco a poco se ha ido abriendo a otros horizontes hasta el grado de incluir artistas que poco o nada tienen que ver con el rock, pero que representan la apertura a otras realidades culturales y musicales. Incluso en la actualidad también intervienen agrupaciones y artistas que no cantan en español. Asimismo es una excelente ventana para agrupaciones noveles o emergentes que en este evento se dan a conocer de manera masiva a un público sumamente variado. 

La primera edición del Vive se llevó a cabo el 28 y 29 de noviembre de 1998 en el Foro Sol de la Ciudad de México, recinto que entonces ocupaba el equipo de beisbol Diablos Rojos. Esa mítica primera edición contó con la presencia de artistas consolidados como Molotov, El Tri, Café Tacvba, Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Santa Sabina, La Lupita, los chilenos La Ley o el español Miguel Ríos. 

  Artículos Relacionadosvive-latino-2020-cartel-boletos-horarios-fechamusicaLa espera terminó: conoce el cartel completo y horario del Vive Latino 2020

historia-del-vive-latinoCartel de la primera edición del Vive Latino, en 1998, cuando la intención era presentar un evento de "puritito rocanrol".

Pese al éxito de la primera edición, en 1999 el festival no se llevó a cabo por motivos desconocidos, pero un año después volvería a la carga presentando a bandas como Jaguares, Fabulosos Cadillacs y Ska-P y solistas como el español Enrique Bunbury como platillos principales. Los demás años representaron la evolución y consolidación de un evento que fue ganando cada vez más adeptos dentro y fuera de México. De 2001 a 2010, exceptuando 2002, año en el que el festival tuvo otra pausa, el Vive vio desfilar por sus principales escenarios a gente como Resorte, Plastilina Mosh, Santa Sabina, The Mars Volta, Zoé, Cerati, Transmetal, La Gusana Ciega, Andrés Calamaro, Celso Piña o Empire of the Sun

historia-del-vive-latino

Un caso muy ilustrativo de lo que representó un antes y un después en el evento fue el ocurrido en 2003 con la banda de rap Calle 13, misma que fue recibida de manera negativa por la audiencia, pues se trató de los primeros artistas ‘no rockeros’ que se incluían en el cartel (aunque aquí cabe la pregunta: ¿verdaderamente qué es rock en México?). Ese fue el inicio de un cambio desconcertante en la identidad del evento. Poco a poco, sin embargo, el Vive ha ido incluyendo a artistas que no interpretan rock, perdiendo de esa manera su espíritu primigenio y ampliando su oferta cultural para dar cabida a otros estilos y otras audiencias. La máquina comercial a veces termina siendo más fuerte que cualquier otro elemento. 

Similar suerte ese mismo año corrió la cantante y compositora Natalia Lafourcade, quien prácticamente fue obligada a abandonar el escenario a punta de rechiflas y botellazos por su pop edulcorado y ajeno al rock, el cual en la actualidad es más que aceptado en el festival. Lo dicho: la puerta del Vive Latino es cada vez más amplia y permisiva. Lo que antes era visto como sacrílego hoy se ha vuelto parte de una misma maquinaria. 

historia-del-vive-latinoNatalia Lafourcade vivió en carne propia el rechazo de la fauna rockera en 2003. Hoy, es una de las artistas con mejor recepción por parte del público. 

La edición de 2011 fue histórica, ya que en ella se dio la reunión de Caifanes, una de las más importantes agrupaciones de rock mexicano, con su formación original, misma que no ha parado de girar desde entonces aunque sin el guitarrista original Alejandro Marcovich desde hace algunos años. El Vive Latino también contó en ese año con la participación de una banda de metal histórica incluso más allá de América: Sepultura, lo cual fue una muestra más de que el festival estaba dispuesto a ir más allá de todo lo concebido. Los brasileños no han sido los únicos representantes del metal más ruidoso que se han apoderado del Vive: Mastodon, Ángeles del Infierno, A.N.I.M.A.L. o Rata Blanca también sacaron la casta en diferentes momentos por el heavy metal. 

historia-del-vive-latinoCaifanes se reunió en la edición de 2011 con su alineación original, marcando uno de los momentos históricos del Vive Latino.

A excepción de 1999 y 2002, el Vive no ha dejado de realizarse año con año y evolucionar en cada edición hacia distintos territorios a veces claramente alejados del rock, como por ejemplo en 2014 cuando Los Tigres del Norte tuvieron una extensa y muy exitosa presentación en un evento en el cual pocos pensarían que una banda de música regional o norteña tuviera cabida. Pero si tomamos en cuenta que en la misma edición se presentó Trent Reznor y su banda Nine Inch Nails y que al año siguiente el festival se lució con la presencia de Robert Plant (vocalista fundador de la leyenda del rock Led Zeppelin), podemos darnos cuenta de que el Vive Latino es un espacio en el que diversas posibilidades artísticas pueden convivir sin problema alguno. Mismo caso de una banda totalmente ajena al rock que triunfó en el Vive ocurrió en 2017 cuando Bronco (sí, la banda de música norteña liderada por Lupe Esparza y Ramiro Delgado) conquistó el Foro Sol y fue ovacionada como los grandes. 

Vamos, el Vive Latino es ya tan amplio en sus fronteras musicales que incluso en 2014 el Foro Sol se vio envuelto por las notas de Sonido La Changa, un clásico del ambiente sonidero, a cargo de su fundador Ramón Rojo, originario del barrio de Tepito, quien puso a vibrar y bailar a los asistentes a ritmo de salsa, cumbia, tropical y charanga. Aquella frase de la primera edición del Vive Latino “¡Dos días de puritito rocanrol!" hoy podría reducirse o ampliarse (según los puntos de vista) a “¡Dos días de puritita música!", lo cual finalmente es lo que importa en un sentido estricto y desapasionado. 

Vive Latino 2019

Veinte años hablan de la consolidación de un evento que ya es una tradición en la escena musical de la capital mexicana. Los pasados 16 y 17 de marzo de 2019, el Vive Latino vio nacer una edición más con un cartel en el que destacaron bandas y artistas nacionales como Fobia, Caifanes, Santana, Café Tacvba, La Castañeda, Jumbo, y extranjeras del calibre de The 1975, Editors, Snow Patrol, Korn o Enrique Bunbury. Las canciones de todos ellos las queremos escuchar ya en el próximo Vive Latino 2019, el festival musical que reúne a todas las expresiones consolidadas y las que apenas emergen.

Vive Latino 2020

¿Qué sigue después de 20 años de música? ¡Llevar las cosas a un nuevo nivel! La edición de 2020 recibe, además de bandas del calibre de Guns N' Roses, nuevas actividades como Casa Comedy y el Fondo de Cultura Económica y demuestra que la música rompe barreras y va más allá de lo imaginable. Por si fuera poco, la expansión del festival cultural más importante de Iberoamérica decidió conquistar un nuevo territorio y celebrará su primera edición en España. ¡Compra tus boletos aquí!

Historia del Vive Latino: 20 años de desentrañar todas las posibilidades de la música 1Foto: Ocesa

  Artículos Relacionadosvive-latino-primera-edicion-espanamusicaVive Latino rompe fronteras y celebrará su primera edición en España

Te puede interesar:

El día que Joaquin Phoenix dirigió un video de rock gótico
5 momentos que harán que este Vive Latino sea inolvidable
Todo lo que tienes que saber del Vive Latino 2020

Referencias: