La música y sus pactos con el diablo

La música y sus pactos con el diablo

Por: Rijeos -


El virtuosismo en la música se ve expresado, muchas veces, por personajes extraños; algunos de ellos exceden los límites de comprensión a los ojos comunes, mientras otros atribuyen su talento a pactos con el diablo.  

Niccol+Paganini
 
Durante el Romanticismo, el violinista Niccolò Paganini logró  la fama gracias a unos dedos fuera de este mundo. Su impresionante habilidad para componer e interpretar piezas lo posicionaron rápidamente en los círculos de la alta sociedad. Al ganar fama, gran parte de su dinero se iba en apuestas, fiestas y mujeres, creando así uno de los primeros estereotipos del “rockstar”. La gente que conocía se estilo de vida no se explicaba cómo alguien tan indisciplinado podía conseguir resultados tan impresionantes. Las historias de este personajes con las relaciones satánicas se especularon durante sus presentaciones; Paganini vestía de negro y actuaba de manera realmente poseída, provocando que estos mitos crecieran más, así como su fama. Lo que no se sabía en esos tiempos era que Paganini padecía del síndrome de Ehlers-Danlos, que otorga flexibilidad a los dedos, y el síndrome de Marfan, que provoca que algunos miembros del cuerpo crezcan más de lo común, esto ayudaba a Paganini a interpretar el violín como lo hacía.  

robert johnson  
Robert Johnson es uno de los ejecutantes más  importantes en la historia de la música, creó un estándar en cuanto a estilos de tocar guitarra; entre sus múltiples obras se encuentra la legendaria canción  "Crossroads", la que narra sus sueños de convertirse en el guitarrista más importante de blues, mientras trabajaba en los campos de algodón. Cuenta la leyenda que para lograrlo, acudió a  un cruce para hacer un pacto con el diablo, muy al estilo de Fausto. Se rumora que el diablo afinó la guitarra de Johnson, dándole así poderes especiales con los cuales ganó la fama a cambio de entregar su alma. La muerte del guitarrista es un misterio; se cree que murió a causa de un envenenamiento provocado por un esposo celoso. Gracias a este incidente la historia tomó forma, pues de manera extraña el diablo cobró el pacto que se había hecho en aquel cruce.  

 
Jimmy Page, el guitarrista de Led Zeppelin, marca una revolución en la música, pues creó el estereotipo del guitarrista virtuoso y con mística, quizá demasiada mística.
Se sabe que Page tiene una afición por el ocultismo, y esto creó todo un mito detrás de él. En los 70, Jimmy Page compró una tienda de libros de ocultismo, la  que dejó de atender a medida que la carga de trabajo en Led Zeppelin crecía. Antes de la fama Page colaboró con el famoso fundador de la filosofía religiosa Thelema, Aleister Crowley, sonorizando la película Lucifer Rising; tras esta colaboración, fueron inevitables  las conexiones entre Crowley y Page.
 
tumblr_kqv2hgceuu1qzecl1o1_500
 
Para el cuarto álbum de Led Zeppelin, la banda liberó una serie de símbolos, los cuales representaban a cada integrante del conjunto; al llegar al símbolo de Page se observa el  Zoso, éste proviene del Grimorio, un libro de magia que explica cómo realizar amuletos mágicos, conjuros o  llamados del más allá.   Este símbolo se queda al lado de Jimmy Page en su carrera y se combina con sus símbolos zodiacales, los cuales, a su vez, se observan en su famosa vestimenta del dragón.  

zoso666 200px-Talis02
  Cuando las cosas no podían estar mejor en la banda, una serie de tragedias comenzaron a suceder alrededor de quienes tenían relación con Led Zeppelin; personas como el baterista John Bonham, quien murió ahogado en su propio vómito.
Robert Plant atribuye estas tragedias a las prácticas de Page, a las que el guitarrista se expresaba de una manera muy relajada, lo cual perturbó  a los otros dos integrantes del grupo, generando el fin de Led Zeppelin.
A pesar de todas estas teorías, no se ha comprobado la relación entre estos individuos y las prácticas satánicas. Lo que sí se sabe es que estas personas se encontraban poseídas por un poder musical y una ambición de revolucionar el sonido.
¿Y tú, por qué le venderías tu alma al diablo?
Referencias: