PUBLICIDAD

MUSICA

Master of Puppets: El disco de Metallica que marcó la historia del thrash

El último álbum en el que participó Cliff Burton sigue siendo uno de los más importantes del metal.

El 3 de marzo de 1986, Metallica lanzó su tercer disco de estudio. ‘Master of Puppets’ se convirtió en el primer disco de oro de la banda tras vender medio millón de copias en Estados Unidos, en una época en la que los álbumes se escuchaban en vinilo (para apreciar mejor el arte de su portada) o en casete. Más tarde, ‘Master of Puppets’ se convertiría en un disco multiplatino, con ventas que siguen aumentando más de tres décadas después.

Para los fans de Metallica, ‘Master of Puppets’ es especial por muchas razones. Fue el último en el que participó el bajista Cliff Burton antes de morir en un accidente automovilístico en el autobús de la gira de la banda, seis meses después del lanzamiento. “Orion”, la única pieza instrumental del álbum, es ahora el tema con el que el mundo recuerda a Burton: ese que Metallica sigue interpretando en sus conciertos en vivo, como para hacernos sentir que su mítico bajista sigue aquí.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

‘Master of Puppets’ también marcó una revolución en el sonido de la banda: pasaron de un thrash más crudo, a la exploración de un virtuosismo más preciso y atmosférico, que complementa los temas de control y abuso de poder de sus letras. La importancia de ‘Master of Puppets’ es tal que en 2015 se convirtió en el primer disco de metal seleccionado por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Este es parte de su National Recording Registry por su “relevancia cultural, histórica y estética”.

Detrás de la portada de Master of Puppets

La hemos visto en discos compactos, vinilos, banderas y camisetas: la icónica portada de ‘Master of Puppets’ es una de las imágenes más populares del thrash metal (y de la cultura pop en general). Es obra del pintor Don Brautigam y, de hecho, si pones atención en la esquina inferior derecha de la portada, puedes ver las iniciales “D.B.” en el pasto.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En 1985, Metallica le pidió a Brautigam que creara una imagen para el tercer disco de la banda de San Francisco. El pintor dijo a Revolver en 2007 que, a pesar de las referencias contra la guerra que se encuentran en la portada, él no escuchó los temas antes de realizar la pintura. De hecho, el casco que cuelga de una de las lápidas suele leerse como una referencia a “Disposable Heroes”, pero no fue idea de Brautigam y, más bien, fue una aportación de la banda al arte de su disco.

En este caso, Don Brautigam fungió más como un “vehículo” para realizar las ideas de Metallica y su entonces manager, Peter Mensch. La portada de ‘Master of Puppets’ se basó en una ilustración que hizo James Hetfield y que le dio al pintor para utilizar como guía. Lars Ulrich ha dicho que la portada, con las manos que “controlan” las lápidas a través de hilos de marioneta, representa el control que se ejerce sobre soldados (como en “Disposable Héroes”) o quienes lidian con las adicciones (como en la homónima “Master of Puppets”).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En 2008, el arte original se vendió en Nueva York por más de 28 mil dólares. Don Brautigam falleció en ese mismo año, pero su legado artístico vivirá por siempre en uno de los discos más importantes en la historia del thrash metal.

Las canciones de ‘Master of Puppets’

Battery

Master of Puppets

The Thing That Should Not Be

Welcome Home (Sanitarium)

Disposable Heroes

Leper Messiah

Orion

Damage, Inc.

Podría interesarte
Etiquetas:Rockmetal
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD