El músico que venció al cáncer con la ayuda del satanismo

El músico que venció al cáncer con la ayuda del satanismo

Por: Lou Alpizar -

Nergal de Behemoth logró vencer al cáncer y conquistar el mundo con la ayuda del satanismo. Hoy estrenan 'A Forest'


Al escuchar la palabra ‘rockstar’ o incluso ‘músico’, nuestra mente se va a la imagen estereotípica del artista al que no le importa nada en el mundo y se la vive de fiesta en fiesta. Existen figuras en el medio musical que nos hacen ver que nuestra concepción es errada en algunas ocasiones; es decir, existe gente cuya carrera se enfoca a la total construcción de sus pasiones y a mejorar el entorno en el que viven. Desde humanistas, científicos, deportistas y un sinfín de músicos que han llevado su arte mucho más allá de lo concebible.

Una de esas figuras es el polaco Adam Nergal Darski, guitarrista y vocalista de la banda de blackened death metal, Behemoth. El frontman ha vivido una vida llena de historias dignas de ser difundidas por la inspiración que emana de ellas. Y aunque pueda parecer en extremo radical, Nergal basa su vida en ser una influencia positiva para el mundo, en cuidar su salud y en vivir feliz. Tres pilares básicos de sus creencias satanistas, que para él, no son más que rebeldía pura.

Antes de comenzar, escucha AHORA el nuevo EP de Behemoth estrenado el 29 de mayo de 2020:

A Forest  - Behemoth

2020

Relacionadocanciones-de-metal-para-molestar-a-tu-vecino50 canciones de metal para poner a todo volumen y hacer que tu vecino te odie

El origen del titán

Nergal nació el 10 de junio de 1977 en un pequeño pueblo de Polonia llamado Gdánsk. Hijo de una familia convencional que mantenía las apariencias y seguía las tradiciones religiosas, a pesar de no ser devotos al cien, Nergal fue criado como católico y poco a poco comenzó a cuestionarse esos preceptos mientras jugaba con soldados de plástico y canicas con su vecino, practicaba judo y alimentaba su primera pasión artística: el dibujo. 

Sintió fascinación por la música al ver en la televisión a la banda Kombi y descubrió que admiraba mucho la figura del guitarrista. De modo que al poco tiempo recibió su primera guitarra de parte de su padre, una acústica con bastantes golpes y en mal estado con la que empezó a practicar como si no hubiera un mañana. Sin embargo, con el dinero que recibió de su primera comunión… llegó la primera guitarra eléctrica. Cultivó su mente para crear la obra de su vida, además de música, Adam estudió historia, latín y está certificado como curador de arte.

Y así, llovió fuego y metal

Darski no perdió el tiempo e inmediatamente tomaba entrenamiento musical de dónde podía; su hermano, su abuelo y su vecino, por ejemplo. Montó su primera banda en la escuela y aunque usaban sillas como batería, empezó a componer sus canciones. Por su misma educación, tuvo acercamiento al metal con bandas como Slayer y Death y empezó a comprar cassettes pregrabados de pequeños comerciantes fanáticos de la música.

El black metal llegó su vida en el momento justo, cuando se cuestionaba la ambivalencia del cristianismo y empezó a hacer amigos de otras bandas  de países escandinavos por correo. Su acercamiento con otros músicos de black metal lo llevo a considerar unirse a la quema de iglesias y aunque nunca llegó a ese radical punto, eventualmente los políticos de Polonia lo antagonizarían por su creencia religiosa para seguir la agenda y conseguir votos.

La bestia se alzó

Su primer nombre artístico fue Holocausto, que al poco tiempo fue reemplazado por su falta de significado y su asociación con ideologías nazis, mismas que Adam repudia. Encontró al poco tiempo a Nergal, el nombre de un dios sumerio, que eventualmente sería más que su apodo de escenario, legalmente lo convirtió en su segundo nombre.

Así, después de probar con algunos proyectos musicales que sirvieron de aprendizaje, Nergal fundó Behemoth en 1991. Conforme la banda avanzó fue ganándose reconocimiento en la industria del metal a nivel mundial. Y sus trabajos discográficos se fortalecieron. Hago énfasis en Satánica (1999), Demigod (2004) y The Apostasy (2007) como los discos que pusieron a Behemoth en otro nivel.

Satán = rebeldía

En cuanto a su filosofía, pasó de la educación católica y el estudio de la Biblia al satanismo. Nergal ha sido cuestionado, perseguido e incluso deportado por ser abiertamente satanista y anticristiano. Esos conceptos inmediatamente infunden miedo generalizado en aquellos que no lo comprenden, incluyendo gobiernos que no quieren que Behemoth toque en sus naciones. Nergal piensa que la gente da por hecho que duerme en sarcófago y pinta su casa de negro para iluminarla con velas. Pero no podrían estar más equivocados. Incluso sus colegas en el black metal lo han llamado traidor, pero para él no tiene nada de malo ser odiado.

Según su filosofía de vida, el satanismo es desafío, fuerza, rebeldía y enfrentar a la realidad con su música que es una obra de arte. Su espada es su guitarra. En una entrevista con The Guardian, Nergal dijo «Siempre me he identificado con los antihéroes. En la mayoría de los casos fueron chivos expiatorios, mártires y arquetipos negativos, herramientas que fueron usadas para hacer que otras personas fueran esclavos. Para mí, Satán representa todo lo que amo. Siempre he apreciado la independencia, la autonomía, el libre albedrío, la libertad y la inteligencia. Satán siempre ha sido un fuerte símbolo de esos valores así que es natural para mí tomar su lado».

Relacionadocanciones-de-metal-sobre-la-adoracion-a-satan15 canciones de black metal que muestran su mente oscura

Cristianos a los leones

Durante un tour en el verano de 2007, la banda de metalcore cristiano The Devil Wears Prada dio un show con una biblia en el cual, el vocalista empezó a recitar pasajes de ella mientras tenía espasmos. Acto siguiente, le obsequiaron esa misma biblia a Nergal, aparentemente con el afán de convertirlo. Así que por reacción natural, Nergal llevó la biblia al show de Behemoth y la rasgó hasta hacerla pedazos. Eso impactó al público de tal manera que algunos lo aplaudieron, otros se salieron y muchos más empezaron motines y revueltas por la indignación. Desde entonces, el acto de la Biblia fue un recurrente que agregó teatralidad al show de Behemoth y que puso los cimientos de su evolución visual. Nergal jamás pensó en disculparse.

El amor tocó a las puertas del infierno

La cantante polaca Dorota Rabczewska-Stępién, mejor conocida como Doda, es una de las artistas más exitosas de Europa. Con una carrera de 20 años y dos premios MTV, la diva no pudo evitar enamorarse del metalero. En 2009 anunciaron su relación y formaron una de las parejas más fuera de lo convencional en el mundo de la música pero al mismo tiempo, una sincera por algunos años. Nergal y Doda se comprometieron y aunque el matrimonio no se concretó por falta de compatibilidad, la pareja estuvo unida en las buenas y en las malas. 

De hecho, Nergal se mudó a Warsaw, la ciudad de la cantante y Doda acompañó a Nergal en su enfermedad, ofreciéndose a donar su propia médula ósea y creando una exitosa campaña de donación para su amado que le salvó la vida. Por otro lado, esa relación puso a Nergal en el ojo público de una forma que él jamás habría imaginado o deseado.

Destruyó a su más grande enemigo

Adam siempre cuidó su cuerpo como su templo, se preocupó por su salud y alimentación y el ejercicio nunca faltó. Por eso fue más desconcertante y devastador cuando, después de una temporada de malestares, protuberancias anormales y la necedad de Nergal de seguir tocando a pesar de sentirse mal, surgió un diagnóstico de leucemia que simplemente lo hizo quebrarse en llanto.Sin embargo, Nergal es un guerrero. Al poco tiempo descubrió que estaba yendo a la guerra y tenía que dar la batalla de su vida. 

Se rapó la larga cabellera para tener un look que lo hiciera ver como si marchara a la guerra y se preparó mentalmente para estar en el hospital. Fueron los peores 6 meses de su vida y estuvo al borde de la derrota. La quimioterapia dejó de funcionar y cuando todo parecía perdido y él se veía desahuciado, pidió que le doblaran la dosis. La rebeldía, las creencias y el arte lo son todo para el músico, no iba a permitir que unas células descompuestas lo destruyeran todo. Nergal se enfocó en vencer al cáncer y al recuperar un poco de fuerza, se puso a trabajar en Behemoth sin importarle estar en una cama de hospital.

Relacionadoryan-gsling-inspiro-disco-de-behemothEl día que Ryan Gosling inspiró el disco más oscuro una banda de black metal

El satanista

Así fue como, de las cenizas, Nergal renació. Con sus convicciones más fuertes que nunca, sabía que la guerra había sido ganada por él mismo, Dios no tuvo nada que ver. Lleva las cicatrices del pináculo de la lucha contra la muerte, la pérdida del cabello, los paparazzis queriendo una foto de su enfermedad, la partida de Doda y toda una vida de estar en contra del deber ser. 

Nergal renació, sí. Y no solo se refleja en sus stories haciendo ejercicio o sus fotografías vistiendo outfits fuera del esquema común del metal. En 2014, Behemoth lanzó The Satanist y conocimos a una banda con una hermandad forjada y a un líder que viajó al infierno y no solo regresó para contarlo, lo dominó y se adueñó de él. The Satanist es el antes y después de la música de Behemoth, visual y musicalmente hablando. The Satanist es el verdadero Nergal.

El ascenso de la estrella de la mañana

Si algo debe reconocérsele a Nergal, es que él llevo el estandarte del metal extremo a un nuevo nivel comercialmente hablando. El año pasado lanzó el álbum I Loved You At Your Darkest, consecuente de The Satanist y forma parte de giras con bandas como Slayer o Slipknot mientras cierra negocios comerciales como el empresario que es en realidad. Desde patrocinios con marcas de bebidas energéticas hasta crear un imperio de barberías y clubes nocturnos. 

Nergal es una superestrella europea que ahora también tiene un lugar como juez en el conocido programa La Voz, en la versión de Polonia y se aventuró a tocar country con su proyecto alterno Me And That Man. Desde su renacer, Adam Nergal Darski pudo ver el mundo como un lugar para cultivar arte a una mayor escala y aunque a veces a los fans del metal les enoja eso, lo cierto es que él jamás dejará de serle fiel a sí mismo.

Aunque este artículo es un vistazo fugaz a la vida del cantante, Adam Nergal Darski brilla por ser una de las personas más honestas, humanistas, elocuentes y sinceras con la vida en el mundo y en el medio musical. Su trabajo y filosofía podrían verse como extremistas, pero eso solo lo ha llevado a convertirse en la persona que siempre quiso ser.

Relacionadobandas-que-alaban-a-satan-y-no-son-de-metal9 bandas que le cantan a Satán y no tocan metal

En portada: Instagram oficial de Behemoth

Te puede interesar:

Aviación, cáncer y metal: las historias más intensas del vocalista de Iron Maiden
Una vida llena de tragedia: Las historias más perturbadoras del vocalista de KoRn
Peor que Manson: Las 13 historias mas perturbadoras del vocalista de Slipknot