NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Kendrick Lamar y un Pulitzer: el premio que sólo había ganado el jazz y la música clásica

16 de abril de 2018

Liliana Estrada

El rapero estadounidense sigue rompiendo fronteras. Estamos viviendo una nueva era para el rap...



El álbum DAMN fue la cuarta producción de estudio de Kendrick Lamar y con éste ha ganado un Pulitzer; algo nunca antes visto en una categoría como ésta. Joseph Pulitzer instauró estos premios a la escritura, el drama y la música en 1943 —la idea inicial era para una composición distinguida y significativa para la comunidad—; pero en 2004 el enfoque cambió un poco y también se decidió otorgarlo a una ópera prima en Estados Unidos, aun así, nunca se pensó que podría caer en manos de un rapero.


A lo largo de cada una de las entregas —si repasas los nombres uno a uno no hay ningún artista pop en dicho listado, sólo sinfonías, concierto a dos pianos, violines u orquestas, óperas y cuartetos— pocos nombres populares han desfilado por este galardón a excepción de John Coltrane (jazz) y Bob Dylan, quien fue el primer rockero en recibir este premio. Ahora ha llegado la era del rap.



Originario de Compton, California, Kendrick Lamar comenzó a despuntar desde muy joven; con el tiempo consiguió posicionarse hasta llegar a un punto donde Dr. Dre se interesó en su música y decidió producirlo. Él vio a la futura estrella del rap tal y como lo hizo con Eminem y 50 Cent, pero con Lamar todo fue distinto. Brilló con una estrella propia.


Álbum tras álbum ha marcado tendencia y ciertos aspectos peculiares de la cultura norteamericana. Sus discos llevan una historia o un concepto de por medio, y su lírica va más allá de rimas que buscan provocar a otros. Ha roto esquemas al igual que figuras como 2Pac y Nas en su época o como Eminem tiempo después. Ha encontrado su propia manera de hacerlo.



Compton, su ciudad natal, nunca ha salido de su sistema y en sus canciones sigue retratando la realidad social que personas comunes viven a diario en esos barrios americanos.


DAMN fue tan bien recibido por la crítica que lo ha ganado casi todo. Ha vendido más de un millón de copias en Estados Unidos en una época donde cada vez se venden menos discos. Tuvo tres sencillos “HUMBLE”, “DNA” y “LOYALTY”, y en total cuenta con 14 temas (en su mayoría uno hilado con el otro); el álbum fue realizado con distintos productores y alberga diversas colaboraciones.



Ya ganó los American Music Awards, el Grammy al mejor álbum de rap y fue nominado a disco del año, superado por el 24k Magic de Bruno Mars; pero el Pulitzer Prize a la música es un paso sumamente trascendental para la industria musical. Estamos hablando de que la lírica del rap ha ido más allá de un género musical enfocado 100 % en la comunidad afrodescendiente.


Kendrick ha roto esquemas, está entablando una nueva conversación con el público y ha demostrado que el rap proveniente de la cultura del hip hop puede ir más lejos que cualquier otro género en estos momentos. Como lo dijo Jack White, el hip hop es el nuevo rock.


TAGS: Recomendaciones Canciones música
REFERENCIAS: Business insider Rolling Stone

Liliana Estrada


Coordinadora de Sección - Música

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Cómo curar un corazón roto? "Hay una luz que nunca se apaga" - The Smiths "One, Two, Three, Four!" Ramones Mujeres que cambiaron la música All You Need Is Love - The Beatles Películas que predijeron los gadgets de hoy

  TE RECOMENDAMOS