La banda que inició el heavy metal y nadie recuerda
Música

La banda que inició el heavy metal y nadie recuerda

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

7 de diciembre, 2016

Música La banda que inició el heavy metal y nadie recuerda
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

7 de diciembre, 2016




La historia del rock inició de un pacto con el diablo. Robert Johnson vendió su alma a cambio de ser el mejor guitarrista de blues. Su técnica influyó a los guitarristas del futuro que se dedicaron a encontrar el riff más oscuro y poderoso, uno que evocara los gritos chillantes del infierno. ¿Quién fue el primero que lo encontró? ¿Quién descubrió las notas exactas que dieron vida al heavy metal, la música que se toca con la ayuda de un pentagrama?

¿Quién? Ya lo sabes, sólo que no lo recuerdas porque estás ocupado escuchando el "Black Album" de Metallica. Regresa al pasado con Iron Butterfly:



En la década de los 60 los hippies explotaron al máximo el rock psicodélico. Por un momento olvidaron el pacto siniestro que debían venerar, pero el tiempo se encargó de saldar cuentas. En 1968 la psicodelia se estaba debilitando. La gente convulsionada con las grandes cantidades de LSD que consumían al día comenzaron a exigir sonidos más potentes. Estaba Cream, The Doors y Pink Floyd, pero ninguno de ellos tenían la fuerza para regresar a las catacumbas.

Fue entonces cuando energías siniestras llegaron desde Florida para iniciar uno de los movimientos de música más pesados de la historia: el heavy metal. Ellos fueron Iron Buttefly y con una sola canción transformaron el rock psicodélico. El tema en cuestión se llama 'In-A-Gadda-Da-Vida', dura 17 minutos y tiene como base uno de los riffs más populares en toda la historia del rock. 

Iron Butterfly


El bajista Lee Dorman afirmó: "No importa lo que me suceda durante el resto de mi vida. Yo sé que fui parte de algo que hizo historia y esa canción sí que lo hizo". La grandeza de la canción se debe a la integración de una distorsión robusta así como la de una cadencia más lenta y pesada. La bomba de instrumentos penetra en la mente del oyente al igual que la voz teatral de Doug Ingle, quien sólo canta al inicio y al final del tema para dejar que una guitarra chillante, un bajo del infierno y un órgano de los 60 nos conduzcan el ritual satánico.  

[Escucha 10 bandas de metal mejores que Metallica]

Cuenta la leyenda que el nombre original de la canción era
In the Garden of Eden (En el jardín del Edén), pero durante los ensayos de grabación, estando los integrantes de Iron Butterfly bajos los efectos del LSD, Bushy preguntó el titulo de la canción desde lejos a Ingle, quien en respuesta balbuceó algo inteligible que fue anotado por él en un papel como In-A-Gadda-Da-Vida. Más tarde, y más sobrio, Ingle leyó aquel galimatías y le pareció buena idea usarlo como título.

Iron Butterfly

El productor Jim Hilton llegó tarde al proceso de grabación debido a un atasco de tráfico. Mientras lo esperaban, decidieron realizar una prueba de sonido que el ingeniero de sonido, Don Casale, tuvo la precaución de grabar. Tan buena fue la prueba, que no hubo necesidad de repetirla siendo, de hecho, la versión que aparece en el disco. Los 17 minutos de In-A-Gadda-Da-Vida ocupan completamente la segunda cara del LP homónimo, que ganó el primer disco platino de la historia. 



El trabajo de Iron Butterfly repercutió en otras bandas que al igual que ellos estaban tratando de revestir al rock de oscuridad. Entre ellos se encontró Black Sabbath quienes tres años después lanzarían 'Paranoid', el segundo progenitor del heavy metal. Después de ellos llegarían Deep Purple y Iron Maiden.


::

A partir de ellos, las canciones se cargarían de ocultismo, satanismo y misticismo para traer al mundo el infierno que le hacía falta al rock. Gracias a Iron Butterfly se empezaron a utilizar palabras satánicas que sólo aparecen dentro del heavy metal
Ahora conoce las 100 mejores canciones del metal de todos los tiempos






 

Referencias: