INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

3 razones de peso para no dejar de asistir al Mutek México

3 de enero de 2018

Leon Felipe

En 2003 el Mutek se adentró en el Museo Tamayo, de la Ciudad de México, en el cual se presentó Skoltz_Kolgen

Los primeros pasos que emprenden casi todas las personas en la música son tonos armónicos, tiempos de 4/4, cosas que en general son fáciles de digerir para los oídos. Y conforme se educa el oído musical, evolucionan de tal forma que buscan variaciones poco convencionales que desajusten el sistema orgánico musical. Es decir, van más allá de la frontera de lo que se puede concebir como armónico. La apertura dispuso los oídos de muchos músicos y artistas a lo desconocido. Principalmente la realidad estaba limitada al concierto, instrumentos análogos, que dificultaban ver las dimensiones digitalizadas de la música que a finales del siglo XX abrieron el espíritu de muchos músicos a una nueva redefinición del espacio acústico. Fue como si salieran de la caverna Platónica, por exponerlo de alguna manera.

Debido a lo anterior, las nuevas generaciones de espectadores piden y devoran ideas que los alejan más de las realidades antiguas, incluso para la música, aunque se tomen ideas pasadas se redefinen en nuevas áreas y es por eso que palabras como remix tienen un gran peso dentro la cultura musical.

Las expectativas sonoras han incrementado, lo que dificulta que los artistas regresen a sentarse detrás de un escritorio a crear sinfonías. Las dimensiones acústicas exigen multidisciplina, y el conocimiento acústico se ha expandido tanto que ya no cabe en espacios donde sólo la música se desenvuelva, pero hicieron falta casi veinte siglos para que eso sucediera.

En el año 2000, en Canadá, se llevó a cabo el primer Mutek, un espacio abocado a los nuevos géneros electrónicos, dedicados a mostrar el arte y lo que se tenía que hacer para componer obras de aquellos géneros nacientes. En 2003 el Mutek se adentró en el Museo Tamayo, de la Ciudad de México, en el cual se presentó Skoltz_Kolgen.


 

Años más tarde el Mutek MX se convirtió en el santuario de los geeks amantes de la innovación y del purismo. El público evolucionó y creció a lado de este festival. En cada año dejó nueva experiencias y superó la expectativas de muchos críticos que creían que la audiencia mexicana no estaba lista para espectáculos de esta forma y carácter. Encontrarse con Mutek para muchos espectadores redefinió su forma de ver la música electrónica. En México, incluso artistas como Gabo Barranco describen su experiencia en este festival como algo único.

 

 

Quienes ya hayan ido sabrán que no es cosa fácil intentar compartir esa emoción por el conceptualismo musical, pero una vez que entras es difícil escapar. Además, la curiosidad de muchos es lo que los orilla a reunirse cada año en el festival para encontrar nuevas realidades del sonido. Por eso, si aún no estás convencido, te dejamos 3 razones por la cuales debes pisar al menos una vez en tu vida Mutek MX.



Los artistas son llevados a sus límites

 

Uno de los pilares de Mutek es la innovación dentro del ámbito musical. No se trata de innovación en teoría musical o métrica, sino en cuestiones propiamente con la música electrónica. Por lo general este tipo de géneros es muy criticado por su monotonía estética; sin embargo, Mutek se dio a la tarea de exigirles más a los artistas, de romper con los paradigmas establecidos del IDM y EDM, y llevar a nuevas tierras sonoras a los espectadores. En ese sentido, los performance podrían asemejarse a piezas únicas de arte.



Nuevos horizontes sonoros


Siempre que un concierto se anuncia, el público se excita por la idea de ver a su banda favorita, pues desea recrear lo que la digitalización de la música pone al alcance de sus oídos. Desafortunadamente algunos conciertos son tachados de malos por no tocar su pieza clave o por no respetar sus propios clásicos, es decir, incluyen variaciones que disgustan al público. Por lo general, experimentar con variaciones ante un público con expectativas siempre genera mucha polémica. En palabras de Mauricio Rebolledo: “Vas al festival no por lo que ya conoces, sino por lo que vas a conocer”.




Mejor contexto para desarrollarse

 

El público que visita Mutek puede catalogarse en dos: los que ya tienen una noción del sonido en sí mismo y aquellos que son llevados en contra de su voluntad por un amigo. Sin embargo, ambos tipos de espectadores van con una mente abierta que pueda absorber lo mejor de cada proyecto. Dado esto, los artistas tiene una libertad que los escenarios convencionales no tienen. Es decir, los márgenes de los performance convencionales tienden a sujetarse muchas veces a los deseos del público, que es algo muy importante; no obstante, los deseos del artista por recrearse a sí mismo son importantes y Mutek ofrece el espacio para que muchos de ellos puedan innovarse sin la presiones sólidas de la imagen y estética musical.

***

La música electrónica tiene diversas variantes. Explora más y seguro te hallarás en un lugar lleno de gozo. Si te llama la atención el género, tal vez te puedan interesar estas 5 bandas de música electrónica oscura.

TAGS: Historia de la musica Festivales música electrónica
REFERENCIAS:

Leon Felipe


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Es niña o niño? Te damos las mejores opciones para nombres para bebé 8 ejercicios para aliviar los molestos dolores menstruales 5 formas para convertirte en un hacker Soundtrack de Malacopa: 9 canciones para perder la cabeza Huawei Nova 3, el nuevo smartphone con cuatro cámaras de inteligencia artificial La teoría de los dos amores: cómo las personas justifican su infidelidad

  TE RECOMENDAMOS