Música

La playlist que recopila las mejores canciones de películas porno de los 70

Música La playlist que recopila las mejores canciones de películas porno de los 70




La música es uno de los ingredientes fundamentales en la historia del cine. La fusión de las imágenes y los acordes melódicos dotan a cada una de las historias de una fuerza y emotividad capaces de originar entre el público las emociones más exquisitas, los segundos más frenéticos o los instantes más alegres y en todas esas situaciones la música realiza su propia magia.

Desde la aparición de la primera película erótica de la historia en 1896 (“Le coucher de la Mariée” Albert Kirchner), la industria del cine para adultos se convirtió en una afición que los hombres no pudieron ocultar. El encuentro sexual les pareció alucinante, pero luego de algunos años la imagen fue acompañada por la música, y lo que comenzó como un vídeo hecho en casa, tomó un formato en el que las historias eran excitantes no sólo por lo mostrado, sino también por lo escuchado.

canciones de peliculas de los 70

A partir de la década de los 70, las producciones pornográficas comenzaron a explorar el denominado cine de género. Cintas que se distinguieron por las historias que contaban y no sólo por los encuentros sexuales; momentos que exigían un acompañamiento musical capaz de atrapar la atención de los espectadores. Años más tarde, el productor musical Drixxxé se dio a la tarea de rescatar y mezclar canciones de los 70 que hicieron de cintas como "Sessomatto" 1973 , "Black Lolita" (1975) o "Madame Claude" (1977) un deleite visual y auditivo. 

Disfrútalas. 

-

'Afro Blue' (Drixxxé remix)
Robert Glasper feat Erykah Badu 

Sonidos pausados, acordes cadenciosos y voces delicadas son algunos de los elementos que hacen de esta canción un remedio contra el andar de los segundos. El juego de las melodías figura como una sugerencia para acompañar las notas y las sensaciones al interior de una habitación, tal y como sucedió en aquellas cintas en las que la sensualidad era el motivo perfecto para hacer de los sentidos una fiesta.



-

'What Sadness'  (Drixxxé remix)
Johnny Polygon

Con una fragancia de soul y ecos melódicos, ésta mezcla es una auténtica evocación del hip-hop de los 90, cuya distinción se encuentra en la contundencia y fuerza de sus compases. Sin necesidad de apostar por las delicadas notas de un track para seducir, 'What Sadness' juega con el tiempo como juegan las manos al compás del deseo.



-

'One In a Million' 
(Drixxxé remix)

Con un ritmo sólido, esta pieza recuerda las pistas que sentarían las bases para la música disco. Una combinación de fuerzas melódicas gracias a la unión del funk y el soul junto con pianos eléctricos y voces ecualizadas, que desde entonces comenzaban a hacer de las pistas de baile, un preludio perfecto para las sesiones románticas de quienes encontraban en el ritmo algo más.



-

'Sextape 2'
(Drixxxé remix)

'Sextape 2' es la a ambientación idónea para las primeras cintas con una trama elaborada detrás. Este sencillo integra la expresividad del funk con cambios de ritmo y acordes que retrataban un momento histórico que no ignoró la belleza del cuerpo humano. Por el contrario, a través de la música se apostó por el descubrimiento del deseo como una expresión más allá de las habitaciones y la penumbra. La sensualidad es una mezcla de armonías, capturada en esta canción.



-

'Sextape 3'
(Drixxxé remix)

Todas aquellas películas, habladas en francés en la mayoría de los casos, encuentran representación en esta postal sonora de teclados, guitarras eléctricas y baterías al ritmo de quienes se miran por primera vez y hacen de la atracción un motivo para jugar con el romance, la seducción y el deseo. El compás de la canción es continuo, elocuente y embriaga con su sonsonete a cualquiera que lo escuche sin temor a las provocaciones.



'Sextape 4'
(Drixxxé remix)

Un poco más rítmico que el track anterior, 'Sextape 4' es un paisaje sonoro hecho de gemidos, algunas frases en francés y coros que evocan a las películas de espías. Este remix de Drixxxé se convirtió en un documento histórico en el que la añoranza por el pasado se materializa a en notas musicales efervescentes, sugerentes y cadenciosas.



Cada una de estas mezclas es motivo de orgullo para Drixxxé. Después de todo, el cine porno no sería el mismo sin la música que acompaña los sonidos emitidos por los cuerpos palpitantes para crear un ambiente íntimo, discreto. Una atmósfera en donde el compás de las melodías escolta la entrecortada respiración de quienes combaten el silencio, entrelazados por el deseo ardiente de sus manos y el sabor de sus bocas.  

-

Año con año, como en muchos otros ámbitos de expresión humana, el cine porno también es premiado por los esfuerzos en la construcción y difusión de sus historias. Los premios AVN son otorgados por la revista Adult Video News y en sus categorías de premiación incluye más de 100 aspectos técnicos diferentes. La música erótica, por supuesto, es uno de ellos y este listado es una pequeña muestra del porqué. 



Referencia: DANGEROUSMINDS.net 

 

 


Referencias: