4 historias que sólo un experto en la música podría contarte

4 historias que sólo un experto en la música podría contarte

Por: Rodrigo Ayala -






Amamos el rock lo hacemos por múltiples razones. Para mí, hay dos motivos esenciales que me han mantenido enganchado a esta música: uno, el poder que tiene de transmitirme un significado espiritual, y segundo, las historias a su alrededor. Toda la música tiene fascinantes anécdotas, pero ningún estilo vence al rock cuando se trata de hablar sobre demencia, extravagancia y peligro. La gran mayoría de los rockeros y los que forman parte de ese mundo poseen detrás anécdotas tan grandes que se podrían llenar cientos de universos con ellas.

Robert Hilburn es uno de esos privilegiados que lo han visto todo en el mundo del rock. Su rostro calmo, aunado la hecho de que no bebe ni fuma, contrasta con el torbellino de una música que destaca por su salvajismo y por extraer sus notas e historias de los más profundos infiernos urbanos. Es uno de de los críticos de rock más respetados y admirados en el mundo. De 1970 hasta 2005, sus ensayos, artículos y criticas llenaron las páginas del diario Los Angeles Times para erigirse como un gurú musical.
Robert Hilburn
Robert Hilburn y Keith Richards


Su obra periodística y crítica se entiende con base en las historias que le regaló al mundo en su libro “Desayuno con John Lennon y otras crónicas para la historia del rock”, un tesoro que es bien valorado por los que hacemos del rock una extensión de nuestra alma. Dejemos que Robert Hilburn nos cuente algunas de las anécdotas más íntimas e hilarantes que han marcado la historia de la música y la suya…

-

Otoño de 1971
Robert Hilburn y Creedence Clearwater Revival
o “Una chica danesa nada barata”

robert hilburn creedence

John Fogerty y sus compañeros de banda invitaron a Hilburn a unirse a ellos en Europa para documentar su gira por el Viejo Continente. El periodista se sentía emocionado debido que Creedence era su banda norteamericana preferida y porque jamás había estado en Europa. Cada noche, después de los conciertos, Hilburn regresaba a su hotel para escribir la crónica del concierto y de la jornada de la banda. Esos textos los enviaba a la revista Rolling Stone y a Los Angeles Times. Su carácter tímido y reservado le impedía participar de las experiencias con las groupies que se congregaban tras bastidores.

Una noche, a eso de la una de la madrugada, una preciosa chica se apareció en la habitación de su hotel de Copenhague. Los técnicos de la banda la habían enviado para que el periodista no se perdiera de la experiencia de una estrella de rock. En vez de irse a la cama, Hilburn y ella permanecieron toda la noche charlando hasta que la chica se excusó diciendo que tenía que levantarse temprano para trabajar. Años después, cuando la banda ya se había separado y las relaciones de John Fogerty eran tensas con sus ex compañeros, el baterista Doug Clifford le reclamó a Hilburn que siempre se pusiera del lado de John en sus artículos. A modo de reclamo le dijo que en aquella gira de 1971 les daba tanta lástima que le mandaron a aquella chica danesa para que la pasara bien. “Y no era nada barata”, le gritó.

-

Verano de 1978
Robert Hilburn y el “Coronel” Tom Parker
o “Cuando un padre pierde a un hijo”

Robert Hilburn Coronel Tom Parker

Dos años después de la muerte de Elvis, en un hotel de Las Vegas se organizó una convención para fanáticos de “El Rey”. El atractivo principal era la presencia del “Coronel” Tom Parker, antiguo manager de Elvis y uno de sus amigos más cercanos. Por desgracia, la respuesta del público fue mucho menor a lo que los organizadores esperaban y Parker lucía desmoralizado. En cierto momento de la noche, Robert Hilburn vio cómo el hombre se dirigía a la salida y se detenía a observar una fotografía de tamaño natural de su antiguo protegido. El periodista se acercó hasta él y le preguntó: “Lo echa de menos, ¿verdad?”. El “Coronel” Tom Parker respondió: “Claro, claro, lo quería como a un hijo. Pero no uses esa cita. El coronel no concede entrevistas”. Avejentado y cansado, el ex manager de Elvis se dio media vuelta y siguió su camino hacia la salida.

-

Verano de 1989
Robert Hilburn y Paul McCartney
o “Un británico con palabra”

Robert Hilburn Paul McCartney

Después de trece años de ausencia, McCartney volvería a tocar en Rotterdam. Emocionado ante este hecho, Robert Hilburn se reunió con el músico inglés para sostener una entrevista previa al concierto. Ambos acordaron en que seguirían con la charla una vez que el evento terminara. Cuando el concierto dio inicio Hilburn se sentía tan mal debido a una gripe que prefirió quedarse tras bambalinas. No contaba con que McCartney volvería esa noche a Londres y que regresaría mañana para la segunda fecha en Rotterdam.

La reunión tendría que aplazarse hasta el siguiente día, pero cuando Paul vio lo mal que el crítico se sentía le dijo que descansara y prometió llamarle dos días después para seguir con la entrevista. Robert Hilburn se preocupó, pues tenía que entregar su texto en una fecha inamovible y sabía que los músicos no son de fiar cuando se trata de devolver una llamada. Sin embargo, fiel a su origen británico, McCartney se comunicó con él en la hora y el día pactados. Hilburn pudo terminar su trabajo y entregarlo a tiempo.

-

En algún momento de finales de los años 60 e inicios de los 70
Robert Hilburn y The Allman Brothers Band
o “Los riesgos de esnifar cocaína”

Robert Hilburn The Allman Brothers Band

Robert Hilburn pasó unos días con una de las bandas más emblemáticas del rock sureño. Se dio cuenta de la cantidad de cocaína que esnifaban debido a que en un solo día dos miembros de la banda y uno de sus técnicos le ofrecieron un poco de esta droga. Cuando por fin lo convencieron (tentado sólo por sentirse parte de la banda), Hilburn inhaló un poco del polvo blanco. Sin embargo, no sintió que le hiciera efecto alguno. Pasados unos minutos, cuando hablaba por teléfono con un amigo, éste le preguntó: “Robert, ¿por qué hablas tan rápido?”.

*

¿Eres amante de las guitarras veloces, las baterías estruendosas y las voces agudas? Entonces te invitamos a leer sobre las 10 bandas de heavy metal que te recomendaría un experto. ¿Necesitas más decibeles en tu habitación? Éstas son las 10 grandes canciones para que el hard rock se vuelva tu género favorito de una vez por todas.

**

Fuente: "Desayuno con John Lennon", Hilbrun, Robert. Ed. Turner Libros, 2009 


Referencias: