La artista que expuso la belleza y libertad detrás de la androginia

Mucho antes de que el mundo de la cultura pop supiera qué es la androginia, Grace Jones y otros artistas demostraron que la belleza no



En la historia de la música han existido diversos rostros andróginos, entre los que se pueden mencionar a David Bowie, Boy George, Annie Lennox y, por supuesto, al oscuro Marilyn Manson. Bowie fue un pionero en este tipo de estética, porque desde sus inicios adoptó estilos andróginos en sus bien elaborados alter egos que lo convirtieron en uno de los mayores exponentes de la cultura pop. Pero en los 70 surgió una polémica artista que, al igual que los ya mencionados, puso el tema de la androginia en el mapa. Grace Jones es una cantante Jamaiquina que enfrentó los estereotipos de toda una sociedad que, sin duda, no estaba preparada para romper con los estigmas de género. Grace pasó de la moda a la música y se codeó con grandes exponentes del arte, como Andy Warhol y Keith Haring. 





La androginia va más allá de lo biológico y de la sexualidad. Se dice que una persona es andrógina cuando su aspecto no corresponde a un estereotipo de género, sino que rompe con la binariedad de lo femenino-masculino, y expone la fluidez del género. Sin embargo, aunque hoy se trata de algo más común, en sus tiempos el inusual aspecto físico de Jones le causó rechazo y discriminación en gran parte de su vida, principalmente porque en esa época el concepto de belleza se alejaba totalmente al físico de la masculina mujer. Aun así, siempre existió un ferviente deseo de destacar en el mundo de la moda, y siguiendo su intuición se acercó a las agencias de New York, donde comenzó su largo camino hacia los reflectores. Pero fue en Europa donde la modelo pudo finalmente cumplir su sueño y se convirtió en uno de los personajes mejor valorados de las pasarelas. Con el tiempo, Grace estuvo en las portadas de reconocidas revistas como Vogue, Elle y Playboy, además de ser fotografiada por influyentes fotógrafos como Helmut Newton.





En el auge de la música disco, a la supermodelo se le ocurrió incursionar en la escena musical, comenzando de esa forma a escribir una nueva historia en su vida. Con un estilo totalmente atípico y controversial, Grace se involucró en un género dominado por grandes leyendas como Donna Summer y los Bee Gees. La artista consiguió la aclamación de la crítica, especialmente de la comunidad LGBT, que se identificó desde un inicio con la música y aspecto físico de Jones; y es que muchas personas llegaron asegurar que ella no era una mujer, sino un transexual, motivo que generó mucha polémica desde el surgimiento de su fama. Entre los mayores éxitos de la artista, se encuentran "I Need A Man", "Do or Die" y la extraña pero increíble versión de "La vie in rose", un clásico de la cantante francesa Edith Piaf.





Además de haber triunfado en las pasarelas y en la industria musical, Jones ha actuado en más de 15 películas, generalemente con críticas favorables. Entre sus principales intervenciones está su actuación junto al legendario actor Arnold Schwarzenegger en la famosa cinta de acción Conan, el destructor. Otra recordada aparición fue en el clásico James Bond, A View To A Kill, donde figuró como una de las muchas chicas Bond que han compartido escena con el detective más famoso. La artista también fue parte del elenco en Boomerang de Eddie Murphy, y Straight to Hell, donde compartió créditos con la polémica cantante Courtney Love, viuda de la leyenda del grunge, Kurt Cobain.





Jones rompió los estándares y estereotipos de belleza, ella nos enseñó que es posible llegar al éxito a pesar de que nos cierren las puertas en diversas ocasiones. El legado artístico de la multifacética mujer ha inspirado a muchas artistas actuales, entre las que se encuentran Lady Gaga, Rihanna, Nicki Minaj y Miley Cyrus, por mencionar algunas.





**


Hay personajes que inevitablemente nos seducen y enamoran, como estas 6 mujeres de las que podrías enamorarte, pero sólo existen en las películas y libros.




Referencias: