La historia de espionaje y destino detrás de 'Persiana Americana' de Soda Stereo
Música

La historia de espionaje y destino detrás de 'Persiana Americana' de Soda Stereo

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

2 de febrero, 2019

Música La historia de espionaje y destino detrás de 'Persiana Americana' de Soda Stereo
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

2 de febrero, 2019

Inspirada en la película ‘Vestida para matar’ o en ‘Doble de cuerpo’ así nació 'Persiana Americana'… pero no la escribió por completo Cerati.

«Soy un espía, un espectador, y el ventilador desgarrándote». ¿Qué no podría pasar por la mente del genio Gustavo Cerati? Años después de su muerte, seguimos hablando de sus letras, y de la forma tan magnífica en la que creaba música. Sin embargo, como cualquier otro artista, sufría del famoso “bloqueo del escritor”, caracterizado por terribles horas frente a las hojas en blanco. Fue entonces cuando supo que necesitaba ayuda. Y así comienza la historia de Persiana Americana, una de las mejores canciones de Soda Estéreo que no fueron completamente escritas por Cerati.

Era 1986 y tanto Cerati como el resto de la banda estaban exhaustos después de la promoción de sus primeros dos álbumes, los cuales fueron éxitos rotundos. Soda Stereo y Nada Personal los catapultaron a la fama y era momento de mostrar su verdadera fuerza. Mientras eso sucedía, un programa de radio llamado El Submarino Amarillo, transmitido en Argentina y conducido por Tom Lupo, reconocido periodista de la zona, realizaba un concurso para escritores en el que le pedía a los escuchas que enviaran sus poemas y escritos para convertirlos en canciones. Los tracks serían grabados por distintos íconos argentinos del momento, y Gustavo Cerati era uno de ellos.

RECOMENDADO: Bandas influenciadas por Soda Stereo que quizá te gustarán

soda stereo persiana americana

En ese momento, Jorge Antonio Daffunchio, un artista plástico escuchó el llamado del concurso y no dudó en enviar algunos de sus textos para probar suerte. Tal como narra en un reporte Raúl Álvarez de La Tercera, quien entrevistó al personaje, el concurso nunca llegó a concretarse. Sin embargo, el mismo Gustavo Cerati señaló uno de sus textos como algo que le interesaba y que realmente le habia gustado. Era un poema llamado “Cisne Negro”, el cual estaba basado en diferentes relatos del género de detectives. 

gustavo cerati soda stereo

Cerati se encargó de rastrear a Daffunchio, quien era mucho mayor que él, y le insistió para que trabajaran juntos en las letras del tercer disco de la banda, Signos. En ese momento Cerati se sentía incapaz de escribir, pero tenía bastantes ideas para comenzar. De acuerdo con Álvarez, el compositor le presentó los títulos tentativos “Caja Negra”, “Signos”, y “Persiana Americana”, y comenzaron a trabajar en la última, ya que hablaba más o menos sobre las historias de detectives que le interesaban al artista visual. 

RECOMENDADO: Canciones poco conocidas de Soda Stereo sólo para conocedores

En la entrevista que le realizó Álvarez, la primera versión era más oscura y hablaba de un detective que esperaba a una amante que nunca llegaba, pero eventualmente se transformó hasta darle un aire romántico y más interesante. Muchos reportes señalan la cinta de Brian de Palma Vestida para matar como una inspiración, pero otros creen que la cinta es Doble cuerpo del mismo director, ya que va más acorde a lo que dicen las letras. 

Al final, el inesperado colaborador construyó una de las canciones más grandes de Cerati y ayudó al líder de la banda a recuperar su genialidad para las letras, dando como resultado un excelente disco que terminaría de posicionarlos como los íconos definitivos del rock argentino.

Esta es la letra:

Yo te prefiero
fuera de foco,
inalcanzable.
Yo te prefiero
irreversible,
casi intocable.
Tus ropas caen lentamente.
Soy un espía, un espectador.
Y el ventilador desgárrandote.
Sé que te excita pensar hasta donde llegaré.
Es difícil de creer.
Creo que nunca lo podré saber.
Sólo así yo te veré
a través de mi persiana americana.
Es una condena agradable,
el instante previo
es como un desgaste.
Una necesidad,
más que un deseo.
Estamos al borde de la cornisa,
casi a punto de caer.
No sientes miedo,
sigues sonriendo,
sé que te excita pensar hasta donde llegaré.

Esa fue una de las pocas canciones que Cerati escribió con ayuda de otras personas. Al final se le dio una vibra similar al new wave británico y el resultado fue un éxito. Lo interesante es que Cerati pensaba que no iba a funcionar y que no era tan llamativa, y al final se convirtió en uno de sus temas más representativos.

Te puede interesar:

La historia detrás de 'De Musica Ligera' de Soda Stereo

Las etapas del amor, según Soda Stereo

Las 30 mejores frases de Gustavo Cerati


Referencias: