NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La banda latinoamericana que pudo ser mejor que Pink Floyd

9 de febrero de 2018

Liliana Estrada

Están al nivel de King Crimson o Pink Floyd. Además, mezclaron la experimentación progresiva con ritmos latinoamericanos...

Experimentación y psicodelia. A mediados de los 70 se crearon diversas agrupaciones que buscaron un estilo sonoro distinto, desde cada trinchera, los músicos tuvieron la necesidad de revolucionar los sonidos y analizar su entorno por medio de la música. El rock progresivo comenzó a tener cierta influencia en una juventud ávida de más y mejores sensaciones, la música de este género era perfecta para ello.


Pink Floyd es uno de los más grandes exponentes de dicho movimiento y aunque se empezaron a gestar previamente otras bandas como Jethro Tull, Emerson, Lake & Palmer, Genesis, Yes o King Crimson, el proyecto encabezado por Syd Barrett, Roger Waters y David Gilmour marcó la pauta en niveles de popularidad.



Es bien sabido que el rock comenzó a llegar a Latinoamérica por diversas corrientes mediáticas. Las influencias sonoras se hicieron presentes y muchas adoptaron estilos similares a otros e incluso en otros idiomas. En Chile nació una agrupación que fusionó todo desde un inicio, se mantuvo apegada a sus raíces y tiene la calidad suficiente para estar a la altura de otros grandes exponentes a nivel internacional.




Iniciaron como una banda tropical, pero no fue suficiente


Comenzaron llamándose The High & Bass y tocaban música tropical y boleros; tardaron casi seis años en consolidarse. Sin embargo, eso no era lo que querían hacer por toda su vida: aprendieron, se influenciaron de otras corrientes ideológicas y musicales, y optaron por incluir la vanguardia, la improvisación y experimentación dentro de su música.



En 1969 cambiaron su nombre a Los Jaivas y decidieron dedicar sus recitales por completo a la improvisación sonora, utilizando elementos del rock progresivo que estaba en formación pero agregando ese toque que los podría diferenciar del resto, las raíces andinas son casi palpables al momento de escucharlos.



Su nivel de experimentación es superior a otras bandas de progresivo


Retomaron todo aquello que su patria les había regalado: percusiones, instrumentos, vestimenta... y le agregaron el toque experimental que consolidó a la gran oleada de rock progresivo de la época. Gabriel Parra en la batería podía realizar solos espectaculares de varios minutos; Claudio Parra en los teclados hacía vibrar a cualquiera; Mario Mutis como bajista y corista le dio ritmo a las letras de Eduardo Parra; mientras que Eduardo Alquinta le daba un sonido brutal a Los Jaivas con su guitarra.



La agrupación chilena ha sido de gran influencia para casi todas las bandas de dicho país. Su nivel de improvisación, ejecución de instrumentos, así como sus múltiples fusiones de ritmos y atmósferas los han mantenido juntos desde 1963, más de cinco décadas de música, de romper esquemas y mostrar una visión musical de primer mundo en Latinoamérica.



Llevan 50 años y no planean parar


Actualmente se siguen presentando en festivales y recintos históricos alrededor del mundo, el tiempo les ha arrebatado a varios de los miembros originales, pero surgen otros que complementan y aportan algo a la banda. Están lejos de perder su calidad al estar sobre un escenario. Próximamente se presentarán en el Vive Latino y mostrarán que los límites sonoros y musicales no existen.



Juanita Parra, quien ocupó la batería de su padre, Gabriel Parra, hace casi tres décadas, describe a la agrupación como una familia. Mencionó que Los Jaivas surgieron de tres hermanos y dos amigos que buscaron un camino y no han dejado de seguirlo. Mantienen la convicción en su música, en lo que aman y han dejado grandes canciones y momentos en diferentes generaciones.


«Hicieron lo que ellos querían hacer, y sin dudarlo. Un montón de gente se convenció de ello, no por nada llevan tantos años sobre el escenario».


Mantienen su raíces firmes, han editado más de 25 álbumes: 13 de estudio, cinco en directo y siete recopilatorios; dos de ellos, Alturas de Machu Pichu y Obras de Violeta Parra, están contemplados entre los mejores discos del mundo en música progresiva. A lo largo de sus más de 50 años de trayectoria han recorrido cuatro continentes, teniendo un cálido recibimiento sobre todo en Europa. Ahora pisarán México en uno de los festivales más grandes, el domingo 18 de marzo, en el Foro Sol.



::


También te puede interesar


Por qué el Vive Latino 2018 será el mejor de la historia

TAGS: Canciones Pink Floyd Rock
REFERENCIAS:

Liliana Estrada


Coordinadora de Sección - Música

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La manifestación social más extrema y trágica de nuestros tiempos 10 videos musicales tan emocionantes que pudieron haber sido películas "This Is America": El video que expone la violencia y el racismo que se vive en América 10 cosas que realmente no sabías de Steve Jobs "Quiero ser presidente", Sergio Arau Movimiento Nopalero, Sergio Arau

  TE RECOMENDAMOS