Por favor, no más reuniones de bandas legendarias
Música

Por favor, no más reuniones de bandas legendarias

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

6 de febrero, 2016

Música Por favor, no más reuniones de bandas legendarias
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

6 de febrero, 2016


El 10 de Diciembre de 2007, Led Zeppelin tomó los escenarios del O2 Arena en Londres. Habían pasado 27 años desde la última vez que dieron un concierto completo; 27 años marcados por la muerte de su legendario baterista John Bonham.
El épico concierto demostró que pueden tocar sus éxitos siempre de manera magistral y a pesar de los años y que la voz de Plant haya cambiado tanto, solamente le da un nuevo aire al sonido de rock y blues que los caracteriza.
La leyenda cuenta que se planeaba hacer una gira mundial, que iba a ser algo nunca antes visto, pero la banda se negó. Incluso se dice que hace pocos años, Robert Plant rompió a la mitad un contrato cercano a los mil millones de dólares, pues simplemente no dejará que el aura y nombre de Led Zeppelin se manche con una reunión cuando es obvio que todos los músicos han tomado caminos distintos.

 

Es difícil aceptarlo, pero nuestras bandas favoritas, esas que vivieron en el apogeo hace 20, 30 e incluso 40 años se acercan cada vez más a un punto de no retorno. 2016 ha estado marcado por la muerte de distintos músicos, desde titanes hasta figuras de apoyo pero cada uno significa una perdida irremplazable en el mundo de la música. La muerte se acerca a las superestrellas que a pesar de lo que imaginemos, son mortales (todavía está el debate de si Keith Richards lo es, pero eso es motivo de otra discusión), y por eso hay quienes esperan tener una última oportunidad de ver en vivo a quienes los introdujeron a un mundo lleno de música.

rolling stones

Rolling Stones se mantiene en la cima, pues aunque han tomado descansos, nunca se han separado formalmente y eso muchas veces hace la diferencia.


 
Algunas son consideradas las mejores bandas de la historia y otras fueron importante en alguna década, pero usualmente, las agrupaciones que queremos ver a pesar de que los integrantes no se hayan hablado en más de 10 años, son las que marcaron nuestra infancia y juventud. Si tienes 30 años y una banda relativamente nueva se separa, es poco probable que esperes con ansias su regreso dos décadas después, pero si creciste con la música de Guns ‘N Roses, si ‘November Rain’ te enseñó que el amor puede ser lo mejor y lo peor, si ‘Mr. Brownstone’ te confundió pero te dio una energía musical imposible de describir, entonces esperas ver algún día a la banda con su formación original, pero ¿es realmente necesario?

 bandas legendarias


El regreso de una banda pocas veces está marcado por una cuestión de amor a la música o a los fans. A pesar de lo que se diga, el dinero es la cuestión fundamental. Una banda nace, crece, lanza decenas de discos, se pelea, se separa y muere. Regresar es como ver a muertos en vida cometiendo actos extraños ajenos a lo que hacían antes. La historia de una banda transcurre en un escenario teatral, cuando se separan el telón se cierra, pero cuando regresan, el telón no sólo se abre, también se rompe la cuarta pared y vemos a los actores como realmente son, el encanto se pierde, la obra de arte perpetua se transforma en algo más decepcionante.

 

Comenzando por el físico, para dejar atrás algo tan banal. Muchas de las superestrellas de los años setenta y ochenta vivieron el paraíso en la tierra. Además de tener talento, pasión y dinero, eran símbolos sexuales.
Regresamos a una idea anterior, son mortales y su cuerpo envejece, pero el recuerdo del escultural cuerpo y los pantalones ajustados contrastan demasiado cuando encontramos a la voz del rock completamente envejecida (el abuso de sustancias puede traer consecuencias a largo plazo). Hablando de algo más importante, la idea, el recuerdo y el romanticismo se conjugan en una palabra clave en el mundo del rock, nostalgia. El factor nostálgico es crucial en el regreso de una banda. La extrañamos como si se tratara de un viejo amigo que después de años en el extranjero regresa, pero al mismo tiempo descubrimos que no es el mismo, que han pasado dos cosas igual de extrañas: se ha quedado atrapado en el recuerdo y hace exactamente lo mismo que hacía años atrás o ha tenido un cambio radical que ahora parece alguien completamente distinto y aunque su esencia permanece, deseas haberte quedado con el bonito recuerdo de lo que era.

bandas legendarias 

Guns N’ Roses, The Libertines, The Smashing Pumpkins, Sex Pistols y más. Grandes bandas cuyos discos son legendarios y nadie duda de su capacidad como artistas, pero sus regresos, a pesar de ser aclamados, detienen la transformación de la industria musical. Obviamente ellos serán los que tendrán el lugar especial en los carteles de los festivales más importante, dejando abajo a grandes bandas del momento. 2016 no será recordado como el año en que cierta banda triunfó en Coachella, será el año en que vimos a los miembros originales de una banda ochentera cantar las canciones que eran éxitos hace más de 20 años. Se mantienen en un pedestal imposible de cambiar debido a que se rehúsan a dejar que otras personas avancen.

Tal vez un concierto sea justo lo que necesitamos, son pocos los afortunados que los ven en vivo, los demás los vemos en video, pero un evento es distinto a una gira. Además de Led Zeppelin, otro ejemplo perfecto sucedió en julio de 2005: Pink Floyd subió al escenario con la agrupación original para un concierto con una de las causas más honestas. La banda envió un mensaje, complació a millones y se negó a regresar a viejas glorias sin importar el dinero que les ofrecieran.

 

Siendo sinceros, esto no cambiará, la industria siempre buscará la forma de exprimir al máximo a los intocables de la música, los fans nos volveremos locos al saber que podemos escuchar su música en vivo y las bandas sabrán que pasarán a la historia en esos regresos, pero pensando en lo que hay detrás de la intención y lo que significa su regreso; analizando fríamente la situación, lo más sano sería quedarnos con el hermoso recuerdo de nuestras bandas retirándose en el momento cumbre de sus carreras y pedirles que por favor, no regresen nunca más.

***
Te puede interesar:

Del mejor al peor video de Guns N’ Roses: la historia del Glam Rock


Bandas que deberían volver este 2016 además de Guns N’ Roses


Referencias: