Música

La mente detrás de Buena Vista Social Club

Música La mente detrás de Buena Vista Social Club

En la recta final del siglo pasado, ocurrió un fenómeno cubano que dio la vuelta al mundo. Un grupo virtuoso se hizo popular en dos formatos: un disco publicado en 1997 y un largometraje lanzado en septiembre de 1999. La música de Buenavista Social Club ganó fama internacional y alcanzó lugares privilegiados en las listas de popularidad.

 

La persona encargada de coordinar este proyecto fue Ry Cooder, un guitarrista y productor musical estadounidense con mucha experiencia en el ámbito de la música. Entre sus colaboraciones podemos encontrar nombres como Eric Clapton o los Rolling Stones. Su trabajo en Buena Vista Social Club jugó un papel importante en la popularización y apreciación internacional de la música cubana.

 

 

La grabación del álbum fue algo espontánea. Cooder no tenía planeado hacer un disco de son cubano, de hecho, se dirigía a Cuba, en 1996, a grabar a dos músicos africanos que nunca se presentaron a la cita, y aprovechó su estancia en la isla de una manera inesperada. En sólo  tres días organizó un numeroso grupo de músicos y cantantes gracias a los conocidos de Orlando “Cachaito” López y Eliades Ochoa.  La sesión de grabación duró seis días y se capturaron 14 piezas populares entre los músicos, entre ellas “Chan Chan”, un son de cuatro acordes reconocido alrededor del mundo.

 

 

Además de coordinar el trabajo de estos músicos cubanos, Ry Cooder les dio un segundo aire; algunos de los intérpretes gozaron de gran éxito como solistas gracias a la difusión que se les dio durante la promoción del documental y el disco.  Rubén González (piano) e Ibrahim Ferrer grabaron álbumes como solistas  después de 1997, dos nombres que no hubieran alcanzado fama mundial de no haber colaborado con Ry Cooder.

 

 


Referencias: