Los momentos más ridículos del rock nacional

Los momentos más ridículos del rock nacional

Por: Diana Garrido -

«Que se vayan a la v...» y otras locuras de los músicos mexicanos.


Una tarde, una chica de Boca del Río en Veracruz hizo un tweet en el que desahogaba su tristeza por no poder asistir al concierto de Siddhartha, quien se presentaría en aquella ciudad esa noche. Pero no sólo lo vieron sus followers, sino el propio cantante quien le respondió que le obsequiaría un boleto para que disfrutara del show junto al resto de los veracruzanos.

Los momentos más ridículos del rock nacional 1

La prensa se volcó ante la amabilidad del músico, quien sabe lo que es estar del lado de los fanáticos y que, a veces, por mil razones no pueden asistir a un concierto. Él no quiso que su fan pasara por lo mismo y todos lo celebramos. 

Ojalá hubiera más casos así en la música, pero es cierto que en México tenemos una variedad de anécdotas que, lejos de enorgullecernos, nos hacen decir «¿por qué no hay más Siddarthas (o cualquier otro músico amable) en lugar de todos estos personajes que, si bien nos hacen reír, nos causan un poco de pena ajena?». Conoce esos momentos ridículos con los que no sabemos si reír o llorar.

El arresto a León Larregui

Una noche, el vocalista de Zoé salió de fiesta y condujo su automóvil en evidente estado de ebriedad por colonia Condesa. La policía lo detuvo y entre la intoxicación, la molestia del momento y la prensa acosadora, León se quejó de la actitud de la ley, así como del entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard. No se subió a la patrulla sin antes patear una cámara asegurando que odiaba al operador.

Alberto Pimentel manda a todos… muy lejos

Como parte del programa Esquizofrenia, el exguitarrista de Transmetal y vocal de Leprosy concedió una entrevista para hablar de los nuevos fans del metal en México, sin embargo, enojado por no tener el recibimiento esperado, comenta cómo en los noventa, Transmetal grabó un disco producido por Scott Burns y Glenn Benton de Decide, y ni con ello son reconocidos en la escena rematando con una contestación muy peculiar.

Relacionado
bandas-emergentes-mexicanas

Juan Cirerol se burla de los sismos

Mal. En 2017, la CDMX sufrió un terremoto que dejó muertes, edificios caídos y una histeria colectiva impresionante. Ante ello, el mundo se volcó en ayuda y condolencias al país, excepto Juan Cirerol. El cantante hizo un tweet que decía «Debería darme tristeza el sismo del DF pero no 😁». Luego de crear odio hacia su persona por la falta de empatía se disculpó con otra publicación en la red social, pero no funcionó, ya que siguió contestándole a las personas que lo agredían.

Los momentos más ridículos del rock nacional 2

El vocal de Pastilla odia a los mexicanos

La banda forma parte de las playlists básicas del rock en español del nuevo milenio. Sin embargo, luego de que su cantante, Víctor Monroy lanzara comentarios ofensivos en contra de los mexicanos, cayó de la gracia de todo Latinoamérica. En la cuenta oficial de la banda en Twitter se emitieron algunos posteos en los que el cantante aseguraba que no tocaría para gente mediocre como los mexicanos y que ojalá Donald Trump expulsara a todos los ilegales de EU. Ante la situación el resto de los integrantes de la agrupación se deslindaron de las acusaciones y enseguida, Monroy ofreció una disculpa a través de una carta.

Los momentos más ridículos del rock nacional 3

Relacionado
bandas-de-rock-en-espanol-que-debes-escuchar-para-salir-de-la-rutina

José Madero se limpia los besos de sus fans

Antes era conocido como Pepe PXNDX y todo estaba bien, pero cuando comenzó su carrera como solista, el cantante cometió el error más grande de su carrera. En una firma de autógrafos, una chica lo besó en la mejilla y notoriamente incómodo, se limpió el rostro provocando que la prensa criticara el hecho. Unas semanas después se mostró afable y cálido con sus seguidores.

Mon Laferte ataca a los fans de la CDMX

Antes de una de sus presentaciones en la CDMX, la cantante emitió un tweet que expresaba su descontento con los habitantes de la ciudad ya que les pedía que tomaran un baño antes de ir a su show, lo cual terminó por desatar hasta una marcha para deportarla del país. Ella aclaró en otra publicación que no había sido ella, pero nadie le creyó.

Los momentos más ridículos del rock nacional 4

Ramón A Go Go desprestigia al movimiento #MeToo

Esto ocurrió luego de que Armando Vega-Gil cometiera suicidio por diversos problemas mentales y depresión que detonaron cuando su nombre fue publicado en #MeToo Músicos. A pesar de que en la nota de suicidio aseguró que no era a raíz de la acusación, Ramón A Go Go, vocal de Yucatán a Go Go y amigo cercano de Vega-Gil emitió un post en Facebook en el que hablaba e intentaba desprestigiar al movimiento feminista y de denuncia agrediendo e incitando a la violencia en contra de las seguidoras.

Los momentos más ridículos del rock nacional 5

Alex Hernández deja la música para ser actor porno… y esposo de Sabrina Sabrok

Crecimos viendo la televisión, por eso mismo, Sabrina viene a nuestra mente inmediatamente. Pero hoy, sin muchas oportunidades de trabajo en la pantalla, ha decidido volverse actriz porno. Esto no sorprende, pero sí lo hace que su nuevo esposo (con el que contrajo nupcias apenas 5 meses después reconocerlo) dejara a su banda de deathcore, Here Comes The Kraken para sumarse al negocio personal de la modelo. Además, él, es productor y director de algunas de las películas XXX de la pareja.

Los momentos más ridículos del rock nacional 6

Saúl Hernández tocó con Laureano Brizuela

En realidad hubo una fusión un tanto extraña entre Las Insólitas Imágenes de Aurora, banda predecesora de Caifanes y tuvieron que tocar en el mismo escenario y eventos del cantante. De hecho, fungieron como sus músicos, con tal de tener un poco de dinero y apoyo. Igualmente lo hicieron con Miguel Bosé y Fresas con Crema. Aún con ello, Caifanes resulta ser un tanto más popular hoy, que aquellos con los que solían tocar.

Natalia Lafourcade y su gesto a Maluma

En la entrega de los Grammy Latino, Natalia era una de las favoritas para llevarse todos los premios aquella noche; sin embargo, cuando Maluma ganó el Grammy al mejor álbum vocal pop contemporáneo, la cantante no reaccionó de la mejor manera. Su gesto fue de desaprobación y descontento, lo que dejó una serie de memes y burlas a su paso. Poco después, declaró que no tuvo problema con el triunfo, sólo le daba envidia su avión privado, lo cuál era una broma.

Gracias por darnos la dosis de diversión del día, amigos músicos.

Te puede interesar:

20 grandes canciones de rock en español que son mejores que las más conocidas
Canciones de rock en español para recordar la mejor época de tu vida
Canciones del rock en español que ya nadie soporta y debes supera