INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Desde los inicios hasta lo contemporáneo: el nuevo rock mexicano

11 de septiembre de 2018

Cultura Colectiva

El nuevo rock mexicano es la prueba viviente de que se sigue haciendo música innovadora en nuestro país

¿Existe el nuevo rock mexicano? Primero hay que considerar un tramo de la historia. En nuestro país el rock fue y ha sido constantemente castigado por considerarse rebelde e irreverente. Notorio factor, tomando en cuenta que hasta un Bob Dylan mexicano fue uno de los pioneros. Durante los años 60 y 70 nuestro país padeció un fenómeno sociohistórico terrible: una gran falta de libertad de expresión. En el arte, en la sexualidad, en el pensamiento colectivo y, también, en la música. En esas vibrantes décadas, el rock era el género catalizador de cambios sociales y culturales que emanaba de la juventud y para la juventud. Como movimiento, el rock era capaz de amalgamar ideas innovadoras, expandir el pensamiento y abrir las puertas a un nuevo orden social y cultural. En el gran trasfondo de todo el asunto, lo que imperaba era que los jóvenes querían ser escuchados, en gran medida inspirados en lo que estaba pasando en países como Estados Unidos e Inglaterra, cuna de este gran género musical, con todas las transformaciones —a menudo dolorosas y violentas— que se fraguaban en el nido de su idiosincrasia colectiva. No es de extrañarse que muchas bandas fueron acusadas, censuradas y reprimidas por su contenido sexual y político, pero eso a través de los años fue cambiando…


Tinta Blanca, una de las bandas mexicanas pioneras


A finales de los 80 nació un movimiento que le daría apertura a lo que hoy llamamos "rock en tu idioma". Bandas hoy en día de suma importancia como Caifanes, Café Tacvba, Maná, Maldita Vecindad, Cuca, Fobia y Molotov, entre otros, le darían ese empuje que necesitaba un país lleno de represión.

En ese sentido, México disfrutó años gloriosos con bandas que inevitablemente fueron surgiendo, las cuales reflejaron lo que pasaba en el país y lo que realmente sentía esa generación. Finalmente brotaban y se cosechaban los frutos de esa libertad creativa que tanto necesitábamos.



Entrando la década de los 2000, como era de esperarse, la música en general tuvo una evolución importante, generando más estilos y mezclas que hasta estos años son un éxito en todo el mundo. El pop obtuvo una aceptación grandiosa provocando que las nuevas masas se fueran adentrando a ese estilo tan pegajoso y se alejaran de las bandas con guitarras.

Aun así, el rock se mantenía vivo con nuevos estilos, obviamente inspirados por proyectos americanos, europeos y un poco de sus ancestros aztecas. Grupos como Zoé, División Minúscula, Porter y Panda le dieron frescura en ese momento al rock, mutando con diferentes géneros y estilos. 

Festivales masivos como el Vive Latino le dieron ese apoyo a este género para que fuera manteniéndose y provocando más atracción y libertad para aquellos que tenían la ilusión de tener una agrupación y ser parte algún día de ese evento, como sus ídolos.


Zoé en el Vive Latino de 2005


A pesar del crecimiento musical, el género de las seis cuerdas fue perdiendo espacio entre una generación que se sentía más atraída por las nuevas tecnologías y nuevos ritmos musicales, como el reggaetón.

Poco a poco el rock fue perdiendo popularidad y dejó de estar en el gusto predilecto de las personas, quedando fuera de las listas de popularidad y teniendo poco espacio en la radio y la televisión.

Pero eso no fue impedimento. La apertura a las redes sociales fue una nueva forma de escuchar a nuevas agrupaciones, explorando un nuevo mundo que le abriría las puertas a los más exigentes. Facebook, Twitter, Spotify e incluso MySpace fueron un ancla en el nuevo rock que ahora disfrutamos en eventos que cada vez crecen más en nuestro país.



Little Jesus, Camilo Séptimo, Enjambre, Los Románticos de Zacatecas, Comisario Pantera, Ramona, Young Tender, Odisseo y Caloncho son nombres de agrupaciones y exponentes que vienen a colación, aunque bien podrían mencionarse una buena cantidad más de proyectos que le dieron esa frescura que necesitaba este género, a pesar de que se distorsionara lo que era inicialmente "rock en tu idioma". Hay que precisar que era necesario ese cambio para que no desapareciera o quedara en el olvido un movimiento que ha servido para representar sentimientos, ideas complejas, ritmos coloridos y oscuros, el soundtrack de tu vida, la rola que te hace feliz o te acompaña en tus peores momentos.



El trap y reggaetón tienen el dominio, pero el rock sigue vigentes. Disfrutemos nuevos estilos y apoyemos a esas bandas emergentes que tienen una propuesta interesante. Actualmente existen foros pequeños donde diferentes géneros son apoyados, en el cual han salido grandes exponentes que en un futuro estarán entre los más grandes y representativos de nuestro país. De igual forma, si quieres saber más sobre la evolución del rock mexicano, puedes echarle un vistazo a El rock mexicano. Un espacio en disputa, de María del Carmen de la Peza Casares, así como leer sobre lo que hace Serpientes sobre Ruedas.


Texto escrito por Carlos Salvador


***

Comenzar una pelea encarnizada sobre qué momento del rock nacional es mejor equivale a negarnos a esa evolución tan necesaria del música.

TAGS: Historia de la musica Rock en español crowdsourcing
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Kuno Becker y la demanda por el guion de 'El día de la unión' Belinda es española y otros datos que no conocías sobre la cantante pop 7 pasos para lograr un orgasmo en los senos ¡Al estilo de Michael Jordan! LeBron James protagonizará Space Jam 2 "Yo no viví el de 1985, pero sí el de 2017 y no lo quiero olvidar", crónica del sismo del 19S Jetty: conoce las rutas que cubre esta app de solución de transporte

  TE RECOMENDAMOS