Reporte de daños a 10 años del primer disco de Arctic Monkeys
Música

Reporte de daños a 10 años del primer disco de Arctic Monkeys

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

7 de enero, 2016

Música Reporte de daños a 10 años del primer disco de Arctic Monkeys
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

7 de enero, 2016


La anticipación tiene el hábito de engañarte hacia la decepción… no son mis palabras, es el primer verso de la primer canción del primer álbum de los Arctic Monkeys. La banda de rock de Sheffield cumple 14 años en 2016, pero su primer disco cumple diez años y eso es lo que muchos consideran el inicio de una banda, el móvil que los lanza a la fama y los da a conocer fuera de un pequeño círculo de aficionados.

En 2006 la banda ya estaba en boca de todos; fueron pioneros al momento de alcanzar el éxito internacional por medio de los demos que tenían en la entonces altamente popular página Myspace. Cómo olvidar esos años en que el top 8, los mensajes, la edición de fondo y claro, los Arctic Monkeys dominaban lo que los adolescentes veían y escuchaban.

Arctic Monkeys 

El primer disco ya pronosticaba algo grande para la agrupación y desde entonces solamente ha sido replicado por Albama Shakes y en menor medida. En las publicaciones de NME ya hablaban de “La banda más importante de nuestra generación” (incluso con un símbolo de marca registrada para seguir la burla de lo que ya muchos decían), Spin los comparaba con The Strokes y The Libertines poniéndolos en un lugar mucho más inocente.

 

La banda supo vivir con el exceso de fama que llegó tras ese primer disco. Recién salidos de la adolescencia, se concentraron en lo que querían, regresar al rock rápido y pasional. Después de "Whatever people say I am that’s what I’m not", llegó "Favorite Worst nightmare". Con el mismo rápido y vertiginoso ritmo la banda debutó con ‘Brianstorm’ y la prensa perdió la cabeza. La voz de Turner era mucho más limpia, y la batería de Matt Helders demostraba que el disco anterior no había sido algo nacido por la suerte, los jóvenes eran verdaderos músicos comprometidos con su sonido. "Favorite worst nightmare" se convirtió en el favorito de muchos y las predicciones de la próxima gran banda se cumplieron.

 Arctic Monkeys 2009

Alex Turner es un hombre del que hoy se sabe mucho. Se ha convertido en un sex symbol y algunos lo relacionan con uno de los pocos verdaderos rockeros que existen actualmente, pero no siempre fue así. Amante de la música (como todos sus compañeros), Turner dejó de ver en el punk y rock modernos inspiración y echó la mirada atrás. En su tercer álbum se puede notar una gran influencia de Nick Cave, mucho más sombrío que los anteriores, "Humbug" significó una verdadera transición para la banda. Con ayuda de Josh Homme de Queens of the Stone Age en la producción, Helders aprendió a apaciguar la metralleta que usaba en lugar de batería y tanto Jamie Cook como Nick O’Malley tuvieron más protagonismo.

Al mismo tiempo Turner sacó junto a sus amigos Miles Kane y James Ford el disco "The Age of the Understatementen su proyecto llamado The Last Shadow Puppets por lo que el mundo de la música tuvo que soportar dos proyectos de Turner al mismo tiempo, y lo hizo con gusto.

 

El sonido de los cincuenta se le presentó como una gran oportunidad de aprendizaje e inspiración; otro inglés que hace todo por ser muy americano. Una vez más, Elvis sobre todas las cosas (como suele ser), fue el punto de partida, pero también Buddy Holly y Otis Redding. Aún jóvenes, pero ya con una gran experiencia, la banda había trascendido, y no en el plano musical, sino en el social. Headliners en los mejores festivales del mundo, acceso a cualquier lugar que dispusieran, contacto con los músicos más reconocidos, etc., Arctic Monkeys pasó de ser la banda que admiraba a muchas bandas actuales a ser la inspiración de las generaciones por venir.

Arctic Monkeys 2013 

La fama vino con la reestructuración física. Los niños se convirtieron en hombres, el cabello rebelde dio paso al estilo ecléctico entre la elegancia y el rock. La banda se convirtió, tal como lo predijo NME, en la voz de la generación y después de un medianamente aclamado "Suck it and See" y publicaron en 2013 el que hasta ahora ha sido su último y más exitoso álbum: A.M. Con ese disco entraron en una nueva etapa que es la que desde entonces todos estamos presentes (y en 2016 ya un poco atrapados).

Son dueños de la perfección en el estudio y en vivo son algo siempre prometedor. Poco se sabe de sus planes para publicar un nuevo disco en 2016 (esperemos que no se limiten a una reedición de su primer disco), pero por lo menos podemos esperar a The Last Shadow Puppets en Coachella.

Alex Turner 

De tocar ‘Mardy Bum’ y convertirla en la favorita del público hasta que ellos la terminaron odiando; del espíritu adolescente a la madurez temprana; del sonido amateur a la mejor producción imaginable. Diez años pueden ser el inicio y fin de muchas bandas, algunas incluso cuentan con menos años, pero para Arctic Monkeys diez años han significado un largo y exitoso trabajo que seguramente generará mucha anticipación por lo que venga, pero nada de decepción.

Te puede interesar: Mira el documental de los Arctic Monkeys

Arctic Monkeys tomarán un descanso 

***
Fuentes: Spin, NME


Referencias: