Philip Glass, música que persigue a la noche

Philip Glass, música que persigue a la noche

Por: Rijeos -


Pretencioso, antisocial, conformista… Si quisiéramos describir las características opuestas de Philip Glass (1937), seguramente usaríamos estos adjetivos. Algo más cercano a la realidad sería decir que es una persona dedicada, curiosa e innovadora.
Este compositor norteamericano, con estudios en matemáticas y filosofía en la Universidad de Chicago, es una de las mentes más prolíficas dentro del mundo de la música. Ha compuesto los soundtracks de películas como El show de Truman, Las horas y El Ilusionista, además de escribir más de 20 óperas, nueve sinfonías y numerosas piezas para piano, violín, saxofón y más.


philip-glass-portrait-by-chuck-close 
Su música ha sido nombrada minimalista por la poca cantidad de sonidos que ocupa. No obstante, él prefiere describir su obra como música de patrones repetitivos. Sentarse a escuchar sus composiciones es dar un viaje por un espiral en el que a cada vuelta se descubre algo diferente, tanto con la mente como con los sentidos. Las ideas se hilan sutilmente una tras otra, para formar estructuras evanescentes que, curiosamente, son difíciles de olvidar.

 

La música es un arte compuesto por sonidos y silencios; si todo fuera sonido no toleraríamos la música. Tal vez por ello Philip, durante varios años, decidió tomar silencios en su vida musical y realizar otras actividades alejadas de las salas de concierto: fue plomero, taxista y tuvo una compañía de mudanzas. ¿Cómo puede esto haber afectado la obra de Glass? Es difícil decirlo, pero al menos muestra que este compositor no teme correr riesgos y visitar nuevos territorios.


Lo digital es, también, un tema que apasiona a Philip. En entrevistas ha dicho que uno de sus descubrimientos es que la música, en su totalidad, se organiza en grupos de dos y de tres, lo que relacionó con el sistema binario: “Puedes llamarlo como quieras, pero eso es lo que es. Largas cadenas de unos y ceros. Resulta que es la mejor manera de comunicar información”. Así es como el compositor explica que su música no haya perdido vigencia y que gente mucho más joven que él asista a sus conciertos y disfrute su música.


Sus colaboraciones han sido muy variadas: ha compartido escenario con músicos indios, wixárikas e ingleses. Además, algunos de los concursos en los que ha participado y ganado son El Globo de Oro, los BAFTA, el Festival de Cine de Cannes y los Premios de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles, entre varios más. 


¿Cuál es el secreto de Glass para convertirse en uno de los compositores más importantes del siglo XX, y del presente? Entrenando como un atleta (según sus declaraciones), poseer talento y un estilo de vida que le han valido amistades como Lou Reed y David Bowie, además de tener una novia artista un par de décadas más joven que él.

philip glass_sutter
Si te interesa conocer más de él visita su sitio web.
Referencias: