Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

MUSICA

Entre tanto Maluma, Bieber y Taylor Swift, ¿por qué la música no se ha muerto?

Por: Adria Jimenez Bove5 de septiembre de 2017

Es una obviedad mencionar que vivimos en la época de la digitalización, del instante y de lo efímero. Estamos en una época en la que triunfan los ritmos repetitivos, electrónicos y marcados por un algoritmo; acompañados de letras vacías, machistas, absurdas e impersonales. Si al masivo y artificial triunfo de artistas creados en reality shows, youtubers y niños prodigio, le añadimos todas las pérdidas recientes de grandes músicos como David Bowie, Leonard Cohen, Lou Reed, Lemmy Kilmister, Prince, Gregg Allman o Chris Cornell —entre otros que han muerto recientemente—, es fácil prever que una gran era musical está por terminar.

Nos estamos quedando huérfanos de artista y grupos que crearon las bandas sonoras de nuestras vidas, porque aunque no hayamos vivido su época, son muchas las generaciones que hemos crecido escuchándolos, sintiéndolos y replicando su música atemporal en este siglo. Es verdad que su música perdurará a la Historia y nunca dejaremos de escucharlos, pero poco a poco nos van dejando; ya sea porque mueren o porque ya están dando sus últimos coletazos con giras mundiales interminables, o con dobles álbumes de greatest hits. Sea como sea, esto se acaba.

Pero aún hay un mensaje de optimismo: no todo está perdido. Está claro que nunca volveremos a vivir los 60, 70 u 80, pero hay bandas y artistas que llevan años reivindicando un puesto de honor en la historia de la música. Ciertas bandas reclaman con trabajos más que notables que sus canciones se vuelvan himnos y nos transmiten su legado para las generaciones venideras. Algunas son bandas que luchan para hacerse un hueco en nuestras colecciones de discos; y hay otras de nueva cocción que entran dando la nota. Pero todas siguen el patrón marcado por sus referentes, —que son los mismos que tenemos nosotros.

Arcade Fire, Black Keys, Arctic Monkeys, Queens of Stone Age, The War on Drugs, Alt-J, Rival Sons, Kaleo o Cage the Elephant son bandas que junto a artistas como Sufjan Stevens, Ty-Segall, Mac DeMarco, St. Vincent, Conor Oberst, Jake Bugg y muchos otros más, se han encargado de tomar gran relevancia y se han ganado el respeto y la admiración de un público amplio y numeroso. Estas bandas —algunas con seis o siete discos a sus espaldas, otras con dos o tres— han conseguido seguir los pasos de los grandes, adaptarse a su tiempo, combinar instrumentos y estilos musicales de diversas épocas y regalarnos algunos de los mejores álbumes de los últimos 10 ó 15 años.

A pesar de las plataformas de reproducción de música en streaming, aún hay mucha gente que se molesta en ir a comprar los LPs o CDs de las novedades de estas bandas y artistas más actuales. Y lo hacen porque ellos nos ofrecen canciones de alta calidad musical, con excelentes letras, con una producción cuidadosa y detallada. Este gesto es un guiño a la nostalgia que, aunque no alcanzamos a entender del todo —por no haber nacido en esas generaciones doradas de la música—, podemos apreciar y atesorar como símbolo de la esperanza que sentimos por la industria musical.

No todo está perdido, estamos en buenas manos. Estas grandes bandas y artistas estarán muchos años con nosotros, mantendrán el legado que unos forjaron, seguirán produciendo exitosos trabajos. Han entrado en nuestras vidas con mucha fuerza y tienen intención de quedarse durante años. Además, podrán influir a nuevas generaciones que seguirán sus pasos, sin dejar de mirar atrás y ver de dónde venimos.

**

No toda la música pop es basura repetitiva. Si quieres conocer cuáles son los cantantes del pop en inglés que sí valen la pena, aquí te compartimos una lista. 




Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: