Los últimos días de Amy Winehouse
Música

Los últimos días de Amy Winehouse

Avatar of Andrea Paz

Por: Andrea Paz

24 de junio, 2015

Música Los últimos días de Amy Winehouse
Avatar of Andrea Paz

Por: Andrea Paz

24 de junio, 2015

"If I died tomorrow, I would be a happy girl"

Amy Winehouse

Su talento era tan cegador como indudable, pero de lo único que carecía era de la convicción para dejar las adicciones que poco a poco se fueron convirtiendo en sus "mejores" aliadas; sus constantes visitas a los centros de rehabilitación dieron paso a que sus presentaciones dejaran mucho que desear, sus demonios internos y una problemática vida amorosa se apoderaron del monstruo musical que era.

Ganadora de cinco Grammys por su pieza maestra Back to Black, siempre dejará una huella en el corazón de los amantes del Soul y del Jazz.

“Mi justificación es que la mayoría de las personas de mi edad se la pasan pensando en qué es lo que harán en los próximos cinco o diez años. El tiempo que ellos piensan en su vida, yo lo paso tomando” dijo alguna vez la británica quien después de su última presentación en Serbia, decidió hacer un esfuerzo muy grande para abstenerse del alcohol por un par de semanas. A pesar de que quiso mejorar, sabía que no podía controlarlo y rodeada constantemente de amistades y amoríos por demás dañinos, su guardaespaldas Andrew Morris fue quién la cuidó durante sus dos últimos años de vida.

amy11

El viernes 22 de Julio, Janis y Mitch Winehouse hicieron una habitual visita a su hija, se sentaron a tomar un poco de té y platicaron sobre la próxima boda de Amy con Reg Traviss. Después de un rato familiar, su madre se despidió y ella se arrojó a sus brazos diciendo “Te quiero Mamá”. Poco después, Christina Romete, su doctora personal llegó al departamento ubicado en Camden Square y a la pregunta de Romete sobre si algún día dejaría de beber ella sólo respondió: “No lo sé, no quiero morir, pero te llamaré el fin de semana, aún tengo muchas cosas que lograr y que no he podido hacer, también quiero planear algo para mi cumpleaños”. Al finalizar la visita Amy se dispuso a tocar la batería y ver un poco de televisión, un par de horas más tarde la intérprete de "You Know I’m No Good", se recostó en su cama, creyendo que al día siguiente iba a ser igual de rutinario.

amy_winehouse02

A las 10 de la mañana del día siguiente Andrew Morris se disponía a revisar a Amy, quien no respondió al llamado de la puerta. Suponiendo que seguía dormida la dejó descansar; después de la hora de la comida Amy seguía sin responder lo que provocó la preocupación de Morris. Winehouse yacía ya sin respiración alguna, ni pulso que demostrara que seguía con vida, lamentablemente la ayuda de los paramédicos, ambulancias y policías llegó demasiado tarde y los tabloides de la prensa inglesa comenzaban a especular sobre cuál había sido la verdadera causa de la muerte; sobredosis, aseguraban, pero la cantante de tan solo 27 años había consumido en total 416mg de alcohol con casi tres botellas de Vodka – un nivel cinco veces por encima del promedio sanguíneo-, un pase directo a una muerte que cada día era más inminente.

Las reacciones de tristeza de sus fanáticos por la pérdida de ese 23 de Julio no se hicieron esperar, accidente o no, su muerte disparó las ventas de sus discos. Sin embargo, nunca olvidaremos esos momentos en que logró cautivar a sus escuchas hasta en la última canción que hizo junto a Tony Bennet: "Body and Soul" .

Amy Winehouse cambió lo que significaba ser una estrella del pop mientras su vida se iba consumiendo poco a poco. Con una relativamente corta carrera se volvió una leyenda y pasó a ser parte del famoso y mítico Club de los 27. Ahora sólo queda recordar esa delgada figura, delineado felino, negra cabellera abultada y rebelde, sus interminables tatuajes y una prodigiosa voz tan peculiar como alguna de las grandes del blues, siempre resonará en nuestros oídos.

Amy-Winehouse-06




Referencias: