Mon Laferte, Carla Morrison y otras artistas que abuchearon en el escenario

Mon Laferte, Carla Morrison y otras artistas que abuchearon en el escenario

Por: Alonso -

Las cantantes latinas se enfrentan a un machismo absurdo en los escenarios de los festivales, pero han logrado superarlo.


Existe una enorme diferencia entre la cultura de la Generación X de Estados Unidos e Inglaterra y la que se desarrolló en México. Mientras que en el extranjero, a la par del crecimiento del grunge o del britpop, se unían varias bandas creadas por mujeres o se creaban movimientos paralelos (como el caso del Riot Grrrl, en Seattle), en México apenas y lograron crecer bandas femeninas o lideradas por una mujer. Uno de los pocos casos de los 90 fue Rita Guerrero, con Santa Sabina, pero incluso ella tuvo que exigir su lugar con una actitud dura y un estoicismo incomparable. 

Relacionadocantantes-mexicanas-que-ponen-en-alto-el-nombre-del-paisCantantes mexicanas que ponen en alto el nombre del país

Si pensamos en nombres femeninos de la escena musical nacional, es casi imposible pensar en alguien más que no sean Santa Sabina (que consistía en su mayoría hombres), Las Ultrasónicas (quienes decidieron ser igual que los hombres, creando su propia versión del feminismo) y Baby Bátiz (cuya fama va aunada a la de su hermano Javier). En ese punto, cualquier mujer que no tuviera una actitud como la de ellas, era vinculada directamente con el mundo pop, con las sucesoras de Angélica María, y todas las cantantes de los 70s con voces suaves que le dedicaron su vida a las baladas para la gente común. 

Sin embargo, cuando llegó el nuevo siglo, llegaron cada vez más actos femeninos. Un parteaguas fue Aurora y la Academia, cuyo pop alternativo marcó el paso para el folk que estaba trabajando Julieta Venegas como solista, seguida por una Natalia Lafourcade mucho más joven. Como madre experta Ely Guerra era la voz del alternativo, pero siempre desde una distancia segura.

Relacionadohasta-la-raiz-natalia-lafourcada-historia-y-significadoLa historia de amor detrás de 'Hasta la Raíz' de Natalia Lafourcade 

En 2003, Natalia Lafourcade fue abucheada sobre el escenario del Vive Latino. Aunque su música era más bossa-nova, dance alternativo y un pop distinto, el machismo de la audiencia no la aceptó. Más allá de su música, su repudio era por su género y lo que representaba. Ella no era ruda como Santa Sabina, ni sencilla como Julieta o Ely. Su presentación era distinta, y sin siquiera escucharla, tuvo que enfrentarse a eso.

Esto es un ritual que se ha convertido costumbre en el Vive Latino y en eventos similares. Cada vez que llega una artista femenina que se acerque un poco al pop, existe un rechazo insólito. Carla Morrison lo vivió durante otro Vive Latino casi 10 años después previo a la presentación de Tame Impala, recientemente se popularizó un video Mon Laferte en el Festival Pulso la que la gente la abuchea y la calla porque quieren a Interpol. 

Por su parte, Julieta Venegas fue abucheada en 2010 en el Vive Latino. Su caso es extraordinario, ya que a pesar de contar con uno de los mejores álbumes de la música nacional Bueninvento, no tiene el mismo reconocimiento que sus contemporáneos masculinos. Amandititita es otro caso. La audiencia la destruyó sin siquiera escuchar completos sus álbumes o comprender su mensaje, y es que ese es el problema con la audiencia y su relación con estas artistas: existe una desconexión que nace a partir de los prejuicios.

En una entrevista reciente con Cultura Colectiva, Ximena Sariñana (otra artista que ha sido puesta bajo el escrutinio machista de la industria) comentó que gran parte de la actitud de la audiencia nace por un mal entendimiento de la escena femenina. Al pensar que todo suena igual o que todo el pop es malo, no notan un cambio o las diferencias entre cada artista, dándole validez. Además muchas veces, ya es un odio generado por el machismo. Puede que a alguien no le guste una artista, pero ¿para qué atacarla? ¿Sucedería lo mismo con un artista masculino? Nadie abucheó a Juanes a pesar de que es un artista pop. De hecho, se llevó la noche en el último Vive Latino.

La gente no sólo abuchea porque no le gusta la música femenina, sino porque se sienten con el derecho o el poder de bajar a alguien del escenario. Es una falta de respeto para un artista. Las bandas internacionales que el redactor de este artículo ha entrevistado, no tienen una historia de abucheo, es muy raro encontrarlas. Pero si le preguntamos a las artistas femeninas latinas que han tenido que tocar un festival... la respuesta siempre terminará decepcionándonos.

Relacionadofrases-de-ely-guerra-para-jurar-amor-hasta-la-locuraFrases de Ely Guerra para jurar amor hasta la locura

Sin embargo, ninguna de estas mujeres se ha retirado del escenario ni se han detenido en su camino por la industria. En cualquier cosa, todas ellas han logrado crecer y mantenerse relevantes para sus seguidores, ganando un estatus cada vez más de culto. Ellas son las mujeres de la escena, y su evolución ha sido más relevante en los últimos años que la de cualquier otra banda, sin importar el género. Folk, pop, rock, alt... lo tienen cubierto. Y faltan muchas más.

Te puede interesar:
Las mejores canciones de Mon Laferte
¿Es Ely Guerra la mujer más importante en la historia de la música?
Frases de Natalia Lafourcade para enamorarte de ella

Referencias: