La historia del movimiento que cambió para siempre el rock en español
Música

La historia del movimiento que cambió para siempre el rock en español

Avatar of Alfredo Narvaez

Por: Alfredo Narvaez

7 de marzo, 2017

Música La historia del movimiento que cambió para siempre el rock en español
Avatar of Alfredo Narvaez

Por: Alfredo Narvaez

7 de marzo, 2017





El movimiento "Rock en tu idioma" fue una difusión iberoamericana que surgió a finales de los 80 y principios de los 90, permitió el nacimiento y el conocimiento de bandas que marcaron a la música generacional en español, se cuidó que las intenciones del género, marcadas desde su nacimiento, permanecieran intactas. Y no sólo eso, sino que tal revolución musical generó otras vertientes culturales en una de las zonas más marginadas del planeta: Latinoamérica.

Con el pretexto de la música, los latinos, los del sabor, los que ponen el ambiente a todo lugar al que van, supieron despertar la fiesta en ellos y en otros rincones del mundo con su toque cultural. Los argentinos retomaron los ritmos lentos del tango combinados con la gallardía y la rebeldía del rock; los chilenos resultaron ser los maestros del misticismo que después se vería en su amor por la lectura; los mexicanos se atrevieron a presumir aquello de lo que históricamente han ocultado por vergüenza: los sonidos tradicionales traídos desde antes de 1521; y también los españoles se sumaron al carnaval, quisieron hacer de la música una poesía incomprendida, como si no lo hubiera sido ya. Y sí, borraron fronteras tanto espaciales como temporales.


movimiento rock en tu idioma

Por un tiempo, se procuró escuchar música latina, música local, que no tenía que presumir ser nuestra, su calidad se inyectaba y había marcado aún siendo australiana o irlandesa. Políticamente, todavía es una utopía que Latinoamérica se una frente al resto del mundo, pero Rock en tu idioma provocó que a un uruguayo le gustara la música colombiana, a un mexicano la argentina, a un ecuatoriano la chilena, y a los españoles los latinoamericanos. Se logró una unidad posible sólo en esta vertiente de la cultura popular. Aunque parezca que es sólo música, habrás de preguntarle a un latino si no considera a su música como alta cultura; ve y cuestiónale a un argentino sobre los poderes divinos de Cerati; corre y duda de las propiedades curativas de los ritmos de Caifanes; niégate a subirte al tren que nos lleva al sur de los chilenos; o avienta el agua de la península ibérica a la sirena varada a ver si no te lanzan por la borda. La cultura de masas rebasa a la cultura popular y la convierte en identidad.

De manera vitalicia, todo lo que se caracteriza con un origen siempre tendrá un desenlace que, según todo el desarrollo, será trágico o digno; en este caso particular, por ser digno se ve trágico. El rock en español ha dejado de existir, pero eso no significa que ha muerto, ya que no tiene el privilegio de morir, no cuenta con esa facultad. Por el contrario, se transformó en un género complicado de describir y de explicar, mas no de gozar con el mismo ímpetu de la fiesta de los 80 y 90. De nuevo, se puede ver que un diamante chileno enamore a las minas mexicanas, incluso es posible que al escucharlo no queramos distinguir si es venezolano, paraguayo, ecuatoriano o boliviano, si de Córdoba o Monterrey, si canta en inglés, portugués o español.


rock en tu idioma

Esto es la nueva música latinoamericana: el indie, cuyo epicentro despierta año con año en la fabulosa Ciudad de México, con el Festival Iberoamericano de Cultura Musical o Vive Latino, donde se les da difusión a grupos ibéricos y latinoamericanos. Desde hace más de 18 ediciones han surgido fenómenos de calidad que pretenden llegar a los oídos de nuestro continente.

El indie latinoamericano tiene representantes en muchos países; si vamos a Argentina nos recibirán los Reyes del falsete, pero si lo que quieres es perderte con los nativos encontrarás a Los Indios para aprender geografía; si llegas a Chile pensarás que estás en México, cuando veas a su princesa Mon Laferte vestida de flores como si fuera una Adelita; pensarás que tienen problemas de identidad cuando veas a los maravillosos Fother Muckers, ahora llamados Ases Falsos, que convocan a las fuerzas especiales para la batalla, y descubres que Dënver no está con los Trump, sino en Chile; pero en México parecerá que estás en una galaxia muy lejana cuando encuentres a The Wookies, y que las televisoras han sido derrocadas por Austin TV; el dios ya no es tan grande como creíamos, y ahora se llama Little Jesus; en Colombia se habla francés, y los Petit Fellas lo saben.


rock-en-tu-idioma

La música y la fiesta latinoamericana no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Las guitarras blancas ya no son las protagonistas, ahora lo son los cascabeles. Ya no se brinca como con el ska o como lo hacían los pachucos, los bailes ahora son más lentos; los ritmos rockeros ya no se utilizan con tanta frecuencia, y los “cultos” se hacen presentes para menear la cabeza pasivamente. Las letras te invitan a pensar y a sentir las voces roncas y agudas. Algunas más se presentan joyas como La Garfield, que toman conceptos de la música de boda adinerada y la convierten en ritmos para las masas; o en el viejo continente aparecen los Sidecars que retoman las baladas españolas que penetraron en América, para darse cuenta de que la fórmula no pasa de moda.

Sí, la música anglosajona está muy presente. Sí, a los jóvenes les interesa más asistir a los festivales de música electrónica y en inglés. Pero siempre habrá un rincón en el que alguien se ponga sus audífonos para escuchar los dos mundos de Reyno, 'Lluvia' de Siddhartha, o querer embriagarse con las voces angelicales y suaves de Natalia Lafourcade o Carla Morrison. La nueva música latinoamericana definida como indie ya no quiere pegar en los impulsos violentos por naturaleza del latino, sino “expandir las capacidades astrales de la mente” sin despegar los pies de la tierra, ya que al joven de Brasil, de Escocia, de Bélgica, de Tai Pei, o del Congo le gusta enamorarse. Eso no cambia ni de tiempo ni de lugar; eso hasta el indie británico lo sabe.

Porque hasta el monstruo más feo tiene su encanto.





**

Además, conoce quiénes son los hijos bastardos del género que sacudió al mundo a través del rock alternativo y el post rock; así como las bandas que te enseñarán lo que significa ser underground.






Referencias: