PUBLICIDAD

MUSICA

Los Bukis: Canciones para escuchar y llorar mientras haces el quehacer

Los Bukis tendrán una espectacular gira y estas canciones son perfectas para hacer tus quehaceres... mientras te preparas para la mejor noche de tu vida.

Los Bukis están de regreso: la agrupación confirmó que este año será de gira y darán conciertos en ciudades como Tijuana, Monterrey, Guadalajara, Morelia y la Ciudad de México. ¿Quién necesita a Bad Bunny y sus boletos imposibles de conseguir cuando Marco Antonio Solís himself estará en el Estadio Azteca?

Y aunque todavía falta para que la gira de Los Bukis inicie el 3 de septiembre en Tijuana y llegue a la capital del país el 3 de diciembre, nunca es demasiado pronto para empezar a escuchar sus mejores éxitos mientras haces el quehacer: es el mejor momento para cantarle al amor, al desamor y a la interminable pila de trastes por lavar.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Estas son las mejores canciones de Los Bukis para hacer el quehacer. ¡De nada!

“Yo te necesito”

Esta canción es una joya y más el video por el chico que toca el pandero. Nada dice más “mis lágrimas faltan si lloro por ti” que ese instrumento de percusión tocado tan emocionalmente:

“Tu cárcel”

Tal vez mil cosas mejores tendrás, pero cariño sincero y una casa que huela delicioso a Fabuloso azul, jamás.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

“Quiéreme”

Es posible que esta hermosa canción te traiga recuerdos de viajes en carretera, cuando eras adolescente y tu única preocupación era mirar por la ventana y ver el paisaje. Disfruta:

“Cómo fui a enamorarme de ti”

Eso nos preguntamos todos en algún momento.

“Acepto mi derrota”

“Hoy he caído pero mañana hasta la última letra de tu nombre olvidaré”. Y es ahí, cuando descubres que se te olvidó hasta el apellido de esa persona, que te das cuenta de que ya la superaste.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

“Mi mayor necesidad”

Y ya poniéndonos más noventeros, puede que en este momento estés colgando trapos en un tendedero, pero lo que quisieras sinceramente es tenerle entre tus brazos, acurrucarle en tu pecho y decirle la verdad:

“Presiento que voy a llorar”

La canción de despedida más triste. Pero no es tan triste si ya terminaste el quehacer y de todos modos, primero Dios, pronto volveré.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD