Nirvana, Pink Floyd y otras bandas que ya debemos dejar de escuchar

domingo, 18 de octubre de 2015 4:38

|Andrea Paz




Desde que el hombre produjo sonidos con distintos objetos llamados después, instrumentos musicales, escuchar música es uno de los pasatiempos más placenteros que pueda tener el ser humano, pues la música siempre logra transportarnos a momentos, hacernos recordarlos o despertar sentimientos.

Así que hoy las posibilidades de descubrir bandas nuevas, sonidos distintos y propuestas que nos pinten un nuevo panorama de la industria musical son infinitas. Lo mejor es que entrar en ese inmenso mar de acordes está a sólo un click. Recientemente se ha hecho público un estudio que revela datos sobre que, -lamentablemente- cuando una persona que ronda los 33 años deja de escuchar música nueva, aunque parezca increíble. Este estudio fue realizado por el sitio web Skynet & Ebert y Spotify; explicaron que en la adolescencia es el momento donde se empieza a buscar y escuchar música nueva para definir nuestra identidad y personalidad, pues hay un nivel de experimentación y de criterio más amplio. Pasando los 20 años los gustos dejan de estar inclinados hacia bandas populares y de éxito masivo, por lo tanto pasados los 30 los gustos musicales ya han madurado y sólo se quedarán con los géneros que nos identificaron en la temprana juventud.

Partiendo de esta información, es necesario tomar en cuenta que, provocamos un fenómeno que le hace bien a la industria musical monetariamente pero que nos hace mal como supuestos melómanos. El bien se genera cuando nos aferramos a una banda o cantante y con el consumo constante de su trabajo los colocamos como inmortales, por lo que sus discos se siguen vendiendo, no importa cuántos años hayan pasado sin tener algo nuevo y relevante. El mal viene cuando los escuchamos tanto que al "no dejarlos ir" y evolucionar como escuchas entramos en una zona de hartazgo.

Esta vez es necesario dejar en claro que es cierto cuando se dice que: “en gustos se rompen géneros” y que las agrupaciones compiladas en este listado no están sujetas al debate sobre si son buenas o malas; es obvio que lo son, pues pasaron al Olimpo del rock con brillantes materiales. Pero tal vez es importante dejarlas descansar, conocerlas como cultura general, amarlas como se ama al rock y a la música en general pero igual nos hace bien el nunca dejar de escuchar propuestas nuevas y mirar hacia otros horizontes.

escuchar


Así que no es necesario tener 33 años o menos, tenemos que abrir nuestros corazones y dejar descansar en nuestro iPod los tracks de las siguientes agrupaciones:


Pink Floyd

Considerada una de las bandas más importantes e influyentes de la historia del rock con más de 300 millones de álbumes vendidos en todo el mundo, basaron su carrera en un desarrollo sumamente experimental para desarrollar sus canciones; muchos de sus tracks más famosos en su momento fueron un auténtico disparate.

Si te gusta Pink Floyd, hoy puedes escuchar a Temples.



Nirvana

¿Qué sería de una banda sin fieles fans? Seguramente nada. El fan es ese ente encargado de llevar a una agrupación o solista a la gloria con una facilidad casi irreal y con la misma, hacerle conocer la peor de las desdichas dentro del infierno del fracaso y el olvido. A más de 20 años de la muerte de su líder ya todo se ha dicho de la agrupación, razón suficiente para que el número de detractores es casi equivalente a los seguidores acérrimos.

Si te gusta Nirvana, hoy puedes escuchar a Palma Violets.




Joy Division

Sí, sentaron las bases del sonido post-punk y synth-pop que definiría gran parte de los ochenta y de sus cenizas, al desaparecer su vocalista surgió New Order que se inclinó hacia ritmos más amigables. Pero ¿En realidad son suficientes sólo dos discos para que hasta hoy sigamos enloqueciendo cada vez que escuchamos “Love Will Tear Us Apart”?

Si te gusta Joy Division, hoy puedes escuchar a Savages.




The Doors

Sabemos de la inexorable relación literatura-música que hacía diferente a Jim Morrison, por lo que el también escritor tomó el nombre para la banda del ensayo “The doors of perception” de Aldous Huxley, quien a su vez, se había inspirado en una cita del poeta William Blake. La agrupación jugó un papel destacado a finales de los 60 con canciones poéticas y una oscura expresión sonora con influencias que fueron del jazz al el blues, pero quizá la razón más fuerte por la que siguen teniendo relevancia para muchos es la misteriosa muerte de Morrison.

Si te gusta The Doors, hoy puedes escuchar a Wolfmother.




Jimi Hendrix

Es considerado el mejor guitarrista de todos los tiempos y uno de los músicos más influyentes de la historia del rock. Su forma de ver el mundo y su manera de transmitir sus pensamientos y emociones a través de la música hicieron de él un ícono idolatrado por muchos e incomprendido por otros. Él mismo pronunció: “Hay que darle a la gente algo con lo que soñar”, hoy sus canciones nos pueden hacer entrar a mundos nuevos, pero con todo lo que ya hemos conocido, escuchado y vivido, necesitamos otros sonidos que nos vuelvan a hacer soñar.

Si te gusta Jimi Hendrix, hoy puedes escuchar a Gary Clark Jr.



Janis Joplin

Referente obligado de la música y movimiento Hippie en los años 60, su fuerza, desenfado y voz magnética la convirtieron en una de las mejores cantantes de la historia. El nivel de intensidad en la vida de Janis fue directamente proporcional a su nivel de talento, arte e ingenio. La llamada Reina Blanca del Soul o Bruja Cósmica, regaló todo su talento y sentimiento en cada canción pero todo ese sufrimiento y melancolía hoy ya no son suficientes para conectar con nuevas generaciones.

Si te gusta Janis Joplin, hoy puedes escuchar a Kali Uchis.




Metallica

Luego de 30 años, Metallica continúa siendo punto de partida dentro del metal además de ser considerados como unos de los grandes del trash metal; ahora imagina a un adolescente en la década de los 80 que ha encontrado placer catártico en sus primeros cuatro álbumes, en los que todo sonido era pesado y perfecto acompañado de letras que abordaban cosas reales. El adolescente, seguramente extasiado por los sonidos de la banda, después tendría que aguantar esperanzas y falsas promesas. Hoy parece que su intención musical ya no es comunicar sino hacer música “pesada” sólo por hacerla. Metallica pasó de ser una banda de metal a hacer una banda de pop y sus presentaciones en vivo son evidencia irrefutable.

Si te gusta Metallica, hoy puedes escuchar a Ghost.




Guns N’ Roses

Hasta Chinese Democracy todo lo que involucraba a Guns N ‘Roses y a Axl Rose parecía una gran conjunción del hard rock y el heavy metal, pero de pronto comenzaron a desfilar una infinidad de miembros por la banda y con ello a desvirtuarse la personalidad de Axl. El resultado fue que Guns comenzó a sonar como una agrupación forzada y con tropezones que matarían con todo lo que solían inspirar.  

Si te gusta Guns N’ Roses hoy puedes escuchar a Royal Blood.



***

Quizá también te interese: 
Bandas que se volvieron patéticas







REFERENCIAS:
Andrea Paz

Andrea Paz


Editora en Jefe

  COMENTARIOS