INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

6 razones para dejar de pensar que la música de orquesta es aburrida

16 de noviembre de 2017

Diego Nava

Olvídate del "efecto Mozart" y otras teorías dudosas; lo mejor siempre será escuchar y dejarse envolver por los instrumentos.



Las recomendaciones de muchas personas para “escuchar música clásica” son el equivalente a las que realiza un profesor de Literatura, por ejemplo, para leer a los grandes clásicos como Cervantes, Tolstoi o García Márquez. O también cuando el profesor de Historia del Arte nos invita a admirar las obras maestras de Miguel Ángel o de Rembrandt. Eso no quiere decir que no podamos disfrutar de obras “menores”, de escritores que no precisamente entran en los cánones, o de trabajos pictóricos realizados por un aficionado o un colega que sea pintor profesional. Del mismo modo ocurre en la música, por supuesto que podemos disfrutar de las expresiones más convencionales como el rock, las géneros regionales, el bossanova o el pop; sin embargo, tal vez deberías considerar —si es que no lo has hecho— acercarte al mundo de la música clásica o música académica. Existe una oferta enorme de composiciones, estilos, intérpretes y ensambles que se encargan de hacer vibrar los nervios de los asistentes. A continuación, te compartimos 6 razones para que te animes a asistir a un concierto de música clásica.

 




1. El sonido es 100% acústico

 

Con excepción de conciertos realizados en espacios al aire libre, la música de orquesta no necesita de amplificadores ni bocinas. Los instrumentos suenan gracias a su propia construcción, pensada para que se escuche con claridad en los teatros o en las salas de conciertos. Por lo tanto, el oído recibe directamente y de manera natural las vibraciones del aire provocadas por los cuerpos de los instrumentos, sin necesidad de pasar por la conversión a señales eléctricas, como sucede cuando se amplifica a otro tipo de música en vivo.

 




2. El oído se afina

 

La sensación auditiva de una orquesta o de un cuarteto de cuerdas no será la misma en una grabación que en un concierto en vivo. En una grabación se pierden muchas características sonoras de los instrumentos, sobre todo provocadas por la acústica de la sala donde se ejecutan. Nuestro oído está tan familiarizado con los bombos de la batería, las guitarras o las percusiones digitales, que se siente en otro mundo cuando escucha el sonido de un fagot o de un corno francés. Además, los intérpretes de música académica tienen un control total sobre la afinación, la fuerza y los colores con los que tocan su instrumento.

 




3. Se escucha sin interrupciones

 

Al contrario de lo que sucede en otro tipo de eventos musicales, en un concierto de música clásica no suenan celulares, no se habla, se evita hacer cualquier tipo de ruido y se aplaude hasta el final de una composición. Por lo tanto, puedes escuchar con atención cierta obra musical de principio a fin sin algúhn tipo de interrupción. Además, esto te obliga a mantenerte inmerso en los sonidos.

 




4. Los instrumentistas clásicos buscan tocar con perfección

 

Estás presenciando el producto de muchos años de práctica y de estudio. Como mínimo, un músico practica cinco horas diarias en su instrumento; eso sin contar las clases, si es que aún es estudiante. Preparar las obras musicales de un concierto lleva incluso un periodo de varios meses de ensayo; y todo para poder ofrecerte una interpretación con una limpieza y una calidad que tiende hacia la perfección. Por supuesto, ese esfuerzo es evidente.

 




5. Es la síntesis de la historia musical

 

La música clásica es la máxima expresión de entre todas las manifestaciones musicales. Toda la teoría musical —la manera ideal de combinar los sonidos, los ritmos y las texturas de los instrumentos— se encuentran aquí. Es bien sabido que incluso las complicadas armonías de jazz tienen su origen y fundamento en la teoría musical clásica. Incluso existen quienes afirman que el metal progresivo es como la música orquesta.

 




6. Es una de las Bellas Artes

 

Como se mencionó al principio, darle una oportunidad a la música clásica es como darte la oportunidad de entrar a un museo y disfrutar de las grandes pinturas, o de leer una de las obras cumbres de la Literatura. Además, generalmente en un concierto se da una breve reseña de los intérpretes y de los compositores, lo cual permite enriquecer tus conocimientos y ampliar tu acervo cultural. Experimenta y después juzga; analiza y escucha con apertura, disfruta de todas las sensaciones que te provocan los sonidos de los instrumentos. Sal de tu zona de confort musical.


**


Si quieres conocer más sobre música, probablemente te interesará conocer estas formas de convertirte en un experto en música sin parecer pretencioso. Y si eres una persona curiosa, mira estas canciones que podrían tener un significado satánico y no lo sabías.


TAGS: Recomendaciones Arte clásico historia de la múscia
REFERENCIAS:

Diego Nava


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Qué dice realmente la nueva canción de Paul McCartney "Fuh You"? 6 datos que debes saber acerca de la pastilla del día siguiente El rasgo físico que delata que un hombre es infiel, según la ciencia 6 Reasons That'll Finally Convince You To Learn A Foreign Language Los beneficios (saludables y románticos) de dormir desnudo con tu pareja 10 canciones que no sabías inspiraron brutales asesinatos

  TE RECOMENDAMOS