Música

Nrmal Festival 2015

Música Nrmal Festival 2015

La sexta edición del NRMAL fue un auténtico aspersor musical con botas rockeras y sombreros indies

 

Tres escenarios fueron el punto de encuentro para un público abierto al descubrimiento de la música independiente actual, que golpea fuertemente la escena mundial desde Siria hasta Alemania, pasando por los Andes, Brasil y aterrizando en México. El arte emergente no podía faltar; mientras hacíamos caminatas por el mercadito indie y nos parqueábamos en el foodcourt por un kebab vegetariano hasta quem un auténtico sonido de rock indie con toques de grunch punk nos invocó en el escenario rojo, con los hermanos Chilenos Jorge y Rodrigo Santos acompañados de Walter Robledo, que forman al grupo andino, Congelador, quienes dieron el banderazo al NRMAL Festival 2015.

  nrmal1

Poco después el kimono violeta de Jerry Paper nos trasladó al escenario de Red Bull para situarnos en otra orbita, con su toque un poco chiflado parecía que estábamos en una auténtica fiesta de Sims mientras nos movíamos al son de un dreamy-pop electonico. Boogarins como flor de puro amor… como ellos se han definido llegaron desde Brasil con un toque de melancolía y serenidad sin perder el característico toque setentero que pone a bailar pegadito y susurrar al oído, como si la primavera hubiera llegado al escenario del Nrmal.

nrmal2

  Y mientras Diego Isunza ganaba el voto de #CocinaCentral al duelo de chefs en el RedBull arribaba el flow de nuestro poeta urbano Aldo Villegas de Boca Floja con una lengua insurrecta que lo ha reconocido como uno de los iconos de hip hop más representativos de Latinoamérica. Contagiándonos con sus temas en contra del racismo y la opresión nos ponía a bailar de un lado a otro mientras nos dejábamos llevar por el saxofón, las voces angelicales de sus coristas y su flow, se convirtió en el rapero que odias amar.

mrmal3

Ya entrada la fresca noche llegó Porter  con todo y su penacho de Moctezuma con su ya reconocido sonido con mezcla de sonidos y ritmos electrónicos. Para después seguir con la música escapista de Black Angels con su rock psicodélico y sus letras inspiradoras, convirtieron el escenario Azul en un auténtico núcleo apocalíptico, mientras que aquellos ángeles negros salvaban una que otra alma del purgatorio para después hipnotizarse con los sintetizadores y la voz de Sarah Barther y Josh Carter de Phantogram quienes hicieron explotar el escenario rojo con su original pop electrónico, conectando al público con su amplio rango musical, situándonos en una fiesta electrónica de plena primavera, entre luces de escenario e incontables movimientos improvisados del cuerpo.

image_2

Y para cerrar el primer día del NRMAL nadie mejor que el dúo Alemán de Mouse on Mars con un kitsch entusiasta y una alocada consola ya no sabíamos si bailábamos tecno, trance, música disco o ambiental. Ya para el segundo y último día del Festival, abrió el escenario de RedBull Mariel Mariel una chilena muy chilanga; entre un jazz, algo de música electrónica y tropical bailaba al son de sus canciones cotidianas con bailes callejeros mezclados con contemporáneos. Mientras más tarde en el exclusivo escenario de tres pisos y más de diez metros se llevaba a cabo un acto enigmático, cuando los sonidos experimentales de Ghost Magnet Roach Motel te llevaban a un viaje sensorial por el cosmos mientras tu cuerpo se pierde entre la creación y las destrucción, entre el caos y el orden, porque vomitas o lloras, te enamoras o te desenamoras y todo esto mientras gozas de un paisaje fuera de órbita en el que no sabes si correr o quedarte estático… así de caótico.

image_1

Mientras el caos nos inundaba un poco nos preparábamos para el fenómeno de Future Islands quienes nos citaron para un synthpop fuera de serie con una energía y sentimiento desbordante de la que los presentes pedían más y más. Fue así que Samuel Herring nos contagió con sus peculiares movimientos de baile y su electrizante interpretación teatral haciendo que el público mexicano se deshiciera completamente al son de sus canciones mientras las gargantas se desgarraban al igual que la camisa de Samuel.

image_1

Para después continuar con los cisnes cowboys, Swans con densos sonidos que causan náuseas, pero náuseas que son tan lentas y armoniosas que puedes sentir momento a momento cómo se va transformando tu consciencia. Nos situaron en su post rock dejándonos llevar por los sonidos violentos de Michael Gira mientras el júbilo de sus seguidores no deja cavidad para salir del caos musical al que Swans son expertos en conducir. Y para un cierre enigmático digno de la sexta edición del Nrmal Festival, llegó el árabe Omar Souleyman con todo y su kufiyya en la cabeza, electrizo el escenario RedBull con su tecno-shaabi y sin importar que sus canciones eran interpretadas en árabe y kurdo, nos encontramos en medio de una autentica boda del medio oriente mientras el peculiar Souleyman animaba al público mexicano decía adiós y daba por concluida la edición del NRMAL 2015 dejando un sentimiento de libertad y de variedad musical que no pudimos quitarnos de la boca al regresar a casa. Que sean así muchos años más de Nrmal.

image_3


Referencias: