La historia detrás de las canciones que fueron hechas para dedicarse en los peores momentos
Música

La historia detrás de las canciones que fueron hechas para dedicarse en los peores momentos

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

5 de abril, 2016

Música La historia detrás de las canciones que fueron hechas para dedicarse en los peores momentos
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

5 de abril, 2016



Cuando recibes una de las peores noticias que van incluidas en esto que se llama vida, de las pocas cosas en las que te puedes refugiar es en la música; no lo sé, puede ser una muerte, quizá la despedida de alguien que esperabas ver por siempre, la noticia de una enfermedad, el sentimiento de estar solo… En fin, todo eso que causa verdaderas pesadillas y no los monstruos que nos atormentaban de pequeños. Lo cual me hace recordar que, desde niño, cuando la vida ya empezaba a mostrar sus giros de inclemencia, lo único que podía salvarme realmente era encender la radio y poner alguno de mis discos. La serenidad que eso causaba era lo suficiente como para encontrarme de nuevo, para respirar y poder pensar en soluciones, motivos o consuelos.

Historias de Canciones - Fleetwood Mac

Eso me hizo pensar en las canciones que efectivamente fueron compuestas para esos momentos difíciles; desconsuela un poco que no hayan sido hechas para mí o para ti, pero incluso saber que su autor, en una situación sobrecogedora, haya llevado su mente a algo tan increíble como son esas palabras de aliento, de apoyo, de rendición, etcétera, están allí para hacer de lo más catastrófico algo superable.

En la lista siguiente están sólo algunos tracks que cumplen estos estándares: haberse escrito para consuelo de alguien en específico y que, al final, ese consuelo fue para todos nosotros.



-
The Beatles – ‘Hey Jude’

Dispuesta para consolar a Julian Lennon, hijo del otro gran Beatle, por el divorcio de sus padres; este track pasó a la historia como el consuelo más grande que se le puede dar a un niño sobre el terrible mundo de los adultos.



-
The Rolling Stones – ‘Wild Horses’

Del “Sticky Fingers" se desprende esta producción de los años 70 que está acompañada de varios mitos, pero sobre todo de una amistad imperecedera. Bien puede atribuirse el contenido a Richards consolando a su hijo por dejarlo, a Jagger por terminar con su novia de aquel entonces o a ambos por jugarse ventajas con las mujeres. Lo único cierto es que el track es uno de los mejores en la historia del rock.



-
Eric Clapton – ‘Tears in Heaven’

Tras haber caído de un piso 53 a la edad de cuatro años, el hijo de Eric Clapton inspiró esta canción en su padre como una muestra de arrepentimiento, de desolación y de fe ante tal tragedia. Desde su publicación hasta el día de hoy es considerada como una de las grandes piezas de la música contemporánea.



-
Coldplay – ‘Fix You’

Sin duda, en un momento en que la banda componía de la mejor música en su tiempo, esta canción es perfecta para seguir adelante. Se cuenta que Chris Martin escribió la letra para su exesposa Gwyneth Paltrow, quien atravesaba por un mal momento debido a la muerte de su padre.



-
Fleetwood Mac – ‘Go Your Own Way’

Parte del mejor disco de la banda, este track fue compuesto en su mayoría por Lindsey Buckingham, quien intentó retratar fielmente lo que sucedía en su interior tras haber terminado con su novia y compañera de banda: Stevie Nicks.



-
Bruce Springsteen – ‘Bobby Jean’

Se cree que lo impreso en esta composición por “El Jefe” tiene más que ver con su amigo Steven Van Zandt y su partida que con otra cosa; esta canción es el vestigio de una amistad que duele ver partir y el no saber cómo decir adiós.



-
The Beatles – ‘Blackbird’

Track proveniente del llamado “White Album”; en plena era de los despertares sociales, Paul McCartney compuso esta canción a manera de una reflexión artística en torno a los conflictos raciales que se suscitaban en los Estados Unidos de Norteamérica de 1968.



-
Depeche Mode – ‘Precious’

Martin L. Gore, compositor principal para esta banda de electrónica permeable, dijo en algún momento que esta canción estaba compuesta en torno a su divorcio con Suzanne Boisvert y lo mal que se sintieron sus hijos después.



Todos nosotros hemos estado allí; en un agujero sin más salida que escalar por esas paredes mohosas y llenas de alimañas, pero afortunadamente, si se cuenta con las palabras indicadas y las melodías perfectas, la subida en realidad es lo menos complicado.


***
Te puede interesar:

El efecto de la música "triste"

La triste historia detrás de las canciones de Amy Winehouse






Referencias: